Evergetismo y placafilia

Durante la antigüedad greco-latina, esa época en la que todo el mundo vestía túnicas, llevaba hojas de laurel tras las orejas, hablaba rarum, adoraba a dioses paganos y se construía todo de marmol blanco; era frecuente en las orillas del mare nostrum un fenómeno denominado evergetismo. El término no es contemporaneo al fenómeno, fue acuñado por un historiador francés a principios del pasado siglo y popularizado por otro historiador, también francés, en la década de los 70. A grandes rasgos, el término describía una suerte de mecenazgo llevado a cabo por las clases altas hacia la ciudad y sus conciudadanos: la financiación privada de gastos públicas. El evergeta, el donante, regalaba a la ciudad edificios, monumentos, estatuas o fiestas, generalmente con la intención de mejorar su imagen entre la plebe, intentar conseguir un cargo público o agradecer su elección. En muchos casos, las personas que ocupaban los cargos públicos, del emperador hacia abajo, pagaban de su propio bolsillo algunas obras o fiestas de la ciudad con el fin de legitimar su poder. Este tipo de actividad filantrópica fue muy frecuente en Hispania durante el proceso de municipalización y las ciudades, en su afán por emular a la capital del Imperio, se llenaron de teatros, circos, foros y templos pagados por estos evergetas. Edificios que unos siglos después, en el mejor de los casos, acabarían abandonados, ocupados por viviendas o establos para animales y sus materiales reutilizados en kilómetros a la redonda para delicia de arqueólogos con resaca aficionados a las matrices de Harris.

Pensaba yo en esto el pasado domingo mientras veía en la Sexta el programa de Salvados dedicado a las grandes infraestructuras culturales. Como en muchas otras cosas, no hemos cambiado tanto desde aquellos tiempos. Las clases altas, las grandes fortunas y las empresas siguen haciendo buenas obras y donaciones para mejorar su imagen (y para desgravar impuestos) y las personas que ocupan cargos públicos siguen, en buena medida, legitimando su poder mediante grandes obras. La “placafilia”, el gusto por ver tu nombre escrito en un placa inaugural, es un fenómeno frecuente entre nuestros gobernantes, a medio camino entre el evergetismo grecolatino y las grandes tumbas egipcias. Es una forma de pasar a la posteridad llevando a cabo grandes proyectos, magnas obras para el pueblo por las que serás recordado y que llevaran tu nombre. Lo único que ha cambiado es que antes “pagaban ellos” y ahora pagamos a escote. Ahí esta la pirámide de Fraga: la Ciudad de la Cultura, en el monte Gaias, sobre Santiago de Compostela. El Coliseo de Camps: la Ciudad de las Artes y de las Ciencias. El Partenón de Fabra: el Aeropuerto sin aviones de Castellón. La memoria de sus hacedores y las facturas generadas duraran generaciones.

En Ávila también tenemos nuestras cosillas, no se vayan ustedes a creer. A nuestra escala, pero ahí están. Y hablando de grandes infraestructuras culturales, o contenedores culturales, como los llaman ahora los gurús de la materia; que mejor muestra de todo esto que el Lienzo Norte, nuestro lustroso Centro de Congresos y Exposiciones. Es la gran obra de nuestro Alcalde, la gran infraestructura por la que será recordado, la placa que inmortalizará su nombre junto al de los reyes de España.

Voy a reconocer algo: el edificio no me parece especialmente feo, quizá no tanto como para darle un premio, pero una obra de arte al lado del Ma-Moneo del grande. Hablo de estética y de impacto visual, no de sus características arquitectónicas, o de sus capacidades sinfónicas o expositivas. No me disgusta, es verdad, pero también reconozco que cuando hago fotos desde Los Cuatro Postes procuro que no salga en el encuadre o que la persona a retratar se interponga entre el objetivo y el edificio. Y ahora unas cifras, que es lo que ustedes esperan: presupuestado en 24 millones de € en 2007, las obras terminaron a principios de 2009 costando 38 millones. Aunque en funcionamiento desde mediados de 2009, el edificio fue inaugurado oficialmente por los reyes de España a principios de 2010. Y más cifras: a finales de 2009, el Ayuntamiento aseguraba que las aportaciones del Ayuntamiento al centro irían disminuyendo y que en 2012 el Lienzo Norte sería capaz de autofinanciarse.

Bueno, pues ya estamos en 2012 y de aquello poco o nada. En 2010, primer año completo de funcionamiento, el Lienzo Norte perdió 228.338 € a pesar de la inyección por parte del Ayuntamiento de 230.000€. Del año 2011 no he encontrado los resultados (no sé si estarán publicados), pero sí podemos decir que la aportación del Ayuntamiento al mismo fue de 200.000€ según su presupuesto. En 2012, año marcado en teoría para que el centro se autofinanciase, el presupuesto municipal presenta una partida destina al Centro de 348.422,53€. Como podemos ver, a este apartado de las cuentas municipales no han llegado aún los recortes y de la autofinanciación poco se sabe. Hay que tener en cuenta otra cosa: las cifras que hemos dado son transferencias directas por parte del Ayuntamiento pero ¿cuantas de las actividades desarrolladas en el Lienzo Norte han contando con presupuesto público, actos de partidos políticos incluidos?

Sí, es verdad. Las inversiones públicas no siempre tienen que ser rentables económicamente si a cambio se consigue rentabilidad social, externalidades positivas o unicornios de colores. El Lienzo Norte calcula que su impacto en la ciudad estos años ha sido de 35 millones de €. Desconociendo los arcanos métodos de cálculo permitanme, por experiencia propia, dudar de tales cifras. El año pasado el Centro recibio más de 111.000 visitas pero de ellas tan solo 26.000 personas acudieron a congresos, público al que en teoría está destinado el Centro al ser el tipo de visitante que más gasto dejaría en la ciudad.

Y mientras tanto, al otro lado de la galaxia, la cultura de base sobrevive a duras penas, sin apoyo público o al filo del abismo.

Claro que la cultura de base no suele estar acompañada de actos de inauguración, de cortes de cintas ni de placas con nombres.

PS.- Eso sí, si el Ayuntamiento le saca 5 millones de € al Estado, todo resuelto. No hay nada como encontrar alguien a quien echar la culpa.

13 Responses to Evergetismo y placafilia

  1. Guillermo B. dice:

    Grafías mal la palabra, Alberto, o al menos en su etimología aceptada en los tiempos modernos…

    No es evergetas, no, es everjetas, que deriva del anglo “ever”, siempre, perpetuo, y “jetas”, caraduras… Los de hoy es lo que son, que ni para un mísero tribuno de la plebe valdrían…

    Si tomamos las cifras que estima el Lienzo Norte para el 2011, son 18 milloncejos de impacto para los 26000 individuos que dices de los congresos. Es decir, unos 700 euros por congresista, lo que no está nada mal… No me lo trago.

    Por otro lado, es curioso que el año pasado mencionen a 112000 personas involucradas en actividades, y que en el desglose, nos quedemos con 40000 en conciertos, 26000 en congresos, y… ¿qué pasó con las otras 48000? ¿Cuentan acaso el Stock Market como actividad? Vamos, hombre…

    En todo caso, y por repartir leña, no vi en su momento a ningún grupo político de la oposición hacer una manifestación en el Grande en contra del invento, no… Que a toro pasado todo es magnífico. Como no se pronunciaron en contra del convenio que luego recalificó 1 millón de metros cuadrados, o como no lo hicieron con muchas otras cosas.

    • Alberto Martín del Pozo dice:

      Sobre tu último párrafo una cosa. En su día, creo recordar que a finales de 2004 o en 2005, escribí una carta al Diario criticando un gasto que yo entendía exagerado. No me la publicaron, supongo que por falta de calidad, pero si la encuentro en algún rincón de algún viejo disco duro te la paso.

      Un saludo.

      • Guillermo B. dice:

        Por el 2004 o 2005 ya había unas cuantas páginas de entradas en diversos foros abulenses criticando la iniciativa, Alberto… Una carta al Director de la Gacetilla no hubiese añadido mucho al asunto.
        Mi cuestión es más que en pleno municipal faltó una o varias voces que clamaran contra esto. Que movilizando a la gente (oyes, que se van a gastar 18 millones de tus impuestos !!!) se podría haber logrado algo, de haber empezado a tiempo… Pero, ¿quién tiene redaños de ir contra todo un epítome del supuesto beneficio turístico local? ¿Qué grupo político quiere figurar como el aguafiestas? Lo mismo aplica con el tema del CYLOG, seguro que ante una reunión en la que sombríamente se indica que o se hace lo que sea o la Nissan se va, ¿qué político es capaz de aportar moral y ética y decir que aun así, lo que sea no es de recibo???

        Pues eso, que pocos o ninguno, por lo que ahora tenemos estos lodos.

      • Alberto Martín del Pozo dice:

        Lo que te quería decir, Guillermo, es que a mi por aquel entonces también me parecía mal.

  2. P M dice:

    Es duro encontrar la misma basura permanentemente volcada en este blog, convertido en un vómito sobresaturado de DETRITUS SOCIALISTA.

    Es casualidad que ni en Salvados (puaaaaajjjj!) ni en este blog (aaaaajjjjj!) nunca se citan los derroches socialistas cometidos en Cataluña, Baleares, Castilla La Mancha, Extremadura o Andalucía, por poner un ejemplo. Debe ser que ahí NUNCA se han cometido excesos.

    Posiblemente se deba a que el autor se esté beneficiando directamente de alguno de ellos. Pero claro, este personaje carece de todo escrúpulo moral que le impida o al menos le haga sentir cierta vergüenza, no vaya a ser que muerda la mano que le dio de comer. ASCAZO.

    • Guillermo B. dice:

      Argumentos ad hominem… eso sí que es un ascazo y causa vómitos, P M… Y más protegido por un par de letras, y no de frente y por delante…

      Yo llevo desde los orígenes de este blog disintiendo y discutiendo con Alberto. Creo que hay veces donde es cierto que no destila objetividad, que peca de partidismo. Que claramente no llegaría lejos en versión árbitro imparcial o juez aséptico. Pero eso me motiva a intentar compensarlo con mis aportaciones, no a faltarle al respeto. Me impele a aportar, no a faltar.

      Está claro que en algún lugar de los pasados años o décadas se perdió en el sistema educativo, junto a los ríos y montes de España, la enseñanza de la dialéctica… Si hay algo, quizás eso te exima de culpa, P M

  3. Alberto Martín del Pozo dice:

    En primer lugar, gracias a ambos por comentar. Un par de cosas referidas al comentario de P M:

    Lo primero que conviene aclarar es que este post, al igual que el resto, es un opinión personal del que lo firma. De esta situación podemos extraer dos consecuencias. La primera es que los insultos deben ir en singular hacia mi persona y no hacia el colectivo. La segunda, y es un debate en el que ya he entrado, es que mi opinión es evidentemente subjetiva y que considero que así debe ser. Citando a los grandes, las opiniones son como los culos, todos tenemos uno. Yo tengo una, parcial y subjetiva, que expreso en el post y los comentarios están abiertos para que los lectores aporten la suya, igual de parcial y subjetiva.

    Lo segundo que conviene aclarar es que este es un blog centrado en lo abulense y sus cercanías. Esto es un inconveniente a la hora de criticar la gestión de IU, PSOE, UPyD, Equo o Tierra Comunera ya que ninguno de estos partidos ha gobernado la ciudad y el paso del PSOE por la comunidad fue efímero. De todas formas, si profundizamos en los post del blog, también se pueden leer críticas al PSOE y a las demás formaciones, algunas, incluso, firmadas por mi mismo. Lo que no puedo negar es que a la hora de poner ejemplos de placafilia no he citado ninguno de administraciones socialistas. Error mio al que aquí pongo remedio: las setas de Sevilla, el Aeropuerto “privado” de Ciudad Real o la ciudad del Circo de Alcorcón. Esta última, por cierto, aparece en el programa de Salvados. Fue la primera, quizá llegaste tarde a esa parte. Gracias, de parte de todos, por compararnos con ese programa.

    Sobre tu opinión al respecto del tema tratado no sabemos gran cosa. No niegas los números, así que supongo que aceptas que el Ayto. erró en sus previsiones sobre los ingresos y gastos del centro. Yo no creo que el Ayuntamiento lo haga con malicia, ni que quiera hundir la ciudad, ni que sea una representación esencialista del mal absoluto. Simplemente se equivocó y las hemerotecas lo demuestran. Ahora hay que gestionar ese error, que cuesta dinero a los ciudadanos, y que lastra el presupuesto municipal destinado a cultura.

    Lo que no voy a hacer es hablar de mi, porque creo que no viene a cuento, pero tus temores sobre mis ingresos son infundados. Puedes estar tranquilo.

    Por último, uno de los objetivos de este blog, además de exponer nuestras opiniones, es servir de foro de debate. Esto no se puede lograr si las argumentaciones contienen insultos o faltan al respeto de los autores o de los demás comentaristas. Nos gusta contar con todo tipo de opiniones, siempre dentro de estos margenes.

    Un saludo a todos.

  4. Pepe Herráez dice:

    La discusión y el debate son herramientas fundamentales de la democracia. Partiendo de esta premisa desde el principio me gustó este bloc porque ha sido y es capaz de recuperar el gusto por escribir y discutir de política. Y también pienso que en ese sentido esta empezando a ser un foro de agitación y pensamiento. Los que escriben, escriben de lo que les importa y nos importa y opinar y participar es, en todo caso, una cuestión en la que sólo participa la voluntad.
    La educación y el respeto son dos cosas que por suerte no tienen nada que ver con la ideología aunque algunos les cueste entenderlo.
    Me gustas, democracia, porque estás como ausente (Javier Krahe) http://youtu.be/1jL4Dbnv68o

  5. Si te produce asco que alguien defienda su opinión sobre algún tema simplemente porque no concuerda con la tuya, háztelo mirar, es grave.

  6. No hay mayor discutidor con Alberto en la historia que servidor. Entre los 4palos también nos damos palos. Y afortunadamente tenemos a Guillermo, que sería nuestro maestro Astilla…ya que nos da cera de continuo. Cosa que agradecemos.

    Desde el respeto aquí siempre hay hueco. Y cualquiera que lo desee tiene esta página como altavoz para defender ideas ya sean azules, rojas, magentas, verdes o de cualquier tonalidad.

  7. JavieR Arroyo dice:

    Lo primero de todo, mi enhorabuena por crear y mantener este blog. Me parecen muy interesantes las entradas que surgen entre los cuatro palos.
    Respecto al tema que se plantea, “evergetismo y placafilia”, estoy bastante de acuerdo con el autor. Polémicas políticas aparte, en mi modesta opinión, creo que la placafilia es algo endémico de la clase política en general e imagino que no es España el único país en el que esto pasa. Para mí, lo preocupante son las grandes obras en las que el político de turno satisface sus necesidades megalómanas con la excusa de solucionar de una tacada todos los males que aquejan a la ciudadanía. Sin embargo, lo único que consigue aliviar son los bolsillos.

  8. Pingback: Mucho lodo y poco oxígeno « Los 4 palos

  9. Pingback: Turismo: ideas, perspectivas y congresos « Los 4 palos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.204 seguidores

%d personas les gusta esto: