El indignado de la Quechua al hombro

Hoy abrimos de nuevo el capítulo de colaboraciones del blog. La entrada de hoy os llega por cortesía de Ana Isabel Martín. Abulense, estudiante de periodismo, vallisoletana a ratos, twittera activa. Puedes enviarnos tu aportación a [email protected] Más información aquí.

____

Y vienes tú, Pablo Casado, a hablarme de indignación. El niño palentino, luego madrileño, que “ya conocía Ávila”, tocado por la varita mágica (o el bigote) del señor Aznar. Y viene él y me habla de indignación. Y donde digo “me” podría poner “nos”, porque muchos somos los que hemos tenido que coger carretera y manta y marcharnos a otra ciudad, ya sea a estudiar, a trabajar o a intentar ganarnos la vida. En mi caso, el primero. Y vienes tú a indignarte por un Gobierno central, de la situación económica del país… Vayamos por partes, como dijo Jack el Destripador.

El señorito Pablo Casado es el número dos de la candidatura del PP de Ávila al Congreso. Este señorito dice que ha tenido una estrecha relación con la provincia de Ávila, por tener familia en Barco. Como quien tiene familia en Moscú y bebe vodka, señores. Para completar, dice que encuentra “mucha preocupación en la provincia por el paro”, atribuyendo la culpa (cómo no) al Gobierno central. Olvida este señorito que existe algo que se llama Ayuntamiento, con un alcalde del PP que, por suerte para algunos o desgracia para otros (inclúyaseme aquí), se perpetúa en el poder por años sin fin. Olvida también que por algo existió un movimiento llamado #15M que, sorprendentemente, cuajó muy bien en la ciudad.

Una política de empleo adecuada en la provincia no hubiera venido nada mal a nuestra ciudad. Pero cómo no, es mucho más fácil ver la paja en el ojo ajeno. Es ley de vida. Y pasando del desempleo, que cansa ya un rato, me centro en aquellos que se están preparando para ser “alguien en la vida”, héteme aquí. Estudiante universitaria, y cómo no, tuve que salir de Ávila. Cogí mis bártulos y mi última frase fue “me voy de Ávila para no volver”. Puede sonar rotundo, pero mis expectativas en cuanto a formación/empleo en la ciudad amurallada son nulas, por no decir bajo cero.

En cuanto a la educación en la ciudad, el susodicho nos ofrece una respuesta digna de carcajada mundial. Nos dice que sin educación en nuestra provincia estamos condenados al paro masivo. Por favor, un aplauso para esta lumbrerilla. El problema de la ciudad a la que él puede llegar a representar es que nos falta oferta educativa y como he dicho, no nos queda otra que cambiarnos de ciudad.

La oferta académica de la ciudad es más bien reducida con algunas ingenierías, magisterio y enfermería en el campus de la ciudad de la Universidad de Salamanca. Si nos vamos a la privada (que más de unos cuantos no pueden costearse) la oferta se abre a más ingenierías, derecho y ADE. Pero como muchos de los jóvenes de hoy en día somos un tanto ambiciosos y vivimos en el mañana, pienso: ¿y después de vivir fuera de Ávila, volveré para trabajar?

No lo creo. La situación en nuestra provincia va cada vez a peor. Y esta “ciudad geriátrica” se queda un tanto pequeña por mucho que nos empeñemos en crear Universidades de la Mística (¿cuál es el objetivo, por cierto?) y en construir enormes centros de congresos como el “Lienzo Norte”, que no hacen más que reportar pérdidas al consistorio, ergo, a los abulenses.

Por lo tanto, entre la gente que se va a estudiar, que somos muchos (un 80% de mis amigos/conocidos estudian fuera), los que se van a trabajar fuera, que son otros tantos, sumados a los que se quedan en Ávila y no trabajan hacen de esta ciudad una futura villa del jubilado y si no,al tiempo. Pero claro, el que viene a indignarse es el señorito Casado.

Pues que coja la Quechua y se ponga frente al Ayuntamiento, que es donde debe reclamar, he dicho.

Isaac Rosa y la “irrelevancia de la cultura”

Ya hemos criticado en este blog, en varias ocasiones, la escasa actividad cultural de la ciudad de Ávila. Lo han hecho algunos de nuestros invitados, como la escritora Mayda Anias o el cineasta David Galán Galindo, e incluso Alberto dedicó una entrada a ofrecernos otro punto de vista (más centrado en las infraestructuras) sobre esta cuestión. Hoy vuelvo a traer el dichosito tema, un día después de que el escritor y periodista Isaac Rosa intervenga en el ciclo de los ‘Lunes Literarios’ que organiza Caja de Ávila.

El sevillano (aquí podéis ver su blog en ‘Público’) se mostró muy crítico con los escritores, artistas e intelectuales españoles por “no estar a la altura” de los tiempos que corren. En su conferencia, titulada ‘Literatura y conflicto social’, lamentó que prácticamente no existan novelas que estén abordando la crisis, mientras que en los últimos años se ha ido creando todo un género sobre la Guerra Civil.

Rosa defiende, más que al “escritor comprometido”, al “escritor responsable”, lo que incluye “enfrentarse a tus propias ideas”. Asegura que en sus libros ha querido entrelazar la inquietud social con la inquietud literaria, y cree que la novela es el mejor mecanismo para explicar la crisis. ¿Por qué, entonces, no existe producción literaria sobre este tema?

Isaac Rosa (Foto de blog.rtve.es)

El creador de ‘La mano invisible’ (2011) lo tiene claro: el motivo es que la cultura en España juega un papel casi irrelevante. Él cree que en la transición se eliminó la cultura de la sublevación. A uno este tipo de afirmaciones le dejan profundamente preocupado, más allá de que a los abulenses nos pueda reconfortar saber que, por ahí fuera, andan casi tan escasos de artistas comprometidos como nosotros. Mal de muchos… sí señor.

Alguien del público le pregunto que si actividades como el propio ciclo de los ‘Lunes Literarias’ y otros eventos pertenecientes a las obras sociales de las cajas de ahorro no eran en sí mismos una demostración de la docilidad de la cultura. La pregunta se las traía, estarán de acuerdo. El propio escritor advirtió de que no quería faltar el respeto a sus anfitriones, pero aseguró que el acto que él estaba protagonizando también era una prueba de la “irrelevancia de la cultura”.

Es una buena idea preguntarse por la dependencia que tiene el arte de ciertas instituciones y entidades. Por ejemplo, en el caso de nuestra provincia, ¿qué le ocurre a un pintor, escultor, escritor o artista en general que no cuente con el beneplácito de Ayuntamiento de Ávila, Diputación Provincial, Junta de Castilla y León, Caja de Ávila, medios de comunicación, etc.? ¿Cómo difundirá su obra y con qué apoyos contará para llegar a un mayor número de personas? Y, por el contrario, ¿cómo podrán ser críticos aquellos que dispongan de ese tipo de respaldos sin jugarse su futuro?

De marcas, símbolos y logotipos

El año pasado, el 2010, era el año en que se cumplían 25 de la inclusión de la Ciudad Vieja de Ávila y sus Iglesias Extramuros en la lista de Patrimonio Mundial. Por esta razón, todos lo hemos visto, se presentó ese logotipo que nos vendía nuestra ciudad como Ávila Única. Logotipo, por otra parte, que nos hemos hartado de divisar en el bacon del Ayuntamiento y en otros lugares a modo de pegatinas y otros modelos publicitarios.

Mismo año y mismo escenario, 2010 y nuestra amurallada ciudad. De nuevo galardón e imagen nueva. En este caso gracias al premio que la Unión Europea nos concede nombrando nuestra ciudad como Ciudad Europea Accesible.

Hace unos meses nos presentaban también, no sin polémica, la que pretendían fuera la mascota de Ávila bajo esa imagen infantiloide de un torreón pintado por un niño de tres años y al que bautizaron con el bonito nombre de Pedrolo. Recordaréis que el Ayuntamiento decidió desmarcarse de dicha iniciativa apenas dos días después  de su presentación.

Como parte de una Comunidad Autónoma, como es Castilla y León, muchos de los productos de nuestra tierra están también bajo el sello de calidad de la marca ‘Tierra de Sabor’ que se supone una garantía para el producto con él marcado señalandolo realmente como producto castellano y leonés. Este sello ‘Tierra de Sabor’ se utiliza sobre todo en productos de alimentación al igual que lo hace el sello de Raza Avileña que acompaña a la carne de ternera salida de nuestro ganado vacuno.

Cinco denominaciones diferentes para hablar de la excelencia de nuestros productos y de nuestra tierra. Identificativos que serían o supondrían un impulso para la ciudad y que incitaría al potencial turista a acercarse a Ávila en detrimento de otras zonas de turismo de interior y que nos darían el impulso que llevamos reclamando desde hace tiempo para salir de esta crisis en la que no encontramos.

Pues vamos a por la sexta. El Ayuntamiento trabaja ya en otra marca, la marca ‘Ávila’, que va a cumplir todo lo que estas anteriores no han cumplido que además de moderna y con proyección de futuro recogerá los valores históricos y culturales de nuestra ciudad. Bacalá. Otro intento desesperado para disimular lo que considero una falta de ideas. Un motor en punto muerto en el que nadie consigue engranar una marcha para sacar a la ciudad del ralentí en que lleva sumida tantos y tantos años.

Heteroidiotas

No voté a Zapatero en 2004, no voté a Zapatero en 2008. Tampoco está Mariano en la oposición con mi voto, qué le vamos a hacer. Y si ambos se volvieran a presentar tampoco tendrían mi apoyo. Sin embargo eso no implica que de cuando en cuando no esté de acuerdo con determinadas acciones políticas de uno u otro bando. Hablemos de los derechos de los homosexuales.

Soy heterosexual y confieso que de pequeño y ya no de  tan pequeño he sido homófobo o heterolerdo. Me refiero a que en el colegio los niños son (fuimos) cabrones. La debilidad se paga. Y cuando a alguien se le perciben ciertas tendencias enseguida se le dedica alguna vez un “mariquita”, “marica”, “nenaza”. No es que yo haya sido el peor elemento del colegio, espero y creo que no. Pero seguro que alguna vez que lo hice, muchas veces que lo hice, acerté o acertamos. Sí, era marica. Y a lo mejor todavía no se atrevía a detectarlo. Y a lo mejor hicimos mucho daño. Y habrá que luchar para evitar que eso siga pasando. Será deseable que eso se normalice cada vez más, que los chicos en los colegios sean enseñados a respetar, a saber que a un hombre le puede gustar un hombre y a una mujer una mujer y eso no los convierte en menos que nadie y mucho menos en alguien de quien reírse.

La vida te hace conocer mucha gente. Ahora, afortunadamente, conozco personas de diferentes tipos, ideologías, sensibilidades y tendencias. Y me siento muy feliz de tener amigos gays y amigas lesbianas. Lo pongo en negrita. Fue con una de ellas con la que definitivamente abrí mi mente en la universidad. No habíamos hablado nunca mucho pero poco a poco fui descubriendo su talento. Escribía como los ángeles, tenía una sensibilidad especial. Y por estas cosas que pasan acabamos coincidiendo en unos cursos de libre elección para conseguir créditos. Eramos muy pocos, nos sentamos juntos, charlamos, cafeteamos. Y entonces llegó la última charla: “Me encanta ese tipo” – me dijo -“sale a veces en Radio Nacional por la noche, es un genio”.

Y ese tipo, delante de un auditorio de edad madura y sensibilidad no especialmente progresista, se marcó un espectacular speech sobre la homosexualidad. Sería el año 2000, aquello era mucho más tabú que ahora. Su discurso fue tan bueno que el respetable aplaudió. No cabía otra. Ahora no haré justicia a su discurso con un resumen tan corto como el que voy a hacer…pero la idea era la siguiente: “Señores..hay tantas cosas de las que preocuparse que ¿Por qué se preocupan de que dos personas se quieran? ¿Qué mal le hace a nadie que la gente se quiera? ¿Qué mal hace el amor a nadie? ¿No es precisamente la falta de amor la que nos debería preocupar?”

Fue entre una cosa y otra lo que hizo que reventaran mis últimos goznes, los últimos complejos que me quedaban. Servidor ha sido víctima de una sociedad menos abierta que la de ahora, espero. La idea era simple y hermosa. Amor. Y a la vez estaba conociendo más y más a una lesbiana. No mordía ni era un bicho raro ni tenía antenitas. Era una chica estupenda con dos valientes ovarios para ir viviendo sin disimular sus sentimientos. A través de ella me llegaron más textos y canciones. Y conocí una buena tropa de lesbianas que ahora son grandes amigas.

No me hace falta decir nombres porque no es necesario pero en Zaragoza la cosa fue a más. A través de la televisión conocí más y más gays. Y puedo decir que el tipo de mayor talento y genio con el que yo he trabajado es gay. Y hemos ido a algún sitio y luego lo ha contado en algún reportaje y me he sorprendido de ver cómo sus ojos veían el mundo. Pensar que en algún rincón del mundo una persona como él tendría que esconder realmente su forma de ser, vivir una mentira y actuar como quien no es me parece simplemente una barbaridad. Pero esa realidad existe. Y si fuera por algunos aquí también existiría.

Por supuesto que también hay homosexuales hijoputas, lerdos, cabrones y lo que ustedes quieran. Como todo hijo de vecino. Lo que quiero decir es que son gente normal y que en ocasiones son tan brillantes como el que más. En mi caso, en mi vida en concreto, los que más.

No he escrito toda esta parrafada para pedirles el voto por un partido que apoye el matrimonio homosexual o la adopción. No estoy pensando en elecciones hoy. He escrito todo esto por algo que me aterra y es la infame presencia de heteroidiotas que atemorizan, denigran o insultan a homosexuales que no se esconden. Y es tarea de todos que no tengan que hacerlo jamás.

Me indignó que el debate levantara ciertos demonios. No conozco de nada a Jesús Encinar. Ni le he visto en persona ni le he entrevistado todavía, aunque me gustaría hacerlo y seguramente lo hagamos para la radio pronto. Sólo sé de él que -curiosamente- es un tipo especial. Emprendedor y sin duda exitoso. Alguien interesante.

Pero todo esto también daría igual. Lo inadmisible es que el otro día cometió “el grave pecado” de expresar su opinión sobre el debate cuando se habló del matrimonio homosexual….y en eso momento apareció la carcundia más irracional a desplegar insultos. Lean el relato que ha escrito sobre ello y noten como les hierve la sangre. ¿Por qué sigue existiendo gente así? ¿A qué viene tanto odio?

Si por algo bueno será recordado Zapatero será por defender ciertos derechos. Eso se lo tenemos que reconocer hasta quienes nunca le votamos. Los gays y lesbianas se casan y eso es algo fantástico. Brindo por sus derechos y (seamos idealistas) porque Ávila sea cada vez más abierta. Y brindo sobre todo por la frase final de Jesús Encinar: Ahora los que tienen que esconderse son ellos.

¡Con la Iglesia hemos topado! Acuerdo entre la Junta y las diócesis para la conservación del Patrimonio

Este martes, para demostrar que el mundo seguía girando a pesar del magno debate de horas antes, la Consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, la abulense Alicia García, firmaba con el Obispo de Ávila, que actuaba en representación de todas las diócesis de la Comunidad, un acuerdo de colaboración para la conservación y difusión del patrimonio histórico en manos de la Iglesia.

Mentiría si dijese que es un tema apasionante o que espero reventar los contadores de visitas del blog con los pormenores de este acuerdo, pero llegaba mi cita semanal con este rinconcito y las musas parecían ocupadas en otros menesteres. Se me pasó por la cabeza hablarles del cruce de declaraciones entre Agustín González, el hombre de los trece cargos, y Jesús Terciado, presidente de la Confederación Abulense de Empresarios y de CEPYME, pero reconozco mi desconocimiento de las reglas de las peleas de gallos. ¿Estas cosas no estaban prohibidas por alguna ley? ¿Intereses bastardos?

Sin ser un tema atractivo para una gran mayoría, algo de intríngulis tiene el citado acuerdo. La Iglesia es depositaria de una gran parte del Patrimonio Histórico y Artístico Español y muchos de estos bienes tienen, además de su valor histórico y económico, un gran valor simbólico. Su colaboración es indispensable a la hora de conservarlo y difundirlo y su participación necesaria para muchas iniciativas turísticas.

En lo referente a conservación, el acuerdo habla de colaboración y corresponsabilidad, de delimitar el papel de las diócesis en el mantenimiento de los edificios y de la mejora de la seguridad de los bienes para evitar el expolio. En cuanto a la difusión, el acuerdo suscrito menciona que la Iglesia se compromete a ampliar la visita pública en la medida de lo posible.

Es un acuerdo importante si ambas partes lo cumplen. Como todos sabemos, las Administraciones Públicas tienen costumbre de dejar a medias sus planes, normalmente faltos de recursos desde su nacimiento, o de esperar a que el tiempo borre la rúbrica, haciendo necesario un nuevo plan, acuerdo o marco-legal presentado con las mismas salvas, palmaditas en la espalda y ruedas de prensa que el anterior. Por su parte, la Iglesia católica también tiene en su haber algún que otro incumplimiento (¿He oido que alguien decía autofinanciación? ¿He odio concordato? ¡Mira que sois criticones!) Es más, una parte del acuerdo suscrito por Junta y Diócesis habla precisamente de un incumplimiento de esta: la realización de un inventario de los bienes de la Iglesia cuando dicho inventario figura entre las obligaciones de la Iglesia desde la ley de Patrimonio de 1985. (En aquella ley se dio a la Iglesia un plazo de 10 años que como pueden suponer hubo que prorrogar)

En Ávila, el concurso de la Iglesia en la conservación del Patrimonio tiene luces y sombras. Luces serían, por ejemplo, el Monasterio de Santo Tomás y su Museo de Arte Oriental y la Iglesia de San Vicente (aunque en ambos se podían mejorar algunos aspectos) Si hay una sombra, más allá del cierre al turismo de muchas iglesias y sin entrar a comentar tiempos pasados de expolios consentidos y ventas de bienes, esa es la Catedral. Todo lo relacionado con el presbiterio, aquellas lámparas que durante un tiempo colgaron de la nave, las chimeneas metálicas que plantaron junto al cimorro, el estado de conservación de la Puerta de los Apóstoles y su no-apertura al público. ¿Han visitado en los últimos años la Catedral? Cada año que pasaba, y a medida que aumentaba el precio de la visita, la parte de la Catedral abierta al público de forma gratuita se reducía. Primero se cerró la girola, luego se impidió el paso más allá del trascoro y luego la valla avanzó varios metros para que este también quedara cegado. Ahora la Catedral queda completamente oculta por una celosía que cierra el paso al templo y que conduce hasta el museo. No estoy en contra de que se cobre la entrada a los monumentos, he incluido entre “las luces” iglesias en las que hay que pagar por entrar (aunque esto tendría que matizarlo mucho) pero la forma en la que se cierra el paso, esa celosía verde que impide mirar con normalidad el interior del templo, da una impresión pésima sobre el monumento y sus gestores. Casi sería mejor cerrar el paso desde la misma puerta como se hace en otros monumentos y Catedrales. ¿No se podría sustituir la actual mampara de madera por algo con menor impacto visual?

Ojalá el acuerdo sirva y ambas partes cumplan lo firmado, mejorando de verdad la conservación y seguridad de los bienes en manos de la Iglesia y su acceso al público.

Alternativas a tantos “intereses bastardos”

Algo debe de andar mal cuando el presidente de una caja acusa de moverse por “intereses bastardos” al presidente de la patronal provincial y regional, Jesús María Terciado, quien, además, es consejero general de la propia entidad financiera. La guerra abierta entre banca y empresarios deja entrever una profunda división en dos mundos que hasta ahora parecían cercanos, como esas parejitas de tortolitos que van paseando de la mano. Al menos ésta era la imagen que daban hace unos poquitos años. “Amor con hambre, no dura”, que dicen.

Entre tanta “asfixia financiera” y tanto interés “bastardo”, he decidido huir de la actualidad más local para ilusionarme pensando que ‘Hay alternativas’. Así se titula un nuevo libro, prologado por Noam Chomsky, que han escrito Vicenç Navarro, Juan Torres López y Alberto Garzón Espinosa. ‘Propuestas para crear empleo y bienestar social en España’ es el subtítulo de una obra que ha tenido serios problemas para ver la luz.

Los escritores denuncian que tenían un acuerdo con la editorial Aguilar para publicar el libro el 19 de octubre. En una carta abierta, añaden: “Sin embargo, incluso después de haber hecho algunos cambios en el texto sugeridos por la editorial y cuando la promoción estaba en marcha, hubo una orden superior que ordenó parar el proyecto. La promoción desapareció y no recibimos más que explicaciones muy opacas y ninguna seguridad de que se pudiera publicar más adelante. Ante esta situación decidimos retirar el libro de Aguilar, recomponer su diseño y difundirlo inmediatamente en formato pdf a través de internet mientras la editorial Sequitur se encargaba de publicarlo y sacarlo impreso a la calle cuanto antes”.

Portada del libro 'Hay alternativas'.

Pues ya se puede comprar (e incluso descargar gratuitamente) y su objetivo, señala Navarro, Torres López y Garzón Espinosa, es denunciar el “esfuerzo constante” que realizan, a través de los medios de mayor difusión, “los representantes de los grandes intereses financieros y económicos para intentar convencer a la ciudadanía de que no hay alternativas a las políticas de recortes sociales”. Pretenden así “dificultar e imposibilitar la presentación de otras políticas que, sin embargo, serían mucho más eficaces para mantener y expandir el bienestar de la población, y, precisamente por ello, también más democráticas y más populares que las que ellos proponen”.

Advierte Chomsky en el prólogo de que se está produciendo “una enorme concentración de poder y riqueza”. “El sistema mundial se está dividiendo en dos bloques: la plutocracia, un grupo muy importante, con enormes riquezas, y el resto, en una sociedad global en la cual el crecimiento −que en una gran parte es destructivo y está muy desperdiciado− beneficia a una minoría de personas extraordinariamente ricas, que dirigen el consumo de tales recursos. Y por otra parte existen los “no ricos”, la enorme mayoría, referida en ocasiones como el “precargado” global, la fuerza laboral que vive de manera precaria, entre la que se incluye mil millones de personas que casi no alcanzan a sobrevivir”.

Bonus track: A todos (plutocracia incluida) les recomiendo seguir los blog y páginas web de los autores de ‘Hay alternativas’: Juan Torres, Vicenç Navarro y Alberto Garzón Espinosa.

Porra Electoral #Avila20N

Damas y caballeros, niños y niñas, señoras y señores, perros, gatos, caballos, lagartijas y demás fauna. Es un momento emocionante para nosotros, para ustedes y para la humanidad al completo: están ustedes ante la única, la irrepetible, la inenarrable: ¡I Porra Electoral de Los4Palos! ¿Para qué queremos democracia real o irreal, hoy o mañana, pudiendo apostar? ¿Qué hay mejor que demostrar que sabes más que el resto de la humanidad? ¿Hay mayor placer que la victoria? ¿Quién quiere un empleo pudiendo chulear en la barra del bar de haber ganado la mejor porra electoral de la vetusta democracia española? ¡Pelea por la victoria! ¡Súmate a la porra! ¡Rebélate! ¡Cada apuesta cuenta! ¡La Porra va!

Al lío, que nos vamos por las ramas. Las reglas son muy sencillas: el objetivo principal es acertar el porcentaje de votos que reciben los 4 principales partidos en la circunscripción de Ávila. Aclaramos esto: se pronostica sobre el porcentaje de voto recibido, con un decimal, por PP, PSOE, IU y UPyD. Sí, ya sabemos que se presentan más partidos, a los que deseamos la mejor de las democráticas suertes, pero incluirles en este juego lo complicaría en exceso. Gana el que se acerque más y el error se computa igual hacia arriba que hacia abajo.

Ejemplo de apuesta para Ávila: PP 24,9% PSOE 25% IU 24% UPyD:23,1%  (evidentemente no tiene por qué sumar 100 dado que hay otros partidos y variables)

Resultados Ávila

Además, en nuestro afán por convertirnos en blog castellano y leonés de referencia, incluimos como extra, para desempatar o simplemente por demostrar nuestros enciclopédicos conocimientos, el pronóstico para toda Castilla y León, en este caso sobre el reparto de diputados. Aquí podéis apostar al partido que queráis. Si creeis que Refundación Comunista Castellana saca 5 diputados y Reunificación del Alto Tormes 2, adelante al Motor, vosotros mismos. Nota: en CyL se reparten 32 escaños. Insistimos: esta apuesta sirve para desempatar o completar el resultado de la apuesta de Ávila, que es la que cuenta.

Ejemplo de apuesta sobre CyL: PP: 2, PSOE: 10, IU: 10, Equo: 10.

Resultados CyL

Os incluimos, así de generosos somos, unas preciosas tablas con los resultados de las elecciones generales, en Ávila y Castilla y León, para que os sirvan de referencia.  Y nada más, comenten y… ¡Voten!

Aclaración:  Si os fijáis en las tablas, el porcentaje de voto de los partidos es ya dentro del número de votos emitidos. Es decir, no dejéis espacio para participación/abstención.

De elecciones, números y paracaidistas

Aterriza servidor hoy con ganas de proponer ideas que puedan sonar descabelladas. ¿Y si en las elecciones generales al Congreso no votáramos por provincia sino a un partido concreto y en función del número total de votos se repartieran los escaños? ¿Y si a esa fórmula – por añadir otra posibilidad – se le añadiera el poder añadir 3-5 “X” en diputados en concreto que nos gustaran especialmente?

¿Por qué no convertir al Senado definitivamente en una cámara de representación territorial y ahí sí votar por provincias o comunidades autónomas? ¿A cuántos votos sale un diputado por Ávila y uno por Madrid o Barcelona? ¿No somos todos iguales? ¿No votamos para el bien de un colectivo en general llamado España? Ya siendo ambicioso… ¿Qué tal convocar un referéndum para elegir a doble vuelta a un presidente de la República?

Les doy un respiro.

Son ideas variopintas que me surgen como pueden salir otras. Afortunadamente somos una democracia, mejorable pero una democracia, y podemos plantear estas ideas y de tener éxito llegar a implantarlas. Tanto decir “centro reformista” aquello quedó en bacalá…pero sean estas ideas o sean otras lo que está claro es que ha llegado el tiempo de las reformas. Necesitamos otro modelo productivo y de gestión. Que la clase política sea uno de los problemas de la sociedad no es ninguna tontería. Es un descontento creciente y patente.

Y ahora que se nos avecina el paracaidismo electoral…lean lo siguiente

“El todavía diputado por Zamora del PP Gustavo de Arístegui ha pedido perdón a los electores de la circunscripción por la que fue elegido en 2008 por no haberles prestado la debida atención que le demandaba su cargo. De Arístegui reconoció que fue un «error» no interesarse más por los ciudadanos zamoranos durante los dos últimos años y que debió «haber ido mucho más» a esta provincia al ser su representante ante el Congreso. «Si he podido hacerles sentir que les ha faltado de alguna manera, les pido humildemente disculpas, de verdad, de corazón. Espero que sepan entender que los humanos no somos perfectos», confesó en un gesto poco frecuente entre los diputados.”


(entero en el diario “ABC”)

¿De qué sirve elegir tres diputados si luego hay disciplina de partido, hay paracaidistas, hay esto o aquello? Por eso empecé esta entrada como la empecé.

No es la primera vez que les planteamos por aquí ideas diferentes. Lo hizo Alberto cuando el blog andaba en pañales en “Jugando con los números”. Son otras alternativas.

Lo que me parece claro es que uno de los asuntos que habrá que tocar en la próxima legislatura será la reforma de la ley electoral. Que está anticuada en otros mil aspectos también pueden comprobarlo en este post de @NTabogados. Parece que hay más de una razón para abrir ese melón. Pero también parece que eso de modificar la Loreg plantea más de un dolor de cabeza. ¡Ya está bien! ¡Seamos ambiciosos! ¿Cuáles son vuestras ideas? ¿Qué hacemos con esta idea común llamada España?

Elecciones en Ávila

Ayer salió el CIS y abría la posibilidad de un 3-0 en Ávila para el PP. Yo me reafirmo en mi post “Estrategias de Otoño”. Ahí tenéis un enlace a un simulador de Ley D´Hont. Resumiendo…para el 3-0 el Partido Popular debería estar por encima del 60% y el Psoe por debajo del 20%. Posible pero muy complicado. O no tanto si hacemos caso al CIS.

En cualquier caso en una próxima actualización de esta página les propondremos una porra electoral (con porcentajes) para disfrutar del día de las elecciones desde otro prisma. Y así gane quien gane lo celebramos con una cañita cuatropalera.

Ávila y Segovia a la luz de los datos de paro

Si hay un tópico, un lugar común, que a lo largo del último siglo y pico ha tenido éxito referente a nuestro país ese es la existencía de dos Españas eternamente enfrentadas.  Rojo y azul, izquierda y derecha, Madrid y Barcelona, centro y periferia, Mahou y San Miguel, Messi y Ronaldo, Cain y Abel. Personalmente, semejante simplismo siempre me pareció una tontería, una teoría ingenua utilizada para explicar y en ocasiones justificar sucesos complejos. En nuestro país no hay dos Españas, hay cerca de 45 millones de Españas, una por cada español, pues dentro de todo ciudadano de este país hay, por este orden, un seleccionador nacional, un presidente del gobierno y un crítico de arte. Es materialmente imposible encontrar dos españoles que piensen igual en todo. Si usted ha encontrado algún caso a lo largo de su vida, no lo dude, no es que los dos piensen igual, es que uno piensa por los dos (o por los tres, o por los doscientos mil)

No existen en ningún caso dos Españas, pero si pretendemos elevar esto a categoría de regla, tenemos que encontrarle una excepción. Así es la vida a este lado del Potomac. Hay una dicotomía, una brecha que parte en dos el país y que parece más profunda hoy que ayer: norte y sur, dos Españas separadas por una línea imaginaria trazada a la altura del Sistema Central. En los mapas políticos normales no aparece esa diferencia. Castilla y León, al norte, tiene la misma pinta que Castilla-La Mancha, al sur. Murcia no parece muy distinta de Cantabria, o La Rioja de Extremadura. Pero si miramos otros mapas, centrados en variables económicas, esa diferencia si aparece nítida. Por ejemplo este, de tasa de paro por CC.AA. Al norte de nuestra imaginaria línea, ninguna CCAA supera el 20% de Paro, al sur, todas lo hacen de largo. Si profundizamos un poco y miramos este otro mapa de tasa de paro por provincias, solo tres provincias del “norte económico” superan el 20% de paro. Todas las del sur lo hacen. Una de las tres provincias del supuesto “norte económico” que supera el 20% de Paro es Ávila (las otras dos son Girona y Pontevedra).

Ayer se conocieron los últimos datos de paro registrado (hasta ahora estábamos hablando de los datos de la EPA) y también fueron horribles. Horribles a todos los niveles y para todas las provincias, norte y sur, este y oeste. Pero incluso dentro del drama, porque los niveles de paro son dramáticos, existen diferencias. El otro día @Avilaencastilla se preguntaba por qué dos provincias “parecidas” y cercanas como Ávila y Segovia podían tener datos de paro tan distintos. Con datos de la EPA del tercer trimestre, frente al 21% de paro de la provincia de Ávila, Segovia registraba “solo” un 13%. Además, es una diferencia que siempre ha existido pero que se ha ido agrandando a medida que avanzaba la crisis. En 2008, en los primeros pasos de nuestro viaje al infierno, el paro en Ávila era del 11% y en Segovia del 10%. Un año después, en Ávila el paro se disparaba al 19% mientras en Segovia se situaba en el 13%.

¿Qué puede explicar estas diferencias? Descartadas la legislación laboral, estatal, y las políticas activas de empleo, autonómicas, por ser basicamente las mismas, nos queda una miríada de factores – desde la demografía a la suerte – cuyo análisis supera las capacidades de que este que les escribe. Humildad y realismo. Lo que si podemos hacer es echar un ojo a las estadísticas publicadas para intentar extraer alguna conclusión. Ávila tiene ahora mismo unos 5.500 parados más que la provincia segoviana mientras que en el mismo mes de 2007 tenía unos 3.000 parados más. ¿Dónde se concentran esos 2500 nuevos parados que han ensanchado la diferencia entre ambas provincias? La respuesta no es difícil: en el sector de la construcción (+2000) y en los servicios (+500), los dos cultivos favoritos del mercado laboral abulense.

A la vista de estos datos, parece que una de las variables que explican el distinto comportamiento de las dos provincias durante la crisis es la poca diversificación de la economía abulense, demasiado centrada durante los años de la burbuja en sectores donde se contrataba mucho y donde ahora se despide igual de rápido. Muchos de ustedes dirán que para llegar a estas conclusiones no hacían falta alforjas, pero el que les escribe tiene cierta deformación profesional y una extraña querencia por las estadísticas. Nos quedaría profundizar en las razones que llevaron a los abulenses al ladrillo y la hostelería (sector mayoritario dentro de eso que llamamos servicios) pero esa es otra historia.

Una última cosa. Las cifras del paro en nuestra provincia son dramáticas porque tras los números, tras cada nuevo parado, hay una persona, una vida y en muchos casos una familia que depende de esos ingresos. Por eso, las pocas noticias que llegan sobre la creación de nuevas empresas son recibidas con esperanza. Hace poco, el Ayuntamiento anunció que una empresa pretendía crear 500 empleos en los próximos diez años (producto y empresa del que, por cierto, ya habíamos oido hablar por estas tierras hace unos años). Esperanza, pero también cierta desconfianza. Esperemos, de verdad, que la iniciativa llegue a buen puerto, que se creen 500 o 1000 empleos, cuantos más mejor, pero es inevitable sospechar de estas noticias en periodos electorales. Más cuando estamos acostumbrados a este tipo de noticias (1, 2, 3, 4) y a que sus optimistas expectativas no se cumplan.

Aclaración: Escribo post aburridos por placer, no por obligación. Soy así, qué le vamos a hacer, lo siento.

¿Qué tiempo hace allí arriba?

Si la semana pasada traía a este blog los escandalosos 520.000 euros que ha recibido el ex alcalde socialista de León y anterior vicepresidente de Caja España, Francisco Fernández, al prejubilarse, hoy la cosa va de Caja de Ávila. No es nada comparable, no se asusten. Solo se trata de la carta que han enviado los cuatro representantes de Comisiones Obreras en la Asamblea General de la entidad abulense para solicitar que se informe sobre las retribuciones de los miembros del Consejo de Administración, de la propia Asamblea y de los altos directivos.

A mí me parece que la noticia está en que, a estas alturas, haya que pedir algo así. Con la que está cayendo sobre el resto de los mortales y, además, “a la vista de la alarma social que las últimas noticias en relación con las cajas de ahorro están generando en la población”, como dicen desde el sindicato, es necesario conocer esta información, sacarla a la luz para que quede claro que no hay nada extraño en la cúpula de la entidad abulense.

De nada me sirve que el vicepresidente de Caja de Ávila y alcalde abulense, Miguel Ángel García Nieto, afirme estar “tranquilo” porque, según sus palabras, en la entidad abulense no se han subido las retribuciones de los directivos durante el proceso de reorganización del sistema financiero español. Si es así, espero que no les importe aportar datos y cifras concretas.

En su carta, CC.OO. también solicita información y aclaración sobre retribuciones, créditos, gastos o contratos blindados que pudieran existir en la entidad; pide los “datos justificados” de los miembros del Consejo y la Asamblea durante los últimos tres años; reclama información acerca de los posibles “contratos blindados que pudieran existir”; quiere saber si se han concedido créditos a los altos directivos y en qué condiciones; y, por último, se interesa por conocer las retribuciones que se han obtenidos como consecuencia del proceso de fusión en Bankia. El sindicato asegura que toda esta información servirá para “poder acreditar ante la ciudadanía la transparencia y la buena labor de los responsables de Caja de Ávila”.

Hace poco, el periodista Ignacio Escolar llevaba a su blog el “pluriempleo político” de Agustín González, presidente de Caja de Ávila. Dicho texto, titulado ‘Un político, trece cargos’, terminaba planteando dos preguntas: “¿Se puede ser al mismo tiempo un buen alcalde, un buen presidente de la Diputación, un buen presidente de la Caja y un buen consejero de administración de otras tantas empresas? ¿Cuánto cobra entre sueldos y dietas el señor Agustín González?”.

La respuesta al primer interrogante, está en la opinión de cada uno. La del segundo, no lo podemos saber debido al oscurantismo que se mantiene en ciertos campos de Caja de Ávila. Sí conocemos el sueldo de Agustín González como presidente de la Diputación Provincial de Ávila: 62.713,25 euros. Ésta es la retribución bruta anual a dividir en 14 pagas, lo que significa una cantidad mensual de algo más de 4.400 euros (a lo que hay que quitar impuestos, cotizaciones y demás) por uno de los puestos que ocupa.

De regalo, aquí os dejo la entrevista de Carlos Reviejo, uno de los cuatro representantes de Comisiones Obreras en la Asamblea General de Caja de Ávila, que se emitió este miércoles en la edición provincial del programa ‘Hoy por Hoy’ de la Cadena Ser.

A %d blogueros les gusta esto: