Un sorteo de mierda

¿Con qué cara se presenta un tío delante de un comerciante local o de un hostelero de la zona centro y le dice: “Quiero hacer la caca de la vaca”? La respuesta lógica sería: “Pues te faltan 400 kilos y caminar a cuatro patas por no hablar del asunto de los cuernos…” 

Ésta ha sido la nueva idea que han tenido desde el equipo de fútbol local para intentar recaudar algún dinero. El Real Ávila quiere dividir el estadio de fútbol Adolfo Suárez en un total de 25.000 rectángulos imaginarios debidamente acotados por coordenadas, entiendo, y numerarlos para venderlos en forma de papeletas. En el mes de junio, tras algún partido ya sea oficial o amistoso, se saca una vaca al terreno de juego y se la deja corretear a sus anchas esperando que el animal cague. No me he vuelto loco, esto funciona así. Una vez depositada la hez se mide, con la ayuda de un GPS en qué cuadrícula exacta del campo ha caído y a qué número de papeleta (o papeletas) corresponde y el poseedor de esa parcelita de terreno de juego será el ganador (o ganadores si la bobina mierda cae entre dos o más cuadrículas) de 15.000 euracos para gastar durante un año en comercio local.

Me van a disculpar pero las cuentas se me antojan difíciles. ¿De verdad esperan vender 25.000 papeletas? Me parece una cifra complicada de alcanzar. De hecho creo que es más fácil hacer y vender 10.000 papeletas de 5 euros que 25.000 de dos. Entiendo que quien participe en tan original sorteo lo hará más por su cercanía al club que por cualquier otro motivo y el método empleado para el sorteo puede atraer a curiosos pero dudo que a tantos.

Por otro lado hay que saber que se degustará ese mismo día carne de la raza Avileña mientras se espera a que la res, de la misma raza, haga sus cositas. Me surge una pregunta, ¿Cuánto cuesta preparar el dichoso sorteo? Traer la vaca, la degustación, papeletas… Qué número de papeletas vendidas convierten el sorteo en rentable para el Ávila. Recordemos que, de vender todas las papeletas, la recaudación sería de 50.000 euros a los que restar los gastos entendiendo que los 15.000 del premio salen de dicha recaudación.

Espero que esta iniciativa funcione y no le salga a pérdidas al club. Confío que el Ávila no se quede en vender 2.000 o 3.000 papeletas y, encima de no ver ni un duro, les toque pagar porque la vaca decida hacer sus necesidades sobre uno de los pocos espacios que se hayan vendido aunque supongo que llegados a dicha situación se suspendería el sorteo alegando que la vaca está estreñida o similares.

Termino con unas preguntas: ¿Sacarán previamente un listado de las zonas de campo que se han vendido suponiendo que no se llegue a vender la totalidad? ¿Indicarán previamente qué zona corresponde con cada número de papeleta para evitar posibles fraudes?

No sé pero para mí que esto tiene lagunas…

P.D.: Una vaca caga entre 15 y 20 veces al día. Si llega al campo recién aliviada la cosa no se alargaría más que un partido de fútbol, mientras a zamparse a su prima!!!

*El título es por aludir a la caca y tal, eh? Que nadie se me ofenda…

A %d blogueros les gusta esto: