Un café con… Tony Romero

Llego tarde, apenas unos minutos, entro en el bar, tranquilo, casi vacío. Al fondo de la barra con el Diario de Ávila del día y una cerveza recién pedida me espera Tony Romero, él ha sido puntual. Me ve acercarme, me hace un gesto y cuando la distancia entre nosotros se reduce me tiende la mano amistosamente. Nos saludamos y se acerca el camarero, pido mi café, solo y doble, como siempre…

Hará unos 12 años, cuando comenzaba yo a hacer mis primeras incursiones en el mundo del diseño gráfico, tuve la suerte de coincidir con Tony en un curso intensivo de diseño. Desde entonces hasta la fecha puedo decir que nuestra relación nunca ha sido muy cercana pero siempre la hubo y de forma amable y cordial. Vernos por la calle, saludarnos, interesarnos por trabajo y por el bienestar del otro, lo normal. Mientras el camarero servía mi café Tony me pregunta por mi situación actual, sobre todo, en cuanto a trabajo se refiere. Le cuento, charlamos unos minutos sobre ello pero tampoco mucho, quería que me hablase de él y eso es lo que vengo a contar aquí.

Tony Romero nace en La Habana, Cuba, en 1964. Es una persona humilde, pausada, tranquila, cualidades que se echan de menos hoy en día visto el ritmo de vida que llevamos. Es productor y director de cine. Ya lo era en su tierra natal y ha continuado con la labor una vez afincado en Ávila. Me cuenta que la Universidad de Salamanca se puso en contacto con él, por medio de un amigo, para ofrecerle la posibilidad de gestionar unos talleres sobre Audiovisuales en la Facultad de Magisterio de Ávila. Corría el año 1997 y a finales del mismo cayó por nuestras tierras. Los talleres eran, en principio, para un año pero las cosas bien hechas bien parecen y finalmente se alargaron durante nueve años más. Al no ser su vinculación con la universidad una dedicación a tiempo completo, Tony, se embarca en otros proyectos. El primero de ellos es al año de su llegada y se trata de la Asociación Diferente. Una entidad sin ánimo de lucro que se dedicaría a la producción de documentales. Es importante resaltar que Tony Romero es una persona con mucha conciencia social, preocupado por las injusticias que le rodean, por las desigualdades… De ahí que la mayoría de los trabajos que ha realizado sean documentales o reportajes en los que cuenta una historia, siempre interesante, pero siempre desde dentro. No deja de lado pequeñas ficciones, incluso alguna serie que rodó destinada a la televisión de Guinea Ecuatorial que se podía calificar de comedia pero Tony defiende: “Lo importante para mí es contar historias” las historias que están por debajo de lo que queremos ver, lo que te encuentras en los rincones si quieres mirar.

El primer trabajo resultante de la Asociación Diferente se llamó “Foto de Familia”. Se trataba de un corto documental sobre la situación de una familia dominicana en Ávila. El trabajo trataba de dar continuidad a otros proyectos personales iniciados en Cuba y que versaban sobre los afrocaribeños. Tony habla con mucha ilusión de este corto pues, no en vano, le proporcionó varios premios, uno de ellos de la SGAE, y consiguió con él una repercusión internacional que no esperaba al principio. Para poder desarrollarlo tuvo que contar con el apoyo de otra productora de Valladolid con la que reconoce haber terminado entablando una gran amistad. A este trabajo le siguen otros. Su primera ‘ficción’ data de 2003 y se tituló “Angustia”. Se estrenó oficialmente en el extinto cine Tomás Luis de Victoria y su éxito fue meter a 700 personas en la sala (lleno absoluto) el día de su primera proyección. Destacar que se trata también de un corto, lo que da más valor aún a dicho llenazo.

“Llegar al Cielo”, obra sobre un disidente guineano y vetada en aquel país se estrenó en el Nacional Black Arts Festival en Atlanta city y se proyectó después en Ávila para viajar después a otros espacios como el el Festival de Cine Africano de Tarifa. “Soy música, soy raíz” era un documental sobre músicos africanos en España, “Afran, rostros en la memoria” contaba la historia de un pintor guineano afincado en Italia, “Lo que me dijo Xiomara” dedicado a la artista cubana Xiomara Alfaro, contemporánea de Celia Cruz… Son algunos de sus documentales y cortometrajes durante todo este tiempo que ha estado en su centro neurálgico en Ávila. A todas estas producciones hay que añadirles conferencias, talleres y cursos impartidos por Tony en diferentes lugares como Atlanta, Marruecos, Ávila, A Coruña y sin dejar de acordarme del ciclo de Cine en Formato Joven que hizo en nuestra ciudad y que atrajo a nuestra tierra a actores de reconocida fama como Nancho Novo o Enma Suárez.

Cuando se le pregunta por el futuro cuenta, con cierto recelo, algunos detalles de su próximo estreno previsto para octubre. Selecciona muy bien la información, hay cosas que aún no se pueden contar. Se trata de un largometraje de ficción pero sin dejar de lado la realidad de los personajes que en él aparecen. “Mixto” es un ambicioso proyecto que comienza a gestarse en el año 2004. El inicio de este proyecto implica el cierre de la Asociación Diferente y la apertura de la empresa que actualmente gestiona, TR Movies. “Mixto” es una mirada a la igualdad de oportunidades y trato que reciben las parejas ‘mixtas’, sus protagonistas son dos parejas en las que cada miembro procede de un país distinto y que buscan sobrevivir como pareja a pesar de las condiciones sociales y de sus diferencias culturales. Un relato basado en historias reales. Cuenta con Emilio Buale (actualmente con un papel en la serie La Fuga que se emite en T5), Erinson Veras, Daniela Saludes, Catalina Londoño o Jimmy Roca, así como con otros actores locales, de aquí, de Ávila, como el responsable de Nueva Escena, Juanjo Severo, al que seguro que todos conocéis. La película está rodada íntegramente en Ávila y a falta de unos detalles de sonido está a punto de ser terminada. ¿Qué esperas de esta película? Le pregunto. “De la película, como de la vida, espero muy poco, me gusta que la vida me sorprenda, no me pongo metas”. Considera un éxito el mero hecho de estrenar la película. Lo que venga a partir de ahí será bueno. “Me conformaría con que los abulenses vieran la película. A pesar de contar con actores de fuera este largometraje se ha rodado íntegramente en esta ciudad. Hay mucha gente que ha colaborado para que el proyecto saliese adelante y tengo la deuda moral de terminarlo y proyectarlo en esta ciudad”. Puedo asegurar que el proyecto promete.

Mi café con Tony se alargó más de la cuenta. Os aseguro que la conversación era demasiado interesante. Aquí plasmo solo una pequeña parte de lo que pudimos hablar pero al llegar a las tres horas de conversación fuimos conscientes de que debíamos dejarlo. Estoy seguro de que habríamos hablado durante otras tres horas y la conversación no habría perdido un ápice de interés.

Terminaré con la respuesta que me dio Tony al preguntarle por Ávila. Decía: “Me gusta ser amable con esta ciudad. Muchas veces me han entrado ganas de salir corriendo y dejarla atrás pero pueden más las otras veces que me he sentido protegido entre sus piedras”. Defiende Ávila como una ciudad cómoda para escribir, rodar… Pero sobre todo resalta que “hay muchas historias en Ávila esperando ser contadas desde la honestidad y teniendo en cuenta todo lo que supone vivir en una ciudad castellana y fría”.

Gracias, Tony, por una magnífica conversación. Repetiremos.

No dejéis de visitar los enlaces que os dejo a continuación. En ellos encontraréis más datos sobre Tony Romero y sus proyectos, y no le perdáis de vista, os adelanto que tiene en mente cosas muy interesantes que prometió contarme con detalle cuando “llegue el momento”.

Enlaces: Web de TR Movies
                 Facebook
                Canal YouTube

6 Responses to Un café con… Tony Romero

  1. Serzi says:

    Buen artículo. Una conversación con Tony siempre es interesante y agradable. Seguro que tiene suerte en tus próximos proyectos. Tuve la suerte de realizar un curso de Producción Audiovisual con él hace unos años y aprendí mucho, además de descubrir los entresijos de la producción y la forma de dirigir de Woody Allen. Un saludo.

  2. Iñaki says:

    Yo también conocí a Tony en un curso de producción audiovisual… Hace mucho que no le veo pero recuerdo que durante un tiempo no pude evitar saludarle siempre que le veía, a pesar de que estoy seguro de que no me reconocía. Tiene esa habilidad innata de muchos cubanos para generar simpatía y admiración. Recuerdo sobre todo cómo lamentaba el horror del viraje dictatorial de la revolución de su país, y cómo a pesar de ello mantenía intactas sus convicciones sociales: “No puedo negar que la revolución me enseñó las lecciones más importantes de mi vida. A desconfiar del mercado. A buscarme soluciones de manera proactiva. A defender la cultura, la educación y la sanidad por encima de todo”… decía más o menos, con los ojos húmedos. “Pero el maldito ‘periodo especial’…”. Una gran persona.

  3. Mi primera pregunta es… ¿Quién pagó los cafeses? Y la segunda: ¿Cómo no se te había ocurrido antes esta pseudo-sección antes? No conocía a Tony Romero, pero realmente parece tener mucho que contar.

  4. Pingback: Avicine « Los 4 palos

  5. Pingback: Un café con… Estela Carretero « Los 4 palos

  6. Pingback: Mixto « Los 4 palos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: