A la una, a las dos y a las tres

Hoy salimos de la capital. Nos vamos hacia el sur, hacia la localidad abulense de Pedro Bernardo. Si recuerdan no han pasado dos meses desde que el pueblo aparecía en los medios por una ‘polémica’ con Iberdrola. La empresa eléctrica le cortaba la luz a las dependencias municipales por impago de facturas.  El Ayuntamiento del pueblo debía a la compañía eléctrica un monto cercano a los 60.000 euros y la situación se salvó gracias a un adelanto de 6.000 y el compromiso firme de hacer frente a dicha deuda.

El jueves, el municipio situado en el Valle del Tiétar, saltaba otra vez a la primera plana de la información por otro asunto económico. El Alcalde había convocado un pleno extraordinario para ponerse un sueldo de 1.200 euros al mes y otro de 600 euros a la primera Teniente de Alcalde. Lo curioso que el Edil había renunciado a dicho sueldo al principio de la legislatura, sueldo, por otra parte, que sí cobraba la anterior Alcaldesa.

Yo no quiero valorar si el señor Alberto Sánchez Navas es merecedor o no de dicho sueldo. No estoy suficientemente informado y, la verdad, me preocupa poco. Lo que me llama la atención de esta noticia son las circunstancias que concurren hasta la aprobación de los salarios en el pleno del día 2 de febrero. No era la primera vez que la propuesta iba a un pleno municipal y en las dos ocasiones anteriores en que se propuso se rechazó por el resto de partidos que tienen representación en el Ayuntamiento y se desestimó. Para que se pongan en situación, en Pedro Bernardo hay cuatro partidos políticos con representación. El Partido Popular, partido que gobierna y al que pertenece Alberto Sánchez, posee tres representantes en los plenos al igual que el Partido de Castilla y León (PCyL) al que pertenece la anterior Alcaldesa y que representa el grueso de la oposición. Los otros dos partidos son Candidatura Independiente de Pedro Bernardo (CIPB) que posee dos concejales y la agrupación Izquierda Unida que tiene uno (aquí los resultados). Para que la propuesta salga adelante el Alcalde necesitaba varios apoyos. Fácil, ¿verdad? Le apoyan los dos concejales de CIPB y adelante… Pues no, señor. Ahí está lo raro. Recibió el apoyo de IU y tan solo el de uno de los concejales de CIPB.

Solo planteo un par de dudas que cada vez que lío más con esto de la política. Izquierda Unida apoyando al Partido Popular en tantos frentes (Extremadura, como caso más llamativo) ¿estarán pensando en pasar a ser Derecha Unida? Por otra parte, demasiado independientes estos del CIPB que ni siquiera sus dos concejales votan lo mismo, ¿n0?

Termino. ¿Qué ha cambiado de los anteriores plenos al del pasado día 2 de febrero para que se apruebe en éste último algo que se había rechazado en varias ocasiones? ¿Qué y a quién se le ha prometido algo que no se sabe? ¿Y lo de Iberdrola? ¿De repente tienen dinero de sobra?

Lo dicho. Que cada vez entiendo menos…

A %d blogueros les gusta esto: