Aquí Mao, aquí unos amigos

¿Usted piensa que los resultados cosechados por el PSOE en las últimas elecciones tienen otras razones más allá de los errores de comunicación? ¿Usted cree que el PSOE ha cambiado de discurso a lo largo de la pasada legislatura? ¿Piensa que el PSOE ha traicionado parte de sus valores? ¿Usted cree que el PSOE ha girado al centro? ¿Piensa que se ha “derechizado”? ¿Cree que el PSOE es un partido de centro-izquierda? ¿Usted piensa que hay otras opciones a la izquierda del PSOE? ¿Ha votado alguna vez a un partido de izquierdas que no sea el PSOE? ¿Valora positivamente la existencia de esos partidos? ¿Piensa que de las siglas del PSOE, las que están en franco retroceso son la S y la O, y no la P o la E? Si usted ha respondido afirmativamente a alguna de las anteriores cuestiones, bienvenido, camarada, al nuevo Partido Solidario Maoísta de Castilla y León (PASMAO – CyL)*

Bandera del Partido Solidario Maoista de CyL (Patente en trámite)

La semana pasada, Óscar López, secretario general del PSOE de CyL, afirmó en una entrevista en El Mundo que “Si alguien quiere ponerse a la izquierda del PSOE se va a tener que ir a Mao”. Sin un análisis profundo, de buenas a primeras, la frase entrecomillada parece una tontería, una de esas declaraciones redondas y normalmente vacías que rondan los ocho segundos y que solo pretenden figurar en los titulares de los medios de comunicación. Un segundo vistazo da una nueva dimensión al titular: no solo es una tontería y una simpleza, también es un error por el que debería pedir disculpas.

Aparición de Mao sobre los miembros del PASMAO en las campas de Villalar

Es un error porque tropieza con la misma piedra con la que tantas veces se han topado otros partidos a la izquierda del espectro político: creerse únicos poseedores de una verdad que en ocasiones parecen tomar por revelada. Decir “Nosotros somos la verdadera izquierda” debe ser parte de esa superioridad moral de la izquierda que se podría resumir en tener los filos de los cuchillos más afilados y ser más hábiles en el arte de la puñalada trapera. Por suerte o por desgracia, la izquierda no es un monolito aparecido en mitad de una pradera en el inicio de los tiempos al que hay que adorar con libaciones y sacrificios. La izquierda es plural y negar la evidencia es caminar por la vida con anteojeras, lo que suele ser estupendo para recibir topetazos sin previo aviso por los laterales.

Además, es un error porque realizar este tipo de declaraciones es entrar en el juego de algunos conservadores (que cada uno los denomine como quiera) que afirman que cualquier cosa a la izquierda de un lugar utópico llamado centro es socialismo, entendido este como un conjunto que abarca desde Marx hasta Zapatero, pasando por los Jémeres Rojos, Stalin, el Mayo del 68, el eurocomunismo, Sendero Luminoso, la socialdemocracia, Woody Allen, Pepe Blanco, Willy Brandt y la Bruja Avería**. Conjunto que, por supuesto, también incluye a Mao y a los millones de victimas (hasta 35 millones) de su dictadura.

Esperemos que tenga razón JM Nieto en El Mundo y todo se deba a una mala interpretación por nuestra parte de las palabras de Óscar López. A lo mejor, él es más de San Miguel.

* Me informa el Politburó que con el pago de la primera cuota se va a enviar a todos los camaradas un pack de bienvenida compuesto por unas botas de montaña marca Quechua, por si tenemos que dar largos paseos en los próximos años, y una dulzaina, para alegrarnos las tardes con la música tradicional del proletariado castellano y leonés mientras limpiamos la comunidad de ideas burguesas.

** Este parrafo en realidad es un autoplagio. Ana Rosa está orgullosa de lo bien que uso el copia-pega.

A %d blogueros les gusta esto: