Infantería perdida

Es Lunes 30 de Enero cuando escribo esto, ayer para el lector.  Junto a la mesa tengo un diario As con Pouso, entrenador del Mirandés, a toda plana. “Encuentro con los ases en Miranda” destaca el rotativo. El periódico de Prisa lleva a sus primeros espada (Relaño a la cabeza) hasta el Ebro a un encuentro con los héroes de la Copa. Estará el propio Pouso, el calvo de Oro, el alcalde de Miranda, presidente…  Onda Cero también anuncia que hará su programa desde la ciudad burgalesa. Focos, focos y más focos sobre la gesta de Anduva.

Envidia sana no, lo siguiente

Castilla y León, campeón de Europa

A su izquierda tienen una foto que le he robado al gran Jorge Barrera. Si la Wikipedia no falla…23 de Marzo de 2008. Un tal Pablo Infante abre el marcador en El Vendrell. Castilla y León se adelanta en la final del VI Campeonato de las Regiones. Esa selección (la nuestra) acabaría ganando posteriormente el entorchado europeo. Campeones continentales del fútbol modesto.

Pero volvamos a ese partido. Andalucía empata por dos veces. La cosa se va a penaltis.  Infante tira el primero… y falla. El resto no fallaría y nuestro portero estuvo de diez. El arquero era Félix, el gato del Adaja. Y entre los goleadores…Jorgito Barrera y Ruibinho. Mucha fuerza del imperio abulense para lograr ese día de felicidad.

Sí, queridos amigos agorer que tantas veces os habéis metido con los equipos de la ciudad diciendo que “tenemos unos equipos de mierda” o “en los partidos grandes siempre fallan”.  Sí, agorer de mis entretelas…

…yo he visto a Pablo Infante demostrar su calidad jugando contra el Real Ávila. Yo he disfrutado de un modesto equipo encarnado peleando como jabatos en un envidiable campo de Anduva. No por sus gradas modernas y gigantescas sino por el buen trato de la gente, la animosidad, el ambiente de fútbol modesto, sano y combativo.  Yo he visto a los nuestros: a Barrera, a Félix, a Rui, a Gustavo, a Anel, a Tyrone, a Durantez, a Ramses, a Barto, a Juanjo Ríos, a Pedrito Arquero. Yo he visto a grandes capitanes del fútbol modesto pasar por mil batallas a la orilla del Adaja y en otras plazas con hierba, tierra o preduscos. Con 2 cojones edition.

Pero es más…yo he visto a Caja Segovia ser trending topic en Twitter y no por la excelente gestión milenaria de Atilano Soto sino por dar un recital de combatividad (con Teledeporte en directo) frente al todopoderoso transatlántico del Fútbol Club Barcelona.  Yo he visto a Banca Cívica  – Caja de Burgos salir en todos los telediarios del país en las camisetas del Mirandés. Yo he visto a Miranda de Ebro en la calle. He visto a los chavales con la camiseta de sus jugadores, he visto a una ciudad ilusionada y orgullosa. He visto a un equipo que marcará a una generación que siempre se sentirá identificada con estos guerreros de la pelota que demostraron que sin grandes millones pero con ilusión Sí se podía.

Yo he visto a Caja de Ávila… ah no, no, no. Que no he visto a Caja de Ávila ni se la espera en ninguna parte. Y como Bankia aún menos.

De hecho…fuera de Ávila, fuera de la Comunidad…se escucha hablar de Ávila, de milagro, si el Obila juega contra el equipo del lugar.

Ahora que tantas veces en esto del turismo oímos hablar de la milonga de los impactos publicitarios…aquí tienen una de “impactos”. Miranda, Segovia…una vez más poblaciones que no difieren tanto de la nuestra, demostrando que Sí se puede, sin grandes millonadas, impactar en el imaginario colectivo. Por no hablar de ilusionar a una ciudad muerta (aquí hablo de la nuestra).

Son malos tiempos para el patrocinio en general, también para el deportivo. Si antes no se apostaba por ello menos se va a hacer ahora. Pero hagan un ejercicio conmigo… cada vez que vean a una luz administrativa utilizar hasta el desgaste absoluto la expresión“comercialización e internacionalización”   ríanse. Ríanse mucho. Tanta feria de turismo, tanto impacto perdido en titulares huecos.

Porque si cobráramos a los políticos una cuota por usar palabras tan largas como vacías de contenido no haría falta el céntimo sanitario. Ríanse porque es sano y lloren por dentro porque una vez más aquí la única infantería es la perdida. Nuestros héroes modestos son tan reales como los que hoy vemos en las portadas de los periódicos. La excepción es que lamentablemente aquí nadie creerá en ellos, nadie creerá que en Ávila algo así es posible.

Por eso en esto, como en tantas cosas, así nos va.

14 Responses to Infantería perdida

  1. Guillermo B. says:

    >>> Yo he visto a Caja de Ávila… ah no, no, no. Que no he visto a Caja de Ávila ni se la espera en ninguna parte. Y como Bankia aún menos.

    Perdona, pero yo sí que he visto a Caja de Ávila, he vibrado con ellas (en el buen y deportivo sentido, ojo), el pabellón de San Antonio se ha venido abajo con el abulense y leísta grito de “este partido `le` vamos a ganar”… He sentido los verdes colores, nuestras chicas de voley, con el patrocinio (breve eso sí) de la Caja ha dejado nombre en Europa, han peleado por una Copa de la Reina, se han codeado con lo mejorcito de la División de Honor…
    ¿Qué pasa, que el voley no existió?

  2. Joer, Guillermo…que por el perenne ánimo de llevar la contraria me escribas esto… Me refiero a ahora mismo, a este momento, a cómo Caja de Ávila ya no está ni se la espera

    “Ah, esperen, que sí lo hubo. Vale, está bien, no es que el voleibol sea un deporte de masas. No hay más que ver el maltrecho estado de la llamada “Superliga” tanto en chicos como en chicas. Pero ese equipo paseaba el nombre de la ciudad por Europa. Yo mismo era socio y disfrutaba de aquellas jornadas continentales, esos partidos con el invencible Marichal, los piques con Burgos. Kaput. Desapareció.”

    Enlace: http://los4palos.com/2011/07/06/y-despues-de-sastre-la-nada/

    Conmigo en el voleibol pinchas hueso, Guillermo.

  3. Guillermo B. says:

    >>> que por el perenne ánimo de llevar la contraria me escribas esto…

    Mil gracias ;-(

    • Rubén Negro says:

      No te me ofendas, carajo, que no me negarás que si hay un hueco en la argumentación diriges hacia allí tu flecha con presteza. Seguro que en reencarnaciones pasadas diste guerra en la Grecia de los argumentos (siempre pensé que Del Pozo, Alberto Martín tuvo que ser un batallador sofista… y a buen seguro que enfrente estaba Guillermo B. no dejándole un resquicio)

      • Guillermo B. says:

        >>> que no me negarás que si hay un hueco en la argumentación

        Así es que reconoces el hueco… Me alegro… Y no es enfado…
        Prefiero el sofismo contrario a la loa constante. Creo que se saca más jugo a las cosas. Pero perdón por las formas.

        • Rubén Negro says:

          No reconozco que haya hueco, sino que si retuerces el artículo me sacas el Caja de Avila de voleibol cuando estoy hablando de presente y no de pasado. Y más aún cuando en este mismo blog he hablado un par de veces de nuestro viejo voleibol, del deporte que alguna vez nos ilusionó y que ahora no lo hace.

          Por concluir por mi parte con esta parte de la pelea te cito en una antigua “pelea” con Camarada Bakunin

          “Razón no te falta, Camarada, en que una cierta parte de tocapelotismo me ampara.”

          Set y partido! 😉

      • Guillermo B. says:

        Partido y campeonato, si quieres, que lo mío no es competitivo, insisto… Que la búsqueda del resquicio argumental es una/mi forma (no agradable al escribiente, lo admito) de explorar y aumentar. Nunca he negado el tocapelotismo, como te digo justo arriba, lo prefiero un millón de veces al pelotismo del “qué bonito, qué bin, como estoy de acuerdo, viva viva”…
        Y leyendo tu artículo no colegí el aquí y ahora, y quise romper una lanza por el patrocinio cajero, que hay que dar al César lo que es suyo de cuando en cuando. A título de ejemplo, cuando descendió también perdió ayudas de la Junta

        http://estaticos.elmundo.es/documentos/2011/01/13/Ayudasdeporte.pdf

        Saludos en plancha

  4. siempredani says:

    Colosal artículo. AÚPA ÁVILA, AÚPA MIRANDÉS!!!

  5. Patricia says:

    Genial como siempre. Lo peor de todo no es solo que no se apueste por el deporte local, que no se hace ni con patrocinios ni con apoyo públicos (es lo que hay, no queda dinero en ningún sitio). Lo peor es que a la gente le da lo mismo.

    • Correcto, es lo que quiero decir esta vez. Más allá de hablar de patrocinios y tal, hablo de que la ilusión se da por muerta antes de verla nacer. Como si merecieramos eternamente la condena de la losa encima, la muralla sobre la espalda, la tortuga sobre el futuro

    • Guillermo B. says:

      >>> que no se apueste por el deporte local, que no se hace ni con patrocinios ni con apoyo públicos (es lo que hay, no queda dinero en ningún sitio).

      Volviendo a la casilla 1 del juego, creo que no esntiendo esto… El deporte es algo sano, que hacemos para sentirnos mejor, para sublimar ansias guerreras en incruentas competiciones, y para pasárnoslo bien. Desde ese punto de vista, unas zapatillas, una pelota de cualquier tipo, y un cacho de descampado, y subvenciones, ninguna.

      Resulta que alguien empezó a cobrar por ver a otros hacer deporte, y la cosa se torció. Y ahora hablamos, ¡acabose! del “deporte profesional”.

      Y luego, acabamos convirtiendo este nuevo espectáculo cotizante en un producto de marketing a vender a bancos, ayuntamientos o tiendas de alimentación.

      En serio, no lo comprendo… Pero supondo que es así.

      Y Rubén, la ilusión no se gana con patrocinios, como bien sabes. Se gana metiendo el gusanillo en la gente, abriendo los estadios, haciendo jugar a los locales aunque se pierda, abriéndose a la sociedad y no al Milan, etc. etc. etc. Seguro que la Cebrereña tiene más ilusión que muchos equipos locales.

      • Rubén Negro says:

        Pero como vivimos en un mundo en el que la peseta manda… sin un apoyo no se va a ninguna parte. El patrocinio permite que los chavales lleven equipación, que puedan viajar a Las Navas, Cebreros. Que sí, que el Mirandés es admirable y trabaja mejor que cualquier equipo de nuestra ciudad… pero tiene 1 millón 200 mil euros de presupuesto. Si no no habría dinero para pagar ni infantes ni almirantes ni leones ni cachorros.

        Por otra parte, dinero mueve a dinero, ilusión mueve a presencia, presencia mueve a dinero, mueve a medios lo cual mueve de nuevo a dinero… es decir, que apostando por el deporte se puede llegar a tener más “impacto” que dejándose dineros en stands chiripitifláuticos en ferias perdidas. Que apostar por el deporte siempre es sano y puede tener un feedback (en presencia, en ilusión, en salud, en todo) que es mejor que dejarse los tercios en otras muchas materias.

  6. Jorge Barrera says:

    Totalmente de acuerdo!!! Muchas veces no hay que mirar mas allá de nosotros mismos para ver la grandeza.

  7. eugtorres says:

    El artículo genial ,totalmente de acuerdo con todas tus reflexiones.¡pero qué cara se vende la inteligencia!…hay quién no entiende nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: