¡La tuya es más grande!

Como han podido imaginar por el título, vamos a hablar de deudas municipales. Si ustedes han imaginado otra cosa, es culpa de su mente sucia. Si han llegado a este post desde un buscador y no están interesados en el apasionante tema del que vamos a hablar, ustedes se lo pierden.

La cosa esta del dinero, o más bien de su ausencia, está muy de moda desde hace un par de años y semana tras semana vuelve al centro de la actualidad encarada desde nuevos ángulos o descubriendo nuevos e interesantes detalles. Por este humilde rincón ya hemos hablado del tema y a grandes rasgos estoy de acuerdo con lo comentado. Estas semanas todos los focos están centrados en las deudas de las administraciones con los proveedores y el plan del Gobierno para sanear sus cuentas. Los datos publicados permiten observar como la gestión de los fondos públicos ha sido en muchos casos lamentable, ciega y cortoplacista. Las administraciones públicas están lastradas por las facturas de tiempos mejores que no volverán y ahora nos toca andar a todos, justos y pecadores, entre los lodos de aquellos polvos. Conviene señalar, eso sí, que no todas las administraciones están con el agua al cuello y que también hay Ayuntamientos y comunidades que, a pesar de la pertinaz crisis, mantienen en buen o regular estado sus cuentas. No todo son catástrofes insalvables en este valle de lágrimas.

El título del post hace referencia a que la gestión de las cuentas públicas suele ser un argumento recurrente en las discusiones políticas, se produzcan estas en los plenos municipales, en los parlamentos o en la barra de un club de alterne. La sabiduría popular nos dice que, corruptelas a parte, la derecha gestiona mejor el dinero que la izquierda, más tendente al derroche y al gasto. ¿Es esto cierto? ¿Se puede comprobar de algún modo?

La pasada semana, cuando se empezaron a conocer las cifras de las facturas que los gobiernos municipales iban a remitir al Ministerio de Hacienda, comenté a Rubén por email que sería interesante que, además del dato en bruto, los medios ofreciesen la cifra de deuda por habitante, mucho más orientativa, y el color del gobierno municipal. Como no he sabido encontrar estas cifras en ningún medio y sé que a ustedes les encantan las tablas con datos, he preparado dos: una con los principales ayuntamientos de la provincia que se han acogido al plan del gobierno central y otra con los ayuntamientos de las capitales de provincia de Castilla y León. Las tablas incluyen las deudas remitidas al Ministerio, la deuda por habitante y el partido en el gobierno municipal desde el año 1995. Esto último no pretende dar respuesta a la duda que les planteaba más arriba (o solo lo hace parcialmente) por varios motivos, pero puede ser un ejercicio curioso y orientativo. Problemas: la deuda de la que estamos hablando es solo con proveedores, no se incluye deuda bancaria ni pasivos, y no todos los ayuntamientos se han acogido al plan, algunos incluso lo han hecho solo de forma parcial. Recordar, por ejemplo, que la deuda viva del Ayuntamiento de Ávila a finales de 2010 era de 47 millones de €. También sería necesario analizar pormenorizadamente de dónde vienen las deudas, si son resultado de una inversión productiva o de la megalomanía de los dirigentes locales, pero reconozco que recabar esa información de cada municipio me supera (aprovecho aquí para recomendar el reportaje que publicó El País el pasado domingo sobre gobierno abierto y transparencia)

Como digo, no podemos extraer una conclusión científica de todo esto, pero podemos comparar, opinar y criticar, que para eso tenemos un blog. Primero los municipios de la provincia (click para ampliar).

Como vemos, el municipio con más deuda por habitante es Piedrahita, seguida de Arenas de San Pedro y de la capital. En Arenas, el consistorio del Partido Popular culpa de la deuda al anterior equipo socialista, aunque a estos no le salen las cuentas y culpan a su vez a gobiernos anteriores, que como vemos en la tabla, fueron todos del PP. En Piedrahita han usado la misma excusa, con el agravante de que aquí echan la culpa de las deudas al equipo municipal que abandonó la Alcaldía en el año 2007. En la capital, por su parte, el consistorio no ha podido echar la culpa a nadie. La únicas conclusiones que podemos extraer de esta tabla es que el PP es endémico de estas tierras y que las victorias socialistas se pueden contar con los dedos de una mano.

Vamos con los datos de las capitales de la Comunidad.

De estos datos podemos extraer dos conclusiones: que seguramente alguien debería estar en la carcel por la situación económica del Ayuntamiento de León (declaran tener deudas por valor de 280 millones, aunque al Ministerio de Economía en el año 2010 solo le constaban 76) y que las deudas no parecen tener color. Valladolid y Segovia, gobernada la primera por el PP durante toda la serie y la segunda por el PSOE durante los últimos años, no se han acogido al Plan por no considerarlo necesario. En Segovia dicen no tener deudas pendientes y en Valladolid, aunque reconocen una deuda de más de 5 millones, dicen poder pagarla sin recurrir al Estado. Por debajo de la media se sitúan Palencia y Salamanca, la primera gobernada por el PSOE durante muchos años, la segunda siempre en la serie por el PP. Ávila y Soria presentan situaciones parejas, a pesar de su distinto color político, y despuntan Zamora y Burgos, en manos del PP de forma mayoritaria.

Las deudas, en definitiva, no parecen ser patrimonio de partidos o ideologías, ni siquiera parecen ser consecuencia inevitable de un modelo de financiación mal desarrollado (aunque sí en parte). Las deudas son herencia de malos gestores que, en mi opinión, deberían asumir responsabilidades por sus actos en los casos más graves.

PS.- Los malos gestores deberían asumir responsabilidades ¿Y los partidos que los eligen? ¿Y los ciudadanos que los votan?

PS2.- Se me olvidaba. El Ayuntamiento de Ávila ha publicado la lista de facturas que ha remitido al Ministerio. Los proveedores están identificados solo con el CIF pero no hay nada que Google no pueda solucionar. Por ejemplo: 75.000€ al Diario de Ávila, 64.000€ a ASPAYM (Asociacion de Parapléjicos y Grandes Minusvalidos de CyL) o 32.000€ a la SGAE. A Telefónica le debe 3 páginas de facturas.

10 Responses to ¡La tuya es más grande!

  1. Excelente artículo, enhorabuena. Añadir que aparte de estas deudas a proveedores hay más deudas todavía. ¡Será por deudas!

  2. Guillermo B. says:

    >>> ¿Y los ciudadanos que los votan?

    Pá mí que es la primera de las responsabilidades… Si llevo el coche a un taller, me cobran un riñón, y encima luego no funciona, al margen de meterles un puro en consumo lo mínimo que puedo hacer es no repetir llevándoselo otra vez.
    Pero claro, si empiezo a analizar si el del taller es partidario o no del aborto, si estaba a favor de la guerra de Irak, o si su concepción respecto a las relaciones laborales para con sus empleados sigue una ética liberal o socialdemócrata, y realmente eso es lo que dicta si llevo o no llevo el coche al taller, mal vamos, la puñetera culpa de lo que me pase será sólo mía.

    Viene esto a decir que elegir un alcalde y una corporación es lo más próximo (y más cuanto menor el municipio) a elegir un presidente de comunidad de vecinos. Las competencias son cercanas, el margen de maniobra escaso si no nulo, y lo que hemos de valorar es la capacidad gestora y las pocas iniciativas que pueda tener con el escaso margen inversor que tuviera. Y por contra (y a las campañas municipales me remito), nos perdemos en meandros idelógicos, entre los que de los más entretenidos está el asignar alcaldes a partidos, cuando (una vez más, en municipios menores) son los partidos los que van al fichaje del seguro alcalde.

    Por lo demás, no me trago que Segovia y Valladolid tengan 0 patatero de deuda con proveedores, que eso no existe. Algo tendrán, a 30, a 60, a 90, a lo que sea… Lo que ocurre es que no se han acogido al plan de Guindos, es decir, que creen muy mucho en su capacidad para no caer en quiebra técnica, y hacer frente a sus pagos.

    Y último comentario, sobre el color político de los últimos años y las deudas contraidas… Esto es como las 24 horas de Le Mans, no me vale achacar la derrota a que el piloto A ha conducido 23 horas y el B sólo 1, por lo que no se puede colegir que A sea malo… Con que B haya tenido un pinchazo en su hora ya nos cargamos lo que pudiera haber sido una carrera perfecta del otro. No digo que sea el caso, pero en lo municipal está tirado dilapidar en una legislatura, por parte de unos, de otros y de epicenos.

  3. Pepe Herráez says:

    Decía mi abuelo que “el que no roba ni jode es porque no tiene donde”. Y yo digo gestionar lo público, lo de TODOS que parece que alguno no lo tiene claro, es tan serio que creo que esta pasando mucho tiempo para que algún gestor vaya camino de Brieva. Ya estoy arto de la dichosa “Ley del embudo”.

    • Alberto Martín del Pozo says:

      Camino de Brieva o de la carcel que sea. Hay algunos casos que claman al cielo (o a donde sea)

      Un saludo

  4. Guillermo B. says:

    Por cierto, Alberto, 4.100.000 euros con FCC que tiene nuestro Ayuntamiento, cuatro milloncejos…475000 con Acqualia, 170000 con Volconsa (y facturas de casi 1.5 años). Y 1240000 con algo llamado Corporación Española de Transportes, que en el fondo es Avilabús…Claro que lo que más me preocupa son los casi 260000 euros a Securitas, que eso quiere decir que el día menos pensado nos roban la Palomilla del Grande…

    • Alberto Martín del Pozo says:

      Esas son de las más altas, pero no las he comentado porque creo que ya han salido en algún medio. Ayer en twitter (me hago cargo de que no estás presente en esa red) comentamos algunas de las que citas. En el post he citado solo algunas de las que me parecen más “curiosas”. Respecto a tu anterior comentario, el caso de Valladolid y Segovia ya los he comentado. Valladolid asume cinco millones de deuda pero afirma poder pagarlos con su “remanente de tesorería”. En el caso de Segovia, el Ayuntamiento asegura que no tiene deuda con proveedores. Ante esa afirmación, poco que añadir. Supongo que las facturas dentro del plazo legal de pago no las considerarán deudas.

      • Guillermo B. says:

        Mil gracias por las aclaraciones, veo que tendré que enchufarme a eso del twitter, muy a mi pesar… pero alguien me tendrá que explicarme cuando un hashtag puede ser un hashtag, y sobre todo, no meterme en ningún follón de friday, o como sea eso… 😉

  5. Un gran trabajo, Alberto. Vamos a tener que subir la clausula a este chico, ya voy avisando. Solo un dato a añadir: según Félix Olmedo, la deuda con proveedores llega a los 14,5 millones. Lo que se pagará ahora son aquellas que no corresponden a administraciones públicas. Y totalmente de acuerdo con Guillermo: ¿Cómo se pueden llegar a tener facturas del calado de Acqualia, FCC o Ávila Bus? Esto ha sido un desparrame durante muchas años, me parece a mí.

  6. bymoya says:

    Lo más triste es que se limpian, frotando tan bien las patitas, que solo dejan la cagada como huella de su paso.
    A un panal de ricas mieles,
    cien mil moscas acudieron
    y todas ellas huyeron
    llenas las manos de bienes.

  7. Pingback: Mucho lodo y poco oxígeno « Los 4 palos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: