Infantería perdida

Es Lunes 30 de Enero cuando escribo esto, ayer para el lector.  Junto a la mesa tengo un diario As con Pouso, entrenador del Mirandés, a toda plana. “Encuentro con los ases en Miranda” destaca el rotativo. El periódico de Prisa lleva a sus primeros espada (Relaño a la cabeza) hasta el Ebro a un encuentro con los héroes de la Copa. Estará el propio Pouso, el calvo de Oro, el alcalde de Miranda, presidente…  Onda Cero también anuncia que hará su programa desde la ciudad burgalesa. Focos, focos y más focos sobre la gesta de Anduva.

Envidia sana no, lo siguiente

Castilla y León, campeón de Europa

A su izquierda tienen una foto que le he robado al gran Jorge Barrera. Si la Wikipedia no falla…23 de Marzo de 2008. Un tal Pablo Infante abre el marcador en El Vendrell. Castilla y León se adelanta en la final del VI Campeonato de las Regiones. Esa selección (la nuestra) acabaría ganando posteriormente el entorchado europeo. Campeones continentales del fútbol modesto.

Pero volvamos a ese partido. Andalucía empata por dos veces. La cosa se va a penaltis.  Infante tira el primero… y falla. El resto no fallaría y nuestro portero estuvo de diez. El arquero era Félix, el gato del Adaja. Y entre los goleadores…Jorgito Barrera y Ruibinho. Mucha fuerza del imperio abulense para lograr ese día de felicidad.

Sí, queridos amigos agorer que tantas veces os habéis metido con los equipos de la ciudad diciendo que “tenemos unos equipos de mierda” o “en los partidos grandes siempre fallan”.  Sí, agorer de mis entretelas…

…yo he visto a Pablo Infante demostrar su calidad jugando contra el Real Ávila. Yo he disfrutado de un modesto equipo encarnado peleando como jabatos en un envidiable campo de Anduva. No por sus gradas modernas y gigantescas sino por el buen trato de la gente, la animosidad, el ambiente de fútbol modesto, sano y combativo.  Yo he visto a los nuestros: a Barrera, a Félix, a Rui, a Gustavo, a Anel, a Tyrone, a Durantez, a Ramses, a Barto, a Juanjo Ríos, a Pedrito Arquero. Yo he visto a grandes capitanes del fútbol modesto pasar por mil batallas a la orilla del Adaja y en otras plazas con hierba, tierra o preduscos. Con 2 cojones edition.

Pero es más…yo he visto a Caja Segovia ser trending topic en Twitter y no por la excelente gestión milenaria de Atilano Soto sino por dar un recital de combatividad (con Teledeporte en directo) frente al todopoderoso transatlántico del Fútbol Club Barcelona.  Yo he visto a Banca Cívica  – Caja de Burgos salir en todos los telediarios del país en las camisetas del Mirandés. Yo he visto a Miranda de Ebro en la calle. He visto a los chavales con la camiseta de sus jugadores, he visto a una ciudad ilusionada y orgullosa. He visto a un equipo que marcará a una generación que siempre se sentirá identificada con estos guerreros de la pelota que demostraron que sin grandes millones pero con ilusión Sí se podía.

Yo he visto a Caja de Ávila… ah no, no, no. Que no he visto a Caja de Ávila ni se la espera en ninguna parte. Y como Bankia aún menos.

De hecho…fuera de Ávila, fuera de la Comunidad…se escucha hablar de Ávila, de milagro, si el Obila juega contra el equipo del lugar.

Ahora que tantas veces en esto del turismo oímos hablar de la milonga de los impactos publicitarios…aquí tienen una de “impactos”. Miranda, Segovia…una vez más poblaciones que no difieren tanto de la nuestra, demostrando que Sí se puede, sin grandes millonadas, impactar en el imaginario colectivo. Por no hablar de ilusionar a una ciudad muerta (aquí hablo de la nuestra).

Son malos tiempos para el patrocinio en general, también para el deportivo. Si antes no se apostaba por ello menos se va a hacer ahora. Pero hagan un ejercicio conmigo… cada vez que vean a una luz administrativa utilizar hasta el desgaste absoluto la expresión“comercialización e internacionalización”   ríanse. Ríanse mucho. Tanta feria de turismo, tanto impacto perdido en titulares huecos.

Porque si cobráramos a los políticos una cuota por usar palabras tan largas como vacías de contenido no haría falta el céntimo sanitario. Ríanse porque es sano y lloren por dentro porque una vez más aquí la única infantería es la perdida. Nuestros héroes modestos son tan reales como los que hoy vemos en las portadas de los periódicos. La excepción es que lamentablemente aquí nadie creerá en ellos, nadie creerá que en Ávila algo así es posible.

Por eso en esto, como en tantas cosas, así nos va.

Chiss_Cremallera

by Illo

¿Vivirías en el centro?

Esta semana ando un poco espeso de ideas, deben haber presentado un ERE las musas sin mi autorización, y no soy capaz de sacar un tema medianamente original para esta cita semanal. Se me han ocurrido un par de cosas, un par de entradas centradas en temas históricos, de esas con las que relleno cuando la actualidad no da para que me meta con nadie, pero ambas me van a llevar un tiempo del que ahora no dispongo así que por el momento se quedan para más adelante. Por todo esto, el objetivo de esta entrada solo es compartir con ustedes una reflexión deslavazada sobre un tema que apareció en la entrada que Pablo dedicó el otro día al futuro del Mercado de Abastos y que también fue mencionado en los comentarios. En realidad, esta entrada bien podía ser un comentario extenso de la suya.

Decía Pablo que el centro de la ciudad se muere y estoy de acuerdo con él al igual que lo estaban los comentaristas de la entrada. Dentro de las murallas viven o, mejor dicho, están censadas, apenas 3300 personas. Unos 7000 en todo el centro si añadimos a las personas censadas en la zona que va desde el Grande (aka Plaza de Santa Teresa) hasta San Roque y las cifran decrecen año tras año mientras la población de la ciudad aumenta. Y junto al descenso de los habitantes, descienden los negocios y los servicios dedicados a ellos, creando uno de esos maravillosos círculos viciosos a los que tan acostumbrados nos tiene nuestra economía. ¿Por qué sucede esto?

 La despoblación del casco histórico no es un problema exclusivamente abulense. En casi todas las ciudades, la población abandona progresivamente el centro para desplazarse a la periferia, a barrios de nueva creación mejor dotados de servicios, más accesibles y con mejores y más modernas viviendas. En el fondo es una decisión económicamente lógica. Si pusiésemos en una balanza las características de las viviendas y de sus entornos o si hiciésemos una lista de pros y contras, los barrios nuevos vencerían claramente al centro. Piensen en Ávila y comparen una vivienda, por ejemplo, de la Calle del Tostado con alguna de la zona sur, incluso con algún piso hipotético de segunda mano en la Toledana, por no irnos hasta las zonas más nuevas. Comparen servicios, accesibilidad, entorno, vida, etc. ¿Cuántos supermercados tienes cerca de la Calle el Tostado para hacer la compra y cuantos cerca de, digamos, la Calle Juan de Yepes? ¿Aparcamiento? ¿Paradas de autobús? ¿Peluquerías? ¿Panaderías? ¿El chino más cercano?

 Una de las variables a comparar es el difuso concepto de “vida” de una zona y otra y aquí entra el juego el concepto que la población y su Ayuntamiento tienen de la ciudad dónde viven. ¿Qué es para un abulense el centro histórico? ¿Una zona por dónde pasear, hacer papeles del Ayuntamiento, tomar algo y llevar a las visitas? ¿Qué posibilidades ofrece el centro a emprendedores/comerciantes/tenderos? ¿Es una ubicación posible para cualquier tipo de negocio o tan solo el lugar perfecto para poner otro bar/restaurante/hotel? ¿Qué es el centro para el Ayuntamiento? ¿Una zona turística los fines de semana y fiestas de guardar y la sede de las principales instituciones los días laborables? ¿Con qué mentalidad interviene el Ayuntamiento en el centro histórico? ¿Interviene pensando en los residentes o en los visitantes? Y me refiero a cualquier tipo de intervención: desde la construcción de infraestructuras al enlosado de las aceras, pasando por la accesibilidad, la señalización o el mobiliario urbano.

 El centro histórico de Ávila, como el de otras muchas ciudades, corre el riesgo de convertirse, como dice Pablo, en una especie de Parque Temático del Medievo (Terra Mística, MedievoLand, o similar) en el que los residentes sean meros figurantes. A mi me gustaría vivir en el centro, pero supongo que tiene más que ver con algún prejuicio cultural romántico que con el análisis detenido de las ventajas e inconvenientes de esa decisión. Y tú ¿vivirías en el centro?

 PS.- Aunque el casco histórico es posiblemente peor zona para vivir que otras partes de la ciudad, en general, cada día se hace más difícil vivir en la misma. Las últimas cifras de empleo nos convierten en la Andalucía de la meseta, cinco puntos más de desempleo que la media de la región con una tasa de actividad baja, sin que a cambio se nos compense con el clima o las playas del sur de la península.

La Reacción

Suenan de fondo mientras escribo estas líneas. Están afincados en Ávila, aquí, en la tierra. Por diferentes sitios de nuestra provincia lo que hace todavía más meritorio su trabajo. Son cuatro chavales que comparten amistad y música. Se llama La Reacción y son, para mi forma de entender la música, uno de los mejores, si no el mejor, grupo de nuestra geografía.

‘Naked Dreams’ es el título del LP que publicaron, con sus propios medios y sin grandes apoyos, hará ahora, si no me equivoco, 3 años. Para los que nos hemos movido habitualmente por el panorama musical local se trataba de uno de los discos más esperados y debo decir que no defraudó. La fuerza de sus canciones y esa forma descarada de hacer Rock’n’Roll no pueden dejar indiferente a nadie. Un grupo diferente, fresco, que dista mucho del resto de grupo locales. Gente con cultura y conocimiento musical como para hacer un planteamiento serio y con pocas fisuras.

En estos tiempos de guerra entre los defensores y detractores de los derechos de autor y con la que está cayendo sobre el horizonte se agradece que grupos como éste decidan distribuir su obra de forma gratuita. Así, ya en su día, decidieron que Jamendo sería el lugar desde el que ofrecerían su disco al mundo y de forma gratuita bajo un tipo de licencia libre para que su música llegue a cuanta más gente mejor. Si queréis podéis descargarlo aquí. Enlazo también su página de MySpace por si queréis saber más de ellos y, por supuesto, no dejéis de pasar por su espacio en Facebook que, aunque algo olvidado, no deja de ser, parece, la vía que todos preferimos (o casi todos) para publicitarnos en este tiempo. Veo que además del perfil tienen página más actualizada y con fechas de próximos conciertos conciertos, el próximo esta misma noche…

Termino dejando un vídeo de uno de sus últimos directos en el que interpretan su tema ‘Bad Romance’ con la formación actual de la banda. Espero que os guste y si es así, espero os acerquéis algún día a verles en directo. Un grupazo, señores, un grupazo.

Lugar con historia. ¿Lugar con futuro?

Casi ha pasado desapercibida, pero una de las mociones que se han debatido en el último pleno del Ayuntamiento de Ávila se centró en el Mercado de Abastos y en su incierto futuro. En concreto, se trató la propuesta de UPyD de crear una lonja de contratación en este céntrico edificio.

Dicha medida, que hace pocos días fue respaldada por UPA, significaría convertir al Mercado de Abastos en punto de venta directa y escaparate de la producción agraria abulense. Aseguran que se conseguiría así operar con menos intermediarios, precios más económicos y productos de mayor calidad.

Daría para otro artículo el abusivo margen comercial de algunos distribuidores, pero quiero centrarme en la situación de deterioro progresivo que está viviendo el centro de la capital abulense. Gracias a la moción de UPyD, que fue rechazada, nos enteramos, por boca del propio alcalde, de que los propietarios de los puestos del Mercado de Abastos están elaborando “un proyecto básico con el que podrán decidir qué quieren para el futuro en esta instalación”.

No me atrevo a decir si la propuesta de UPyD es la mejor solución. Eso es algo que dejo a los técnicos municipales y a los propios implicados (principalmente los responsables de los puestos y a la propuesta que presenten). Pero creo que, en relación con el Mercado de Abastos, las cosas se vienen haciendo mal desde hace tiempo, en concreto, desde que se abrieron las dependencias municipales de la segunda planta. ¿No había otro sitio?

Una de las entradas del Mercado de Abastos (avila.es)

Siempre me chirrió que en el mismo edificio donde se podía comprar un pollo, dos docenas de huevos y un kilo y medio de tomate, se ubicarán las oficinas del área de Empleo, una sala municipal de acceso a internet, el vivero de empresas… e incluso la sede itinerante de la embajada rumana (entre otras cosas). Algunos, incluso, vieron en todo esto una maniobra para “invitar a irse” a los comerciantes de toda la vida.

El caso es que el centro de Ávila se muere y los comerciantes de la zona tienen que luchar contra una serie de dificultades (falta de aparcamiento, escasez de vecinos en la zona, etc.) que la simple presencia de turistas no palia. El futuro del casco histórico (si no queremos convertirlo en un museo) pasa por dotarle de vida y en ello debe jugar un papel importante el Mercado de Abastos como punto de encuentro. ¿En qué debe convertirse? ¿Cómo mejorarlo? Se aceptan sugerencias en los comentarios.

El asunto de emprender

A veces recuerdo ese viejo chiste…

* ¿Telepizza, que desea?

- Un bocata, no te jode.

Lección aprendida por parte de los telepizzeros: consultando el buzón me he encontrado la siguiente oferta en lo que antes era “Elige entre barbacoa y carbonara”. A saber: delicias de pollo, bocaditos cammenbert, fingers de queso, crostinis, croquetas, ensalada, hamburguesa, trufa, cookie dough, chunky monkey. Sí, en serio: chunky monkey.

Amigos, el negocio ha cambiado. Los que vienen por detrás se encuentran con un muro llamado “sois la generación perdida” y tampoco será así. Lo que está perdido es este modelo que conocemos hasta ahora. No, no creo que Mariano y los wonderboys vayan a sacarnos de esta. Y eso que había empezado hablando de pizzas, ustedes me perdonarán.  Pero es que me he acordado de cuando en Mayo la piel de toro se sacudió la pereza… aunque luego en mi opinión se perdiera el norte. Dejo las autocitas, era por no repetir cosas que ya he escrito.

Verán…el asunto es que soy un comino que no llega a los treinta pero afortunadamente apenas he estado en mi vida un mes en el paro tras salir de la carrera. Soy muy afortunado por ello. Y en estos años he visto entrar a becarios de cada generación: de la mía (1983) y las que vinieron después. Y ahora esta generación que ve el muro llegar…hace cosas diferentes. El otro día conocí a unos chicos (“La Milana Bonita“) que buscan la revolución…de la lectura. Esas ideas te tocan. Hay gente que busca huecos donde sólo les venden desesperanza.

Ahora los estudiantes de periodismo tienen twitter, correo, facebook. Acaba el verano y sigues en contacto con los que más se mueven. Te preguntan, escriben, aciertan, yerran y en consecuencia aprenden. El otro día uno de mis mejores descubrimientos del verano pasado (elenalozsan)  me preguntaba sobre como veía el futuro de lo nuestro: el periodismo, el futuro de los medios, el intrusismo, los salarios. Lo primero que hice fue remitirle a una entrevista que le hicieron en su día a mi amigo Aitor Ordax por una frase que parece obvia pero todavía no todos se dan cuenta de su importancia: “algún día estas webs serán webs que tendrán radio, tendrán tele y tendrán prensa.” Y – añado yo – todo lo que no sea ir en ese camino será equivocarse. Muchos medios caerán porque con este sistema actual no cabe otra: o subvenciones por doquier o muerte. Ergo muerte.

Luego me puse estupendo en las respuestas y después de pintar un panorama bastante gris le acababa respondiendo a mi interlocutora: “se dice que no es el mejor momento para encontrar trabajo pero tal vez lo que sea es el momento para que encuentren trabajo los más audaces.”

Fantástico, Negro, pero ¿y además de frases bonitas, qué? Los cuchillos afilan cabezas bien cerca de mi propio gaznate, no soy ciego. Aquí hablábamos el otro día de la solución (en mi opinión una equivocación) que se ha  planteado Ávila Digital. Un medio en el que yo también he escrito y por el que han pasado los dos periodistas de Ávila a los que más quiero/admiro: Pablo Garcinuño y Patricia García Robledo. Ver a Ávila Digital estar en dificultades no me hace para nada feliz. Sobre todo porque a pesar de sus errores es un medio que sin duda aporta cierta libertad a la ciudad. No plena, no perfecta, no siempre ejemplar. Pero necesaria.

¿Y bien? Hablemos de audacia ¿Hay espacio para un nuevo digital más modesto y con otra línea? ¿Quién pone el dinero? ¿Cómo se aguantan las pérdidas de inicio?  Los medios son ya como los músicos. Pedimos a la qente que sea audaz, se la juegue,  saque un disco con sus medios, vaya tocando aquí y allá sacándose unas perras. Sí, amigos: el mundo moderno se nos ha echado encima y a lo mejor los que antes hacían pizzas ahora tienen que vender también croquetas o tendrán que cerrar. No me había vuelto loco del todo con ese inicio. Y aún así no es garantía de nada. Hubo una publicación de cine sacada a flote con muchas ganas que tuvo que zozobrar porque no hubo otra manera. O si la hubo no se encontró.

La mayoría de los periodistas de las pizzas ahora tendrán que saber vender crostinis.  Es decir… ir a la noticia, escribir, grabar sonido, twittear y estar en contacto con los lectores. Y eso será así o no será. Luego habrá otros espacios más pausados para contenidos más cuidados…pero el medio vivo exigirá inmediatez. Inmediatez igual a menos calidad, lo sé. También comemos mucha pizza pero de vez en cuando nos permitimos un chuletón.

Concluyendo: me quedo con algo que un día me dijo Alberto… queremos esto y lo otro en nuestra sociedad por cuatro duros, nos quejamos de las injusticias del mundo y de que todo sea Made in China… pero que nadie nos quite el iPhone por los chelines que actualmente nos cuesta.

Y entonces recuerdo a ese tipo, que hoy sigue siendo consejero de la cosa monetaria, que hace dos meses volvía a abogar por recuperar el ladrillo. Amigos, el negocio ha cambiado. ¿Y si además del turismo apostamos por la tecnología, por una España que no olvide la ciencia y el i+D?

O cambiamos las reglas o nos adaptamos al nuevo mundo. El ajuste no va a parar porque no hacemos lo que el mundo actual globalizado nos pide.  El asunto de emprender… es que hay que entender en que asunto nos movemos. Yo tampoco tengo las respuestas pero expreso mis dudas y mi sensación de que no, que así tampoco salimos de aquí.

Galletazo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.203 seguidores

%d personas les gusta esto: