La politique en rose

Hay algo fuera de lo normal en la política. Se trata de un comportamiento extraño que no para de repetirse en ese mundillo y que, sin embargo, nunca deja de llamarme la atención. Lamento decir que tiene mucho que ver con eso de creer que los ciudadanos somos medio tontos tirando a lerdos. Pero no seamos malpensados. Los asuntos mundanos que traigo hoy a este blog bien podíamos enmarcarlos en un exceso de optimismo, tan necesario en los tiempos que corren. El problema es que esa visión rosa de la vida es tan interesada como partidista, por no decir absurda e injustificable.

A riesgo de volver al tema que centró el artículo de Alberto en el día de ayer, no puedo evitar comentar el análisis del 20-N realizado por el diputado electo del PSOE de Ávila y secretario de Organización a nivel regional, Pedro José Muñoz. Calificar la campaña llevada a cabo por los socialistas abulense como “muy positiva” va más allá de ser optimista. Es como plantearse un crucero en un vaso más bien medio vacío.

¿Pero cómo se puede calificar de “muy positivo” una campaña que permite que Ávila vuelva a ser la segunda provincia con más apoyos al PP, por detrás de Murcia? ¿Expliquen por qué es en esta tierra donde está creciendo UPyD con mayor fuerza y digan a quién le está arrebatando votantes? Claro está que el descalabro del PSOE ha sido generalizado en toda España pero lo de aquí viene de atrás, de muy atrás, hasta llegar a temer por el único diputado socialista en la última campaña. Algo tiene que cambiar a pesar de que a muchos de los implicados no les interese. O al menos tengan la vergüenza de reconocer, como unos días después lo hizo Mercedes Martín, que los resultados han sido “malos”. Muy malos, diría yo.

No se vayan todavía que hay más positivismo que comentar. Levantarse por la mañana y leer que el presidente del PP de Ávila, Antolín Sanz, se muestra “encantado” de que el procurador abulense y ex presidente de las Cortes, José Manuel Fernández Santiago, tenga que declarar ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León me invita a abrir la ventana, romperme el pijama de pasión y gritar al vecindario que me muero de felicidad por estar en paro. Parece ser que a Sanz le embarga la emoción de que el ex consejero de Fomento tenga la oportunidad de defenderse de las acusaciones de supuesto cobro de comisiones en la adjudicación de la variante de Olleros de Alba (León).

Pero, claro, al día siguiente vuelvo a leer la prensa y lo que encuentro me descuadra las ideas. Cito textualmente: “Fernández Santiago ha salido, tras su declaración a puerta cerrada, por una puerta lateral de la sede del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en Burgos, para evitar a los periodistas”. ¿Pero que hace ese hombre dejando escapar una posibilidad más de defenderse, como dice Sanz? No, hombre, aproveche los medios de comunicación y argumente su inocencia, que hay gente en su partido emocionadita con su comparecencia.

A %d blogueros les gusta esto: