Expoliadores, piteros, ladrones y patrimonio histórico

Es posible que ya lo haya comentado por aquí, pero por si no es así o alguien lo ha olvidado, vuelvo a contarlo. Antes de dedicarme a lo que ahora ocupa mi tiempo, la caza de gamusinos en campo abierto y su cría en cautividad, estuve un tiempo trabajando en el mundillo arqueológico. Ya saben: andar por el campo mirando al suelo, manejo avanzado de pico y pala, realización de agujeros de tendencia cuadrangular según un supuesto método científico, etc. Aunque la realidad arqueológica tiene mucho menos glamour que las películas de Indiana Jones o Lara Croft y, en general, es mucho más mundana que la imagen que se proyecta de ella en los medios de comunicación (no todo es Atapuerca o las campañas en Egipto), la arqueología es una profesión apasionante.

Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta el arqueólogo en su día a día, junto a la falta de dinero público y las sobredosis de cerveza, son los expoliadores; personas que, por su propia iniciativa o por encargo, acceden a los yacimientos y roban parte del patrimonio común. En el fondo, “expoliar” y “expoliador” son solo eufemismos de “robar” y “ladrón”. Una variedad especialmente dañina y molesta de esta subespecie humana son los denominamos, en el argot profesional, piteros. Gente en apariencia normal que armada con detectores de metales rastrean los yacimientos arqueológicos perpetrando agujeros allí donde la dichosa maquinita se pone a pitar. Buscan monedas, principalmente, pero muchas veces te destrozan un yacimiento con una agurejo de 50×50 por un mísero clavo oxidado o una tachuela herrumbrosa. (Ojo: no confundir a esta gentuza con los intérpretes de flauta de tres agujeros y tamboril, también conocidos como piteros y a los que mandamos un saludo musical desde aquí)

Por desgracia, parece que esta fea costumbre ha llegado no solo a los yacimientos arqueológicos del entorno de Ávila, donde ya eran conocidos, sino también a la misma ciudad. Esta semana, en las páginas virtuales del recien estrenado medio Tribuna de Ávila, se nos informaba de que el Ayuntamiento iba a comenzar una campaña de concienciación tras detectar piteros en el entorno de las murallas y de otros yacimientos arqueológicos del término municipal. Junto a la celebración de unas charlas, el Ayuntamiento se plantea la edición de un tríptico informativo sobre la necesaria protección del patrimonio. Bienvenidas sean estas acciones y desde aquí, en nuestro indisimulado y conocido afán por aportar nuestro granito de arena en pos del bien común, propongo al Ayuntamiento que el citado tríptico esté ilustrado con fotografías de la villa romana de San Nicolás, del cementario musulmán del Mercadona y del fastuoso hotel de Las Gordillas; ejemplos, todos lo sabemos, del buen hacer de nuestro Ayuntamiento defendiendo nuestro patrimonio.

La verdad es que corren malos tiempo (entre otras cosas) para el patrimonio, en especial en esta comunidad nuestra tan rica en cultura, en arte y en historia; pero tan pobre en lo demás. Las noticias tristes en este campo se han sucedido en los últimos meses. El robo a pico y pala de la escena central del mosaico de la villa romana de Baños de Valdearados, el saqueo del yacimiento de Clunia Sulpicia o el robo de las joyas de la virgen de la Fuencisla, en la vecina Segovia. De estos, tan solo el último suceso se ha resuelto de forma positiva. (Por no hablar, ya fuera de las fronteras de nuestra comunidad, de la desaparición del Codex Calixtinus)

Estos son los casos más llamativos, pero no los únicos. Nuestro patrimonio histórico y cultural desaparece día a día, degradado paulatinamente por el paso del tiempo y el desinterés de ciudadanos e instituciones. La asociación Hispania Nostra, una entidad sin ánimo de lucro nacida en 1976 y dedicada a la defensa y promoción del patrimonio cultural, elabora una lista roja con el patrimonio histórico y cultural en riesgo. Por desgracia, Castilla y León ocupa la cabeza de esa lista con 141 enclaves en serio peligro, de los cuales ocho (en realidad siete y medio, han retirado Extramuros) son abulenses. Junto al ya mencionado Convento de Santa María de Jesús (Las Gordillas) aparecen, por ejemplo, la Iglesia de San Nicolás de Bari de Arévalo, el Convento de Santo Domingo en Piedrahita o el Monasterio de San Jerónimo de Guisando, en el Tiemblo. A la lista le acompañan unas pequeñas fichas con la historia y situación de cada monumento y unas fotos de su estado. Aunque en muchos casos las fotos son pequeñas y no se pueden ampliar, merece la pena darse un paseo por la lista. Es un paseo terrible, un deambular entre ruinas decrépitas que nos hablan de otros tiempos y de nosotros mismos, pero es un ejercicio necesario para tomar conciencia de todas las riquezas que estamos dejando escapar entre los dedos.

Es hora de poner freno, entre todos, a esta situación. La presión ejercida por la ciudadanía y por la Asociación de Madrigaleños en Defensa de su Patrimonio para salvar el Convento de Extramuros es un buen ejemplo. Recuerden: el expolio es un delito. Si ustedes ven a alguien deambulando por la ciudad o por sus alrededores armado con un detector de metales, llamen a la policía.

PS.- La imagen que ilustra el post es de la portada del antiguo Hospital de Santa Escolástica. Parte olvidada del patrimonio abulense.

17 Responses to Expoliadores, piteros, ladrones y patrimonio histórico

  1. Guillermo B. dice:

    En pruridad, expoliar es “despojar con violencia o con maldad o injusticia grande”…

    Es decir, que si voy con el detecta pero sin agredir nada y además de buen rollito, no expolio, no expolio… ;-)

    El concepto “patrimonio de todos” está claro, pero si yo pierdo 2 euros hoy en la calle y mañana te los encuentras tú, entonces son tuyos (el pitero playero, vamos). Si lo haces la semana que viene, también… Pero si pasan 100 años, ¿entonces son patrimonio de todos? No tengo claro cuando un sestercio deja de ser una unidad monetaria y pasa a ser entente colectiva…

    Un abrazote, y al margen de la pregunta anterior, todo el apoyo en pro de lo poco que nos queda de lo que un día fuimos y ya nunca seremos…

  2. Fer dice:

    A lo mejor me equivoco, pero creo que la situación de Ávila no ha llegado a ser tan chunga como la de la vecina Salamanca: hasta hace poco la UNESCO ha amenazado a la ciudad con retirarle el título de Patrimonio de la Humanidad si llevaba a cabo diversos proyectos que alterarían (por enésima vez) el aspecto del casco histórico.
    Lo mismo -por repartir críticas, digo- es que esos inspectores de la UNESCO no han visto el edificio de Moneo o la aberración de Lienzo Norte…

    PD: a los piteros les hacía yo una pitera con un pico oxidado.

  3. bymoya dice:

    Pues parece fácil la solución, suprimiendo unos cuantos cargos de comisarios políticos, dará para contratar abundosos restauradores y vigilantes.

  4. Alberto Martín del Pozo dice:

    Bueno Guillermo, si no consideramos violencia el uso del pico y la pala, siempre podemos considerar que el robo del patrimonio común es algo realizado con maldad o injusticia grande.

    De todas formas, por concretar un poco más, la definición de expolio que da la ley vigente es un poco más amplia. La ley de patrimonio (16/1985) dice lo siguiente: “A los efectos de la presente Ley se entiende por expoliación toda acción u omisión que ponga en peligro de pérdida o destrucción todos o alguno de los valores de los bienes que integran el Patrimonio Histórico Español o perturbe el cumplimiento de su función social.”

    Y, respondiendo a tu segunda pregunta, define el Patrimonio Historíco como “los inmuebles y objetos muebles de interés artístico, histórico, paleontológico, arqueológico, etnográfico, científico o técnico. También forman parte del mismo el patrimonio documental y bibliográfico, los yacimientos y zonas arqueológicas, así como los sitios naturales, jardines y parques, que tengan valor artístico, histórico o antropológico” No hay, como ves, una cifra mágica de antigüedad por la cual algo pasa a ser patrimonio histórico. La ley de CyL dice más o menos lo mismo. Hay algunas diferencias a la hora de otorgar esa “denominación” a bienes muebles, inmuebles o arqueológicos pero en principio, tampoco pretendo profundizar mucho en el tema, cualquier cosa, independientemente de su antigüedad puede ser patrimonio histórico, cultural o artístico si así lo considera la Administración, a la que hemos de suponer capacitada para decidir sobre estos cosas, aconsejada o no por bachilleres y entendidos en la materia.

    Fer, nosotros también tuvimos y tenemos nuestros más y nuestros menos con la UNESCO y con ICOMOS. Con el edificio del Grande también nos amenazaron con retirarnos el título de Patrimonio de la Humanidad y ultimamente el Alcalde tiene sus más y sus menos con la organización por un aparcamiento subterraneo que quiere ubicar junto a la muralla. Te pongo unos enlaces por si quieres echar un ojo.

    http://www.abc.es/hemeroteca/historico-11-08-2003/abc/Cultura/a-la-unesco-no-le-gusta-el-edificio-de-moneo-para-el-mercado-grande-de-avila_200558.html

    http://www.patrimoniocastillayleon.org/avila/ObrasGrande0.php

    http://decapitadoporhereje.wordpress.com/2011/02/23/el-alcalde-de-avila-y-su-aparcamiento-episodio-127/

    bymoya, algún político hemos de dejar, que si no luego no tenemos a nadie para poner la primera piedra y cortar la cinta inaugural. :)

    Un abrazo a todos y gracias por comentar.

    • david dice:

      Hola. Me dedico a la detección deportiva desde hace años y en mi vida me he metido en un yacimiento. Ni siquiera en sus proximidades. Voy por pinares o tierras de cultivo ya cosechadas. Por esto me resulta especialmente ofensivo éste articulo tan inteligente y los comentarios que hacéis al respecto. Te parecería justo que te llamase pederasta por mirarle los pechos a una niña? Es lo mismo? Diras que tu nunca le harias nada a una niña. Yo tampoco a un yacimiento … y como yo miles.Si alguien entra en un yacimiento debe de pagar por su error EL. No el resto.

  5. Guillermo B. dice:

    Mil gracias por el curso legislativo-arqueológico, Alberto… Como me decía mi abuela, nunca te has de acostar…

    Sigo diciendo, no obstante, que me parece alucinante que el orinal que es objeto de rechazo y despreciado por sus usuarios, y denostado socialmente, se convierta siglos más tarde en bien codiciado. Me planteo qué pasará en el 5634 con los condones usados de nuestra era que aparezcan en las excavaciones arqueológicas de los barrios sin construir del extrarradio urbano abulense…

    Lo del expolio, como no podía ser de otra forma, lo tomé de la DRAE. Pero si otros le otorgan otras definiciones, bien sea.

    Saludos

  6. Alonso dice:

    Que ya puestos… ¿No se podría pedir que quitasen la zona azul de debajo de la portada de Santa Escolástica?. Se pierden 2 plazas de aparcamiento y a cambio se protege un poco más el monumento, se permite al público interesado verlo entero y además se le puede hacer una foto sin un coche delante.

    saludos

    • Alberto Martín del Pozo dice:

      Pues no sería mal comienzo, la verdad.

      • Guillermo B. dice:

        Corregidme, que a buen seguro hace falta… ¿No era en éste antiguo Hospital donde planean los monjes de la Santa o el Obispado o alguien hacer un albergue de peregrinos??? Lo digo porque entonces estará sin duda mucho menos olvidado, y quizás las plazas de aparcamiento fueran necesarias…

      • Alberto Martín del Pozo dice:

        Algo así. Creo que la idea de recuperar este espacio se enmarcaba dentro del proyecto del CITES, como albergue-residencia para los estudiantes del centro. Hablo de memoria, así que tampoco me hagáis mucho caso. De todas formas, hace mucho que no se habla del proyecto. En lo que lo ponen en marcha, quizá estén esperando la llegada del AVE, eliminar las dos plazas de aparcamiento que hay frente a la portada gótica, como dice Alonso, no supone mucho esfuerzo y mejoraría la conservación y visibilidad de los restos.

  7. Pingback: 12 meses, 12 entradas « Los 4 palos

  8. Pingback: Nos caen tres palos | Los 4 palos

  9. buscador incansable. dice:

    Alberto tu ignorancia es supina ,tu palabrería cursi ,y tu maldad muy grande.ANALFABETO REFINADO.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.223 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: