Radares

Voy a escribir hoy a favor de algo sobre lo que puedo estar también en contra dependiendo del estado de ánimo: los radares. Cojo aire y lo suelto: que me gustaría que hubiera radares en Ávila. Definitivamente se me ha ido la chaveta.

Mi querido Del Pozo Alberto Martín debe estar mirando la pantalla con extrañeza. Una de nuestras fuentes principales de discusión internáutica son precisamente estos aparatejos. Él como contumaz peatón y autobusero de pro suele reñirme cuando me chivo de la ubicación de radares móviles o cuando protesto ante la presencia de guardias civiles cazamultas escondidos en la ruta. “Es cuestión de cumplir las normas de circulación” me suele reprochar. Yo intento hacerle ver que no siempre es sencillo…que a veces vas más pendiente de pasar de 100 a 80 que de la propia circulación, que tienes que acelerar porque por detrás te va apretando un camión, que pasan cosas que hacen que cumplir al 100% las normas de circulación sean casi un imposible. Para más información visitar a Mr.T

Ojo, que tampoco voy de conductor modélico, que tengo mis cosillas de las que tampoco es cuestión de vanagloriarse. Pero quicir que no todo es blanco o negro. En cualquier caso aquí he venido a hablar de otra cosa: los radares en ciudad. Y ahí sí que estoy de acuerdo.

Estoy acostumbrado, en Zaragoza y ahora en Valladolid, a que haya un motorcillo interno en mi cabeza que me haga recordar que no puedo pasar de 50 kilómetros hora. Ya sea por la proliferación de radares o por la existencia del llamado multacar (además de por la evidente presencia de los peatones) la verdad es que por ciudad no suelo pisar prácticamente nada. No puedo decir lo mismo de mi llegada a Ávila. Sea por Madrid o por Valladolid, esas avenidas de cuatro carriles incitan a darle zapatilla al asunto. Alguna vez he visto frenazos espectaculares por ver por allí escondido a algún vehículo de la policía local. Eso sí…generalmente no están, lógicamente. Y seguimos pisando.

No sé cuánto costará poner en marcha el invento, si es rentable, si hay fórmulas mixtas. Algo así como “usted corre con el gasto de la instalación de radares, me paga taitantos euros a mi como ayuntamiento y se queda con lo recaudado”. No tengo ni idea, pero imagino que hay sistemas. En cualquier caso lo veo más eficaz que poner semáforos cazasaltarines (pa´dos semáforos que tenemos) o tropecientos badenes al ataque del amortiguador. No sé si se habrá estudiado en algún pleno o comisión.

Seguramente me acordaré de mi mismo si algún día se pusiera en marcha y me llegara una eventual multa pero ahí va mi propuesta: un buen radarcito entre la escuela de policía y el mercadona, que controlara ambos sentidos. Otro a la altura de Nissan-Bomberos-Velatorios que ahí se pone uno en cuarta en un momento. Otro por el Sabeco. Y a respetar al peatón y de paso a recaudar con felicidad y facilidad, que hay mucho parking por proyectar y plan general que ordenurbanizar, carajo.

12 Responses to Radares

  1. Pepe Herráez says:

    De mi época en las Asociaciones de Vecinos recuerdo una de nuestras propuestas, “el policía de barrio” conocido, cercano, nuestro…
    Propuesta que por el tipo de ciudad pequeña y manejable que era y es Ávila yo defendía con vehemencia. Tuvimos alguna experiencia con la policía nacional y sus escúteres pero que no terminó de cuajar, porque estoy convencido se confundía policía, vecino, cercanía con policía, vecino confidente.
    Hoy sigo defendiendo, que prefiero ver a la policía con ese punto pedagógico que nunca debió perder, a no el represivo y castigador que tiene también cuando se esconde para ver si nos pilla.
    Por cierto dos cosas más, una, la policía local tiene coches con radares que si que usa en esas tres entradas/salidas de Ávila que mencionas Rubén, y dos, no estaría mal que la policía paseara más y dejara un poco los vehículos.

  2. Yo no pondría el radar en esas avenidas anchas y con visibilidad por las que, además, no circulan demasiados peatones… ¡Lo pondría en las calles estrechitas, adoquinadas y con curvas en las que, explíquenme por qué, la velocidad máxima permitida es la misma que en las vías mencionadas más arriba!

    Como peatón me acojona mucho más cruzar por algunos sitios la calle Francisco Gallego, Jesús del Gran Poder o Doctor Jesús Galán, que la carretera de Valladolid o la de Madrid. Y como conductor voy mucho más despacito y prevenido por las primeras que por las segundas.

    Radares sí. Límites de velocidad genéricos y absurdos no.

  3. Guillermo B. says:

    Apoyo al Camarada… Un radar en sentido ascendente o descendente en Jorge Santayana (carretera de Valladolid) a la altura de Nissan o de Cesvimap es un radar en la mitad justa de una avenida de doble carril, de casi 1 Km de longitud, sin pasos peatonales, ni tampoco tráfico de peatones cruzando de uno a otro lado. La limitación a 50 kms en este caso se sostiene poco, quizás por aquello de limitarla genéricamente en casco urbano.

    Tiene mucho más sentido otras vías, el Paseo de Don Carmelo, Juan Pablo I, etc etc…

    Y por lo demás, si nos ponemos tiquis, lo suyo sería un sistema con aviones no tripulados que controlasen la velocidad real y punta de todos y cada uno de los vehículos en la ciudad. Seguramente ya lo tienen inventado los USA, no sería más que un spin-off más de lo militar a lo civil.

    O si no, un radar de tramo múltiple, con chequeo de comienzo en la salida del Carrefour, y múltiples chequeos de llegada en cada garaje particular… 😉

  4. Pues yo no creo mucho en los radares. Y más aún si son fijos. Uno suele frenar al acercarse y vuelve acelerar al pasarlos. Lo del “multacar” puede ser una solución, pero, claro está, siempre que no se dirija exclusivamente a sanear las arcas municipales

    http://www.antena3.com/ponlefreno/noticias/radar-girona-caza-mas-130-conductores-cada-dia_2012010500020.html

    La apreciación que hace Camarada Bakunin no es ninguna tontería.

    Por cierto, que en Ávila el mayor número de atropellos se han producido en el último año en la Avenida Hornos Caleros.

  5. Alberto Martín del Pozo says:

    Que Rubén pida radares me parece (casí) una victoria personal.

    En la metrópoli (cof, cof) donde vivo el Ayto. dice haber recaudado durante 2011 con radares móviles la friolera de 750000 € en multas por exceso de velocidad. No tengo a mano el presupuesto municipal, pero es un buen pellizco y además de contribuir a las arcar siempre necesitadas de la administración mejora mucho la seguridad ciudadana. Como ninguno de los presentes ha estado por aquí, no se hacen una idea del peligro que suponía en algunas vías el exceso de velocidad de determinados vehículos. Otra nota sobre mi metrópoli siguiendo lo apuntado por el Camarada, aquí si existen límites de velocidad distintos dependiendo del tipo de la vía.

    Profundizando en el tema, sobre radares y multas, a mi lo que de verdad me gustaría es que la cuantía de las multas estuviese relacionada con la capacidad económica del infractor. Sí, ya sé que esto es una químera, pero tendría un interesante efecto igualador. Si a mi me plantan una multa de 1000 euros (cosa complicada, no me dan las piernas para superar los límites) me destrozan, si se la plantan a Botín o a Amancio Ortega, le hacen cosquillas en la cartera. Lo de los puntos contribuye, todos tenemos los mismos puntos y perdemos los mismos por las infracciones, pero podría estudiarse. (Nosotros los rojos, siempre jodiendo al prójimo y acabando con la libertad y los derechos)

    • Guillermo B. says:

      Y por las mismas, ¿modificamos el código penal para que una sentencia de privación de libertad sea variable en función de la vitalidad y sociabilidad del condenado? Total, a un depresivo compulsivo y asocial, el que le metan 15 años se la refanfinfla, mientras que a un tío que ande saliendo de juerga todos los días con un par de meses ya le haces polvo… ;-))

      El sistema de puntos es más igualitario, y conductor (y mucho) que soy, te puedo garantizar que tras su entrada, el número de burradas ha bajado una barbaridad. Es cierto que hay sobreexcesos de velocidad, pero se ha recortado el ala derecha de la gausiana..

      • Alberto Martín del Pozo says:

        Me apunto lo de la privación variable de la libertad en función de la vitalidad del sujeto. Quizá lo proponga como enmienda a la ponencia marco en Sevilla, si encuentro un hueco para ella. Todo sea por jorobar al vecino y recortar la libertad, los derechos humanos y la convención de Ginebra.

        Ya dije que lo de los puntos me parecía estupendo, como elemento igualador, y que la política de seguridad vial es de los más salvable de las pasadas legislaturas, pero si a la retirada de los tres primeros puntos le acompañara una multa de un tercio de la renta mensual (o un quinto, que a mi el tamaño de la cerveza me da igual) en lugar de una cantidad fija…

        Es un alivio comprobar que no coincidimos en todo, Guillermo. Se va enderezando el año. 🙂

  6. Guillermo B. says:

    Pues mira, si hubieras dicho que en vez de un tercio de la renta mensual la multa era de un 1 o 2 % del patrimonio, hubiéramos coincidido, y el año seguiría torcido… 😉 … menos mal.

    Por cierto, veo que Paramio sigue activo, a ver si le mando un whatsapp sobre lo tuyo…

    http://es.wikipedia.org/wiki/Ludolfo_Paramio

  7. bymoya says:

    Pues ni una ni otra, la cosa democrática pasa por mirar hacia la Europa civilizada y ver como se regula la libertad del ciudadano motorizado, que aquí mucho hemos empeorado en ese sentido vamos, que estamos más reprimidos que antes de 1975.

    • Pues si miramos al resto de Europa… veremos que hay menos infractores porque se sanciona más y en mayor cuantía que aquí. ¿Por qué nadie se salta un semáforo en Bélgica ni en Holanda? Porque casi todos los semáforos te hacen un retrato si te los saltas.

      ¿Represión? Allí donde el criterio del ciudadano es insuficiente para que no haga el cabrón, sí.

      • Guillermo B. says:

        Claro que sí, Camarada… y con ánimus provocandus, propongo que ya en esa línea se ponga un control de tráfico y contenido en la conexión ADSL o 3G de cada individuo, que detecte la descarga (sea P2P u otra) de contenidos protegidos con copyright, que en ese tema el criterio ciudadano anda algo maltrecho… 😉

        Un saludo reprimido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: