AVE que no vuela… a la cazuela (de una vez por todas)

Iba a empezar el post con algo así como “Los abulenses estamos jartos…”. Luego me he dicho a mí mismo que quién soy yo para hablar por todos mis paisanos. Y también he recordado (¡qué cosas!) que “harto” es con hache. Así que empiezo de nuevo: “Este abulense está harto del asunto de la Alta Velocidad”. Ya me he quedado a gusto.

El tema se me hace bola, por no decir que me pone de muy mala leche. Así que, como podrán imaginar, voy a disgusto por mes. El último me lo dio el señor Antolín Sanz, presidente del PP de Ávila, al señalar que el Gobierno de Rajoy no descarta la conexión de Ávila al AVE. Claro, que esto te lo dicen el mismo día que se anuncia un recorte de 10.000 millones en Educación y Sanidad… y se te escapa la risa. Unos días después de presentar la cuantía total del PGE que va a recibir Ávila… y se te saltan las lágrimas.

Según señalaban al día siguiente desde la Plataforma en Defensa del Ferrocarril en Ávila, el coste de las dos opciones que se barajan para la conexión a la Alta Velocidad es elevado: entre 700 y 800 millones para la conexión directa con Segovia, y unos 600 millones para la unión con Santa María La Real de Nieva. Según está la cuestión económica, permítanme que desconfíe muy mucho de que algo así pueda llevarse a la práctica. Ojalá que dentro de un año alguien pueda echarme en cara estas líneas.

Mi sensación, lo tengo que decir así, es que se ríen de nosotros. Se ríen igual que antes lo hizo el PSOE con ese Estudio Funcional que nunca llega y que, según señalan ahora, solo se realizó a medias. En general, aquí llevamos muchos años aguantando que se nos falte el respeto y, mientras tanto, nos toca aguantar las riñas (nivel argumental: ‘Punto Pelota’) entre nuestros representantes políticos: Que la culpa de que no tengamos AVE es tuya… Que tú más… Que si caca-pedo-culo-pis.

Hemos hablado varias veces de estos temas ferroviarios en el blog (ahí va una… por aquí otra… venga viñeta…) y la cosa, decía al principio, me va jartando. Me gustaría que algún político saliera a la palestra para reconocer que no vamos a tener Alta Velocidad, al menos a medio plazo. Estoy convencido de que la mayoría de la gente lo entenderíamos. No pediré que asuman los errores que han cometido unos y otros, solo pido que no me mientan más. Solo si no es mucha molestia.

A %d blogueros les gusta esto: