De canto y de cantos

“Me gustaba más el periodismo del XIX. Más desfachatez, menos gabinetes, más investigación, menos bienquedas y hasta se trabajaba en el bar”.  La frase no es mía, es del periodista aragonés Javi Lizaga…pero no lo paguen con él que no creo que sepa ni que esta página existe.

“Habría un debate, un caldo de cultivo amable, un abanico de programas de radio y publicaciones donde los protagonistas más directos aportarían cosas y facilitarían que (…) fuese cercana y palpable. Pero eso, en los tiempos de hipercontrol de la actualidad que nos está tocando vivir (no sé si para siempre), ya no es así.” La frase tampoco es mía y es antigua aunque perfectamente de actualidad. Es de Paco Giménez, periodista del Heraldo, quien alguna vez que otra me habló con pena de lo que se iba viendo venir. En España, por no saber, no sabemos ni vender el show-business (full-access) de los americanos. Ornat – que no creo ni que recuerde a este mico poco hablador (en la maña Ciudad Deportiva suele hacer frío en diversos aspectos del término) – directamente asegura que ya no le gusta el fútbol. Y lo dice alguien que escribe de ello como pocos.

No he venido a hablar de fútbol sino de periodismo, un poco. De si lo deberíamos seguir llamando periodismo o directamente industria del espectáculo. Baste decir que mis últimas investigaciones periodísticas de relieve únicamente tienen que ver con este blog: comprobar hastiado que sigue habiendo gente que escribe con diferentes nombres y mismo ordenador para fomentar escaramuzas de baja estofa. Darse la razón a uno mismo es un trolleo habitual pero debe resultar aburrido hasta para el perpetrador.

Tampoco quería perderme por ahí, perdonen la espesura. Todo eso me ha venido a la cabeza tras leer que el “Premio Cantos” (conocido anteriormente como el premio que distingue a quien dificulta el trabajo de los periodistasahora ha pasado a ser “dada la controversia que habitualmente suscitaba el premio Cantos (un) premio (que) tenga un carácter más amable y simpático, valorando ciertas actitudes diferenciadoras y singulares de los galardonados”. Lo dice la FAPE. Si ya ni atizamos en unos premios con gracejo…

El caso es que el ganador ha sido “Juan Antonio Chamorro, concejal socialista en el Consistorio avilés, de quien el jurado ha destacado su original y singular discurso y el hecho de que sea un político atípico y muy diferente a los que los periodistas normalmente estamos acostumbrados a tratar.” 

Aaajám. Decepción grande me llevé al leer la explicación. Yo que pensaba que el premio iba a ser una puyita por una oposición blandiblú… y no. Es por el original y singular discurso. Tan singular que fueron cuatro palos votos ¡vaya palo! Confieso no vivir en Ávila ni leerme religiosamente la prensa de Ávila pero sí soy votante en Ávila y lector habitual de noticias relacionadas con Ávila. Pues bien, cuando oigo Chamorro sólo me sale el término ecociudad. No recuerdo un debate ni una propuesta. Tal vez me equivoque, será por la distancia, pero diría que su presencia y tirón mediático no debe resultar muy elevado. Estaré equivocado.

Ya sé que no rima tanto como “Cantos y Santos” pero si se van a mantener los premios en esa calibración propongo que pasen a llamarse “Premios  Santos y De Canto”. Porque ese premio es ponerse de canto. Ahora mismo no tengo aquí el historial de ganadores pero creo recordar que me faltaba alguno evidente en el cantos para que se hiciera justicia. El arte de medrar e intimidar es bien conocido por nuestras tierras . Ni mucho menos hablo de Chamorro en este caso, aclaro para que no quede duda. Pienso en otros despachos. Nunca pertenecí a la asociación, tampoco se me pidió. Un renacuajo poco importaba y menos uno tan verde. Juraría que nunca votamos casi ninguno de los que vivíamos el día a día del poner y quitar cables. En mi casa votaba el jefe. Y el jefe (el peor que yo haya sufrido nunca) iba a sus intereses, poco periodísticos. Ya está colocado.

En cualquier caso alabo que hace un par de años se premiara  a los trabajadores en paro y espero que la Asociación trabaje en el futuro para bien.  Falta le hace a este gremio que jamás estuvo unido ni falta que hizo…

…pero que al menos hasta ahora no había perdido sus raíces casi por completo. Poco queda. El desánimo cunde en veteranos y noveles.

El periodismo, si no molesta, si está de canto, poco merece.

17 Responses to De canto y de cantos

  1. Guillermo B. says:

    Vaya por delante el que yo tan sólo he pisado una facultad de periodismo para ir al bar o para intentar ligar con las féminas que sí que acudían por motivos docentes. La de la Complu, con ese diseño heredado de una prisión americana, aportaba morbo al siempre infructuoso intento de aproximación al sexo opuesto.
    Es decir, que del tema conozco lo que un lector impenitente desde la infancia (el “Ya” al que estaba suscrito mi abuelo) puede saber. Mucha prensa, radio, tele, e incluso internet ahora.
    Y compartiendo el desánimo de Rubén, no quiero caer en el manriquiano adagio de los tiempos pasados. Estoy seguro de que en tiempos de Mariano José, también había plumíferos inaguantables, vendidos al poder o incapaces de enhebrar dos razonamientos en una historia. Y de que también habría (y más en los galdosianos años de la alternacia) gabinetes periodísticos y otras zarandajas. Incluso, por haber, había seudónimos, harto usados en trifulcas en prensa, precursoras claras de las tortas que ahora nos atizamos en blogs y foros.
    Lo que sí es claro, y muchísimo más en lo local, es que el periodismo investigador, el que se mueve por desvelar y comunicar la verdad, está decayendo. ¿Cuándo ha sido la última vez que un medio local ha destapado algún asunto? Y no será por falta de ellos. Todos, prensa escrita, digital, radio, televisión, se limitan a servir de altavoz para las declaraciones de unos y de otros, o se limitan a reproducir los comunicados de prensa, pero no añaden ni un esfuerzo por complementar, corregir o desmentir los datos, ni un juicio crítico sobre lo escuchado y tan psitácidamente (perdón) repetido.
    Por no hacer, ya ni algo tan intrínseco como es la crítica de los espectáculos acontece en lo local. Si hay un concierto, bueno sea y magnífico el resultado, independientemente de la calida o las pífias de los intérpretes. Si una conferencia, más de lo mismo. Y ya, el colmo del colmo, la crítica taurina, que se caracteriza por el incorformismo y por rehuir de la posibilidad de la faena perfecta, también es todo vivas y loas. El único reducto para el análisis crítico queda para con la actuación arbitral en los partidos del Ávila. Y ya es triste..
    Concuerdo en que si los premios Cantos y Santos ya caen en la crítica de la forma y no del fondo, es que estamos tocando suelo, y eso, miremos el lado positivo, indica el camino de la recuperación (o al menos frena el del descenso).
    Triste ciudad ésta, donde en un entorno de hombres mordedores de perros, los periodistas siguen fijándose sólo en el pobre chucho que ataca la espinilla…

    • Trapseia says:

      Con este singular discurso, el premio Cantos de los4palos lo tienes asegurado

      Habiendo habido una dictadura, no cualquier tiempo pasado fue mejor. No nos pomgamos así No quería hablar de aquí de España ni de algo concreto. Hablo del espíritu. Siguen quedando periodistas peleones pero el sistema ha propiciado que el “hipercontrol” sea fuerte y en esas aguas hay que nadar. Pocos hacen el salmón, muchos llevan flotador y los tiburones llevan Epo (yo también quiero el Cantos)

      • Guillermo B. says:

        >>> el premio Cantos de los4palos lo tienes asegurado

        No despreciando el Cantos de los 4palos, Rubén, que para mí sería un orgullo, he de confesarte que, escritor frustrado que soy, siempre soñé con poder levantar a mi mujer un día y repetir aquello de Campmany: “Conchita, hazme un café que con este artículo acabo de ganar el Cavia…” Aunque, como él decía, tardará tiempo en nacer, sí es que nace, alguien que justificase semejante prodigio elegíaco…

        Un abrazo, y no nos refugiemos en el “sistema”, que en el fondo no es sino la venda que nos ponemos para justificar nuestro miedo al abismo, a la aventura. Hagamos el salmón, o por lo menos, de la modesta chinche acuática, que sabe andar sobre el líquido elemento sin hundirse.

      • Trapseia says:

        No es ser anti sistema por volverme anarquista. Ni siquiera tengo flauta pero metería bastante tijera hasta que no quedara chinche

        Pd: con lo del Cavia me has dejado torcuato 😉

  2. Pepe herráez says:

    Que pocos espacios abiertos (libres) hay en Ávila… El gran geriátrico se está quedando a oscuras porque no hay dinero para cambiar las bombillas que se funden. ¿Hacemos algo?

  3. Guillermo B. says:

    Abundando en la escasez, pero en otro ámbito: el de los columnistas en prensa local…
    ¿Alguno se salvaría de la quema? ¿Alguno valdría para ser iluminado por la linterna de Diógenes? Ya no hablo de técnica, de estilo, de atrevimiento en la forma, que ójala, sino en el fondo. Temas banales, repetidos, evidentes e intuidos, cual preguntas de examen de profesor a las puertas de la jubilación. Cuando no auténticas soflamas y doradas de píldora al poder desde tribuna pública, que sonrojan al más curtido en estas lides (se me viene a la cabeza una contraportada actual en la Gacetilla cierto día de la semana).
    Que yo recuerde, la última vez que he leído como algo fresco (y abulense) una columna en prensa local fue en los tiempos de la que publicaba Juan Ruiz Ayucar en el Diario, sobre sus andanzas y ocurrencias en la canallesca noche abulense en días previos. Desde aquello, se salva alguna colaboración esporádica (por supuesto de grandes firmas: Jiménez Lozano sigue haciendo con su pluma gala y honor a su segundo apellido; Don Gerardo Luciano es y será siempre un maestro de la palabra exacta; cada aparición de Don José Belmonte es un lujo para el intelecto), pero lo demás es baldío, prescindible.
    ¿Tan difícil es? Si cualquiera de los post de éste y muchos otros blogs abulenses valen mil veces más… ¿Cuesta tanto…? Dos arrobas de ingenio y un par de costales de sabia mezcla de ironía, humor o arrebato indignado no parecen ser cima inalcanzable, que talento en Ávila nos sobra. ¿Se ha perdido o no se enseña ya el articulismo en facultades periodísticas? ¿El miedo al folio en blanco se ha vuelto endémico en el valle Amblés?
    Y conste que, si bien el 90% de mi queja va para con Diario, Tribuna hasta la fecha no ha mostrado aportar mucho más en lo que a columnistas se refiere.
    En fin.

    PD. Anticipándome, pues ya me ha pasado anteriormente, al comentario obvio, yo no quiero ser columnista, por mucho que paradojicamente quiera ganar el Cavia. Precisamente los años de lectura de muchos, unidos a un innato don para la apreciación estética y la autocrítica me evitan la vergüenza de transitar sendas que no debo. Mi impericia para la apostilla, que tanto me gusta, colma ya mis ansias.

    • Guillermo B. says:

      Decía Gerardo Diego en “Brindis” que con un sólo alumno de verdad, un discípulo, podría resarcirle de los miles de zoquetes que le tocarían como profesor… De la misma manera, me regocijo yo hoy, porque tan sólo una columna en la Gacetilla (¡¡¡ en la Gacetilla !!!) hoy me ha venido a resarcir de todos los sinsabores, de todas las horas quemándome los ojos leyendo vanas y vacuas prosas. Diógenes ya puede ir apagando la linterna, yo puedo ir comiéndome mi párrafo anterior con un poco de mostaza de aderezo, en general todos andamos de enhorabuena.
      No es que hoy don Héctor Jiménez haya firmado una contrapartida plena de razón, de lógica, de lectura amable y de pensamiento hondo, cantando las verdades del barquero que por otro lado no son tan difíciles de cantar, y dando a cada cual su parte en este sinsentido de huida hacia adelante en lo que a infraestructuras toca. No. Es que además, lo ha hecho citando por fin en prensa escrita a los que últimamente más están haciendo por abrir ventanas de diálogo y de pensamiento en nuestras tierras, vosotros, amigos 4 palos.
      Le honra no sólo el saber ser crítico a contracorriente (incluso a contra el Director, como menciona) para con la megalomanía infraestructural que nos ha acongojado los últimos años, sino además le honra el reconocer que los debates acontecen al margen de las líneas oficiales (vanos debates municipales cada mes, editoriales insulsos, redil boletines calcados de emisora en emisora…). Que existen otros lares, sea éste, o sea el twitter donde parece que se mantienen interesantes debates (a pesar de lo cual me niego a entrar en ello, carca que es uno).
      Gracias de todo corazón. Don Héctor no es que haya ganado un fiel lector, que servidor ya lo era, pero sí que ha alegrado la mañana a uno. Espero que para él, como para Gerardo Diego, eso sea pago más que suficiente a su tarea.

  4. trapseia says:

    Bien dices. También entra en el ámbito de este artículo criticar ese punto. Son necesarios directores que sean sagaces, atrapen las mejores firmas, las protejan de injerencias externas.

    Dirán que no hay mucho dinero pero tampoco creo que los que vaya yo ahora mismo a decir fueron muy caros de convencer: ya lo hacen gratis. Si yo fuera jefe (que no quiero serlo) no se me escapaban por ejemplo 3: Alberto Martín del Pozo, Supermon y el Camarada Bakunin. Ya sé que no entran en la línea ideológica, pero ahí estaría la grandeza.

    “Temas banales, repetidos, evidentes e intuidos”. Y no parece que Tribuna esté aprovechando el nicho tampoco.

    • Guillermo B. says:

      ¡¡¡Si esos tres columnaran el Diario, no daba abasto mi pluma en cartas al Director rebatiéndolos, por llevar la contraria!!! Buen trío, sí señor. Y ninguno tendría que haber sido diplomático en la ex Yugoslavia para publicar…

  5. FDO says:

    No parece adecuado que ustedes, en su blog, investiguen las IP de quienes escriben. Pueden hacerlo, pero parece que lo que hacen es investigar por no sé sabe qué motivos, No me gusta.

    • Juan Luis del Pozo says:

      Vale todo lo que responde Pablo pero, por matizar…
      No hacemos nada raro. Accediendo al panel de administración de WordPress para escribir una entrada hay una pestaña llamada ‘Comentarios’ donde aparece el nombre, el correo y la dirección IP del que comenta. Igual hablar de ‘investigar’ es decir demasiado y se trata, simplemente, de observar. Como puedes comprobar, los comentarios están abiertos y no pasan moderación previa a su publicación, no creo que sea malo que nos fijemos un poco en quién comenta las entradas.

      • Trapseia says:

        Mis conocimientos son demasiado rudimentarios. Es lo que explica Willy. Canta tanto que lo ve cualquier admin con ojos

      • Guillermo B. says:

        Perdón por seguir el off-topic, pero es una pregunta de no iniciado en estos temas (con el consabido riesgo de que me llame amiguete Santi.. ;-))

        Entiendo que las IP’s caseras tienden a ser dinámicas, por lo que es difícil saber exáctamente si alquien la utiliza con varios nombres (salvo que la cosa sea muy inmediata en el tiempo, durante la misma asignación).

        Y también entiendo que hay casos de organismos y empresas en las que las IP’s internas son todas transladadas a una misma externa (NAT). Vamos, que de ser así en el Ayuntamiento, tanto Chamorro como el Alcalde participando en estas páginas aparecerían con la misma IP.

        Teniendo esto en cuenta, ¿es fácil discernir en qué casos hablamos de una personalidad escindida, y en cuales de varias personas en un mismo entorno?

        Gracias de antemano.

      • trapseia says:

        Yo diría que es correcto todo lo que dices. La pena es que no hay que volar a dependencias tan altas para encontrar multipersonalidades tan claras y descuidadas

  6. Qué gran verdad que muchos ‘Cantos’ de libro siguen de rositas. Gente que intimida, como dices, hay varios. Totalmente de acuerdo con Rubén en que el premio ha perdido su esencia y, tal y como se plantea ahora, no le veo mucho sentido.

    FDO, nadie investiga a nadie ni hay ningún motivo oculto. Los comentarios están abiertos para todos, incluso lectores con personalidad múltiple. Por saber tu opinión, ¿escribir con distintos nombres sí te parece adecuado?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: