Mucho lodo y poco oxígeno

Un poquito más de economía, que es lo que se lleva ahora. Lo malo es escribir del tema después de Alberto y con mis escasos conocimientos sobre el asunto. Así que empezaré citándole: “Las administraciones públicas están lastradas por las facturas de tiempos mejores que no volverán y ahora nos toca andar a todos, justos y pecadores, entre los lodos de aquellos polvos”. Ahí quería llegar yo, pero seguiré dándole a las teclas para ganarme el sueldo.

Y es que traga que te traga, uno acaba por no darse cuenta de donde le vienen los golpes. Digo esto por el anuncio que ha realizado esta semana el teniente de alcalde de Economía, Félix Olmedo, en relación con que sería necesario subir algunas tasas y rebajar contratos, siempre bajo la premisa de que no afecte ni al empleo ni a los Servicios Sociales.

Lo adelantó en la misma rueda de prensa en la que detalló el programa de pago a proveedores, apartado en el que el Consistorio local tiene una deuda total de 14,5 millones (impresionantes las cantidades que se adeudan a FCC, Ávila Bus o Iberdrola). Está bien que se unan estos dos conceptos en un mismo acto informativo. El mensaje queda claro: vais a pagar más por unos servicios de menos calidad debido a que, durante muuuuchos años, aquí hemos vivido por encima de nuestras posibilidades (pidan responsabilidades a otros). Remito al lector, de nuevo, al señor Martín del Pozo, no sin antes alegrarme de que los viajes ya no nos cuesten dinero a las arcas municipales. Lejos quedan esos años en los que gran parte de la corporación local e invitados (hosteleros, por ejemplo, o directores y curritos de medios de comunicación, entre otros) viajábamos por el mundo. ¡Ay (suspiro)! ¡Cuándo éramos ricos (otro suspiro)!

El caso es que se van a subir las tasas, ya veremos cuáles en el pleno del próximo viernes. Y se van a reducir algunos contratos, entre un 15 y un 20 por ciento. Olmedo ha puesto algunos ejemplos: luz, limpieza o actividades deportivas. ¿Cómo reducir la limpieza un 20 por ciento cuando ya se revisó la concesión muy a la baja? ¿De dónde recortar y cómo afectará a nuestras calles? ¿Cómo puede ser que una bajada de tal calibre no afecte al empleo, es decir, no provoque que la empresa se vea obligada a despedir? ¿Qué importa que no se suba el servicio de atención a domicilio (por citar un caso de servicio social) si el mismo usuario tiene que pagar más, por ejemplo, por el impuesto de recogida de basuras (que, además, ofrecerá un peor servicio)? ¿De dónde sacaremos los ciudadanos los fondos para afrontar ese incremento impositivo si la mayor parte estamos al límite?

Con tanta pregunta, uno acaba descubriendo sus limitaciones en asuntos económicos. Como la mayoría, me muevo por el lodazal creyendo en lo que me dicen. “Hay que apretarse el cinturón para salir de la crisis, señores”. Pues dale, hagamos otro agujero y aguantemos la respiración. Y será que el aire me va llegando con dificultad a la cabeza, pero a mí se me ocurre un montón de formas mejores para ahorrar dinero. Así, en plena asfixia y a bote pronto, menos cargos políticos e incluso alguna institución menos.

8 Responses to Mucho lodo y poco oxígeno

  1. Pepe Herráez says:

    Decía está mañana en el twitter que no deja de ser una vergüenza que se tenga que aprobar una Ley de Trasparencia porque “algunos” de los que nos representan “trinquen”.
    “Lo de vivir por encima de nuestras posibilidades” jamás lo he entendido, pero hacerlo con el dinero de todos tiene un nombre, la Fiscalía esta tardando en actuar.
    ¿Sabemos cuanto gana o ganado el alcalde en los diferentes puestos que tiene? ¿Sabemos cuantos liberados que pagamos todos hay? Y ¿asesores? ¿Por qué tenemos que pagar “a escote” dietas, comidas, viajes, coches…? ¡Basta ya de que se vayan de rositas y nadie asuma ninguna responsabilidad!

  2. Alonso says:

    “….y con mis escasos conocimientos sobre el asunto.”
    Hay dos ingredientes que comparto con muchas de las personas que conozco y que de tan frecuentes empiezan a parecerme significativos en esto de la cosa económica. Es el reconocimiento de la ignorancia y el escepticismo que a menudo formulamos en nuestra vida cotidiana con el “ya no me creo nada”.
    Qué pasaría si para explicar esto nos dejáramos llevar por la paranoia conspirativa. Pues que en ese terreno cuadrarían mejor las cosas. Parece bastante claro que hay pocas maneras mejores de manipularnos que haciéndonos ignorantes y descreídos por partes iguales para todo. ¿Estará alguien sacando tajada de todo esto?

    La verdad es que yo creía, antes claro, que la base de la riqueza en nuestra sociedad radicaba en el gasto: si tu te gastas unos euros en el restaurante, en el coche, en cambiar de muebles… el dueño del restaurante, el cocinero, el camarero, el que distribuye los productos, el agricultor y el ganadero, el vendedor de automóviles, el transportista, el fabricante, el currito de la Renault, el carpintero, el que limpia las lunas de los escaparates….. todos viven mejor. Pero resulta que no, que ahora el rollete bueno consiste en no gastar…¡?

  3. Copio un comentario que nos ha hecho llegar Rodrigo por email:

    Me parece escandaloso el gasto efectuado por el Ayuntamiento de Ávila para promocionar la imagen del alcalde y su equipo de Gobierno en los medios de comunicación abulenses durante 2011. Los datos figuran en el listado de proveedores que ha hecho público el Ayuntamiento. Ahí los pueden comprobar. Yo no tengo posibilidad de publicarlo en ningún sitio, por lo que se lo envío a ustedes por si les merece algún comentario no solo la cantidad (140.000 €, o sea, más de 23 millones de pesetas) sino el hecho de que haya que pagarlo con dinero de todos y encima con intereses por culpa de una mala gestión. Gracias

    Diario de Ávila………. 85.116,02 €
    RTVCyL………. 28.043,73 €
    Agencia On……… 10.000,00 €
    COPE………….. 9.950,00 €
    PUNTO RADIO.. 2.360,00 €
    AVILADIGITAL 1.720,00 €
    SER……………. 1.700,00 €

    Total 138.889,75 €

  4. Guillermo B. says:

    A ver, un poco de por favor, que decía el otro… Los Ayuntamientos gastan dinero en medios de comunicación como parte natural y normal de su actividad; no necesariamente se ha de deducir que sea en promoción personal del Alcalde o su equipo… A título de ejemplo (y es algo que habría que cambiar, vive Dios), por ley han de publicar una serie de cosas, como las aprobaciones de los planes urbanísticos, o los contratos sacados a público. Eso puede explicar en cierta medida los números para con Diario.
    Si tomamos la deuda viva como algo que representa la proporción en la que lo gastan (tampoco necesariamente cierto), me sorprende que la emisora líder en audiencia reciba menos dinero que una (la COPE) con mucha menos.

    Lo mismo reza para con las entidades que se mencionan en el post de Alberto, el gasto con muchas de ellas es razonable. No lo es, no obstante, el volumen de lo no pagado, eso viene a decir que la gestión de tesorería ha sido un desastre, y además, la consecuencia por todos conocida de ese desastre es que los proveedores, sabiendo que cobararán tarde y mal, hinchan el coste de sus servicios (cosa que yo también haría, la verdad…)

    Por último, y parezco el paladín de Olmedo, quién lo diría, creo que lo que propone es una forma razonable de tirar. Mirar para atrás, de acuerdo, analizar y pedir cuentas, sí. Pero para que en la situación actual las cosas vayan, no veo otros caminos, la verdad…

    • Pepe Herráez says:

      Para “publicar una serie de cosas, como las aprobaciones de los planes urbanísticos, o los contratos sacados a público” está el Boletín Oficial de la Provincia.

      • Guillermo B. says:

        Sería lo deseable, pero no siempre es así… Léete por ejemplo la ley del Suelo de CyL, verás que hay casos (sobre todo si es el Ayuntamiento el que promueve) en que no es así…

  5. bymoya says:

    Vaya por dios, me equivoque en su día cuando elegí destino, sí hubiese optado por Segovia hoy sería menos castigado. A lo mejor se arregla algo la cosa sí me puedo empadronar en esa ciudad y pagar ahí mis tasas. Pero temo que hasta ese punto tampoco alcance mi libertad. Ni siquiera para escribir ese nombre en las paredes de mi ciudad, que decía Nacha Guevara en la canción.

  6. rondines says:

    Lo que nos debe de hacer reflexionar no es si tenemos que gastar menos ahora para pagar unas deudas que, con seguridad, nosotros no hemos creado. Lo que tenemos que tener muy claro es que los que ahora nos piden eso son los mismos y en Ávila especialmente, que nos han llevado a esta situación. Si antes, en época de bonanza no supieron gestionar y se endeudaron, ¿como pretenden ahora ser los paladines de la vuelta a la buena gestión, o de la transparencia?. ¡Si hasta han tenido que hacer una ley que les obligue a ser transparentes! De aquellos polvos tenemos estos lodos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: