Qvo Vadis, PSOE?

A estas alturas de la semana, recogidos ya los vasos, las botellas y el confeti de la fiesta de la democracia, ustedes habrán leído tropecientos análisis de la jornada electoral, de los resultados, de las caras de los ganadores y de los perdedores y se sabrán de memoria la vida, obra y milagros del futuro presidente del gobierno, de su mujer, de su padre y del primo aquel que sabía tanto del cambio climático. Es decir, que esto de las elecciones es un tema ya mascado. Incluso nosotros hicimos un pequeño análisis de los datos la misma noche electoral.

A pesar de todo lo dicho y escrito, se seguirá hablando de estas elecciones durante bastante tiempo. Se hablará del ganador y de los ganadores (UPyD, Amaiur, IU) y se hablará, y mucho, del principal perdedor de las mismas, el PSOE, abocado a un Congreso Federal del que salga un nuevo lider, unas nuevas ideas, un nuevo programa o un nuevo algo.

Poco o nada positivo se puede decir de las cifras obtenidas por el partido socialista: el resultado ha sido malísimo, peor de lo esperado, en el conjunto de España, en cada una de las Comunidades Autónomas y en todas y cada una de las provincias. Zapatero, la crisis, los mercados, ya saben. En Ávila (y en Castilla y León) no podía ser menos, los resultados han sido igual de malos que en el resto del país, pero antes de echar la culpa a Zapatero del mal resultado del PSOE en Ávila vamos a ver unos dibujitos.

Evolución del voto en la provincia

Eso que ven ustedes es una gráfica con la evolución en la provincia del número de votos recibidos por los principales partidos en las elecciones al Congreso desde 1996, fecha de la primera victoria del PP. A simple vista llaman la atención un par de cosas. La primera, la estabilidad del PP, con un suelo en torno a los 65000 votantes. La segunda, la amplia distancia que separa al PSOE del PP a lo largo de toda la serie, incluso durante las dos últimas legislaturas.

Ahora estamos viendo la evolución del voto en la capital desde la misma fecha. La única diferencia en la tabla es la inclusión del dato de las pasadas municipales, el primero que aparece referido a 2011. Como vemos, el voto al PP en las elecciones generales es bastante constante mientras que en las pasadas elecciones municipales perdió casi cinco mil votos. El PSOE, por su parte, se mantiene bastante alejado del PP también en la ciudad, incluso en las pasadas municipales cuando pierde una cifra similar a la perdida por el PP.

Incluso durante las dos legislaturas de Zapatero, el PSOE de Ávila ha sido incapaz de acercarse al PP. Evidentemente, no todo puede ser culpa de Zapatero o de la crisis. Algo debe estar haciéndose mal, algo que impide al Partido Socialista contactar con sus posibles votantes.

Óscar López, secretario general del PSOE de Castilla y León declaró la misma noche electoral que el resultado en la región era digno, no se perforaba en número de votos el suelo de las dos legislaturas de Aznar, y resaltó que por primera vez el voto a los socialistas de la región fue superior, en décimas, al voto a los socialistas en toda España. Encima de estas líneas ven una gráfica con la evolución del voto al PSOE en Castilla y León en todas las elecciones generales de la democracia. Pueden parecer buenos datos, con convocatorias por encima del 40% de los votos, pero es que desde 1989 el PP está por encima de los socialistas de forma holgada. Y ahora, además, hay que tener en cuenta a UPyD, dispuesta a crecer a costa del desgaste socialista, como queda claro en Ávila.

Evidentemente los resultados de los socialistas en la comunidad, aunque influenciados por la situación general del PSOE, tienen razones internas ¿Qué sucede? ¿Qué tiene que cambiar el PSOE local y regional para que los ciudadanos confíen en ellos? ¿O es que el PP lo hace tan bien en la región y la provincia que no da opciones a los socialistas? Si los problemas también están aquí, ¿cambiar al líder en Ferraz, mediante Congreso, primarias o a la carta más alta, mejorara las perspectivas del PSOE regional y local?

Más allá de errores de estrategia, falta de liderazgo o de líderes, hay problemas de base. Posiblemente, si hiciesemos una encuesta rápida buscando soluciones los mantras más repetidos serían la vuelta a los orígenes, el giro a la izquierda, escuchar a la bases, la democracia interna o la apertura a la sociedad. Aunque puedo estar más o menos de acuerdo con las recetas, voy a hacer unas salvedades. Lo de los orígenes suena bien, de verdad, pero habría que ver cuantos querrían volver a los orígenes si de verdad hubiesen leído algo sobre aquellos orígenes. Lo del giro a la izquierda es parecido. Siendo verdad que se ha desdibujado el perfil del partido en los últimos tiempos, girar a la izquierda suele ser utilizado como sinónimo de ser más como Izquierda Unida y tengo que recordar que IU no ha ganado muchas elecciones con sus ideas. Escuchar a las bases es un poco como escuchar al pueblo, está bien cuando piensan como nosotros, son chusma cuando piensan igual que los otros y, por mi experiencia personal, las bases suele reproducir bastante fielmente el pensamiento de sus líderes. Cuando cambia el pensamiento de los líderes, cambia el pensamiento de las bases sobre todo cuando estas son muy estrechas. Escuchar sí, claro, pero no esperar milagros.

En lo que sí estoy de acuerdo es en lo referente a la democracia interna y a la apertura a la sociedad, siempre que ambas ideas vayan de la mano y sirvan para algo más que cambiar cabezas. Siempre que me hablan de la necesidad de democracia interna respondo lo mismo, que por mucha democracia interna que haya, que la hay, de dónde no hay no se puede sacar. La agrupación local del PSOE cuenta, a ojo de buen cubero, con unos 100 militantes activos, menos de un 1% de la población de la ciudad. Con ese nivel de implicación de la ciudadanía ¿qué les vamos a pedir? El primer paso que deberíamos dar, yo el primero, es implicarnos en el día a día de los partidos políticos a los que exigimos respuestas, cambios y soluciones. La mejor forma de ayudar al cambio de los partidos políticos es participar en ellos. Cuanto más amplias sean las bases, más voces se escucharán. Si se consigue ampliar el número de personas implicadas en la vida del partido, si las bases son la sociedad, las voces de las bases sí podrán aportar algo y escucharlas sí será parte del futuro del Partido Socialista.

Y al mismo tiempo que me gustaría una mayor implicación de la ciudadanía, miro con envidia las primarias realizadas por el Partido Socialista francés. ¿Por qué no se puede dar la palabra a los simpatizantes? En Ávila, ni siquiera supondría una gran despliegue de infraestrucuras. Que el partido se abriera a la sociedad dejando participar a los simpatizantes y votantes quizá no solucionase la falta de ideas o de líderazgo, no es el bálsamo de fierabrás, pero si podría contribuir a mitigar el derrotismo que a veces empaña al partido. Una de mis experiencias más tristes con el PSOE sucedió hace unos años en unos estudios de radio. En mi época universitaria dirigía un programa de actualidad en la radio universitaria, hacíamos entrevistas, hablabamos de nuestras mierdas, etc. Después de unas elecciones municipales, entrevistamos a miembros de las Juventudes Socialistas para comentar los malos resultados del PSOE. Una de sus respuestas me dejo de piedra: Es que en Castilla y León no vamos a ganar nunca. Si esto es así, si las bases del partido o sus dirigentes piensan esto, lo mejor que puede hacer el PSOE es no presentarse más a las elecciones en Castilla y León y ahorrarse disgustos.

El futuro del PSOE pasa por implicar a la ciudadanía y por abrirse a la sociedad, por ahí tiene que llegar la necesaria renovación, pero también por creerse capacitado para ganar, no solo para perder con dignidad. Si Herodoto tenía razón cuando dijo que “tu estado de ánimo es tu destino”, el destino del PSOE en CyL y en Ávila es sombrío porque desde hace tiempo ese es su estado de ánimo.

Va siendo hora de que el PSOE se ponga en marcha. Quizá mañana sea tarde.

16 Responses to Qvo Vadis, PSOE?

  1. Sin perder de vista que el castigo electoral al Partido Socialista ha sido generalizado por toda España, en Castilla y León y en nuestro caso en Ávila esa reflexión también debería ser profunda. Haber mantenido el diputado por los pelos, tener los mismos concejales que UPyD en la capital, ecoiluminaciones pedantes…

    Sería bueno un partido de la oposición que se refundara de arriba a abajo y empezara a ser audaz en sus planteamientos. Caras nuevas, ideas reformistas de calado. Y en Ávila… pues no sé qué más tiene que pasar para que se cambie de armador, capitán y violinistas.

    • Alberto Martín del Pozo says:

      El castigo es en toda España, el problema es que en Ávila y en Castilla y León nunca ha habido “premio”.

  2. tatin says:

    Se os ve demasiado el plumero y vuestro carne de militantes cuando escribis…la objetividad la dejais para otros, ¿no?

    • Alberto Martín del Pozo says:

      Gracias por comentar, en primer lugar.

      Dejando de un lado el apasionante debate sobre la subjetividad y la posiblidad de la objetividad, voy a apuntar algo.

      Yo soy votante socialista (o al menos lo era antes de que mi voto por correo no me llegase), lo cual tampoco creo que sea ni un misterio ni un pecado. No hay plumeros escondidos. Pero aquí, por mucho que os cueste creerlo, ni pensamos todos igual, ni votamos al mismo partido, ni nada de eso. Es feo eso de generalizar sin conocernos.

      En el post no se pide en ningún momento el voto para el PSOE, se analizan sus resultados y su situación en la provincia y en la región y se opina sobre las alternativas que tiene ahora que parece obligado a una transición. No es especialmente alagador, tampoco especialmente crítico. Ahora bien, creo que es una cosa que no está muy clara: esto no es un medio de comunicación, ni pretende serlo. Es mi opinión como abulense, votante del PSOE, es cierto, y nada más. Y da la casualidad de que como esto es un blog “personal” (tetrapersonal) la expreso.

      El blog está abierto a que des tu opinión sobre los resultados del partido al que votas o sobre la estrategia o resultados de los demás. En la parte superior del blog tienes una pestaña para saber como ponerte en contacto con nosotros para publicar aqui tu opinión.

      Gracias 🙂

  3. Por enésima vez habrá que ponerlo. Conozco a Alberto desde que ambos empezamos a votar y creo que nunca hemos votado lo mismo. Abrimos un espacio entre cuatro personas que cada uno tiene su padre y su madre…con la idea de que haya un espacio abulense en la red en el que sacar temas, comentar, valorar, opinar.

    Aquí cada uno tiene el carné que le da la gana. Alberto es transparente en sus ideas. Cada uno firma lo que escribe y todos comentamos lo que nos parece. El plumero es el de cada uno y están abiertos los comentarios para los que quieran opinar en cualquier sentido. Yo por mi limpiaba el psoe en Ávila de arriba a abajo y no creo que por escribir esto ninguno de los otros “palos” me vaya a quitar la tecla.

    El artículo de Alberto es completo y muy interesante sea uno del partido que sea. Hablemos de lo que escribe

  4. Alejandro says:

    Desde fuera de Ávila, como visitante asiduo y sin querer caer en estereotipos, pero sin poder evitarlo tampoco, el abulense tiene un marcado carácter conservador. Haga lo que haga el PSOE, el PP seguirá dominando esa zona geográfica por los siglos de los siglos.

  5. bymoya says:

    A falta de un partido liberal de verdad, ¿Podemos escoger cono sustitutivo edulcorante a un partido sin animo de progreso para la libertad ciudadana?. Cuya obra restrictiva después de ocho años se podría resumir pintando un 110 donde ponía 120. El mundo es otro, ha cambiado y no necesitamos de ilustrados que nos gobiernen cambiando las reglas para donde más les cuadra. Hoy hacen falta más gestores que legisladores. ¿Habrá debate?.

  6. Guillermo B. says:

    Alberto, abrirse a la sociedad e implicar a la ciudadanía son mandamientos en el decálogo de todos los partidos (sí, de todos, incluso de esos que vemos como encarnación del mal o de los favorecidos). Así es que puede que sea parte de la solución del PSOE, pero no es “la solución”.
    Uno de los problemas que tiene es PSOE se llama IU, ya que cuando toca escorarse a la izquierda se topa con los comunistas, mientras que cuando se centra les deja cancha para ampliar su espacio. En este caso, curiosamente, ha acontecido una tercera vía, y es que del choque (que normalmente ganaba el PSOE) ha salido victorioso Cayo Lara. El PP no tiene ese problema de un freno a la derecha.
    Si vamos al problema del PSOE provincial, claramente tiene que ver con las personas. No es cuestión, como dice alguno por ahí, de que Ávila sea un feudo de la derecha, que algo tiene, sino que en Ávila el perfil sociológico corresponde a un entorno rural, o en capital o gran población a familia de clase media. Y ese perfil es poco dado al riesgo y a la gran reivindicación o lucha, más bien es afín a que alguien le garantice que el mundo no va a cambiar bruscamente. Un PSOE centrado con personal al frente fiable claro que puede tener su oportunidad.
    Y más aún en lo local, en el caso del Ayuntamiento, ahí lo que no tienen los responsables del PSOE es perdón de Dios. Lo han tenido a huevo, si no para ganar estos pasados años, sí para remachar con cada pifia. Y realmente no han dejado pasar una, en todas las ocasiones lo han hecho mal, no han atacado por el flanco correcto, han votado a favor de algo para luego ponerse en su contra (Grande-Moneo), no han sabido entender de qué iban los fregados urbanísticos, han sido incapaces de actuar como informadores reales a la ciudadanía de lo que estaba pasando… En las distancias cortas es donde un hombre se la juega, como en el anuncio, y en la política local no valen las manifas en contra de Irak o apoyar grandes causas, más bien hay que ser capaz de entender tu ciudad. Y como digo, ni agua…

    Citando a alguno más arriba, Pedro Tomé era mucho Pedro Tomé…

  7. Alberto Martín del Pozo says:

    Ya te echaba yo de menos, Guillermo.

    1.- Yo no creo que haya partidos que encarnen el mal. Por si acaso, he hecho una revisión de los resultados de las últimas elecciones y no se ha presentado ningún partido que se declare abiertamente satánico. Rosa Díez me ha dicho algo de unos vascos, pero no le he hecho mucho caso 🙂

    2.- Abrirse a la sociedad e implicar a la ciudadanía puede estar en decálogo de todos los partidos, otra cosa es que hagan algo por ponerlo en práctica. El PSOE habla mucho de esto y ya has visto como se eligió al último candidato. El PP lo tiene y mira como les luce el pelo. Y con esto no quiero decir que se tenga que promover el asamblearismo ateniense en el seno de los partidos. Es algo tan simple como abrir la militancia, que no sea necesario tener un carnet por el que pagas a fin de mes para participar en la toma de ciertas (no todas) las decisiones. Y pienso esto por algo muy simple: las bases actuales de los partido, a secas, no me sirven, sobre todo a nivel local. Cuando la participación en los partidos se resiente, su capacidad de movilización/reflexión/innovación/cambio mengua. Para algunos partidos esto puede no ser necesario, pero para otros es cuestión de supervivencia. Concretando: si el PSOE local no consigue ampliar sea como sea el número de personas que participan activamente en la vida del partido, dentro de poco todos los militantes tendrán un puesto en las listas al Ayuntamiento. Y esto también influye en cuanto a nombres: si el PSOE (y los demás) consiguen implicar de forma proactiva en el partido a 300 personas más, es más posible encontrar gente válida entre 400 personas que entre 100. No es LA solución, no es el bálsamo de fierabrás como digo en el post, pero la baja participación en los partidos políticos está en la raíz de muchos de sus problemas.

    3.- El PSOE local puede tener problemas de espacio con IU y con UPyD, de acuerdo, pero a nivel nacional no los tiene (o al menos no es algo preocupante. En Valencia y Madrid crecen ambos por el proceso de autodestrucción interna en el que parecen regodearse los partidos socialistas de Madrid y Valencia) Si volvemos a identificar el problema como local (o regional) las soluciones tienen que nacer también aquí. IU Y UPyD se crecen a costa del PSOE por méritos propios y por deméritos de los socialistas. Si situamos los demeritos de los socialistas en ideas y en personas, volvemos al punto 2. Tener nuevas ideas, nuevas personas y nuevas actitudes será muy díficil para el PSOE si no consigue atraer savia nueva al partido.

    4.- Estoy de acuerdo contigo en que el PSOE local y en menor medida el regional ha tenido muchas oportunidades de poner en entredicho la supremacia popular y coincido en los asceptos que nombras.

    5.- Me vas a permitir, como he hecho en el post, que no entre en el tema de las personas al frente del PSOE, pero volvemos al punto 2. Poca participación, poca militancia, poco dónde elegir, poca capacidad de la militancia para cambiar las inercias del partido y los equilibrios de poder interno.

    Insisto mucho en el tema de la participación y la militancia porque creo que no somos conscientes del estado en que se encuentran los partidos en sus agrupaciones locales. Por poner un ejemplo, si la mitad de los lectores diarios de este blog se afiliasen al PSOE (aquellos que no lo estén, que alguno habrá) y se presentasen a las asambleas coordinando su voto, controlarían el partido. Y este blog tiene un número apreciable de visitas, pero no es El País.

    Un saludo, Guillermo.

  8. Pingback: La politique en rose « Los 4 palos

  9. José Carlos says:

    Comparto tu análisis, me parece muy acertado, y lo digo desde la distancia física, que no ideológica ya que, sin ser militante socialista, si soy simpatizante.
    Por otra parte, si me lo permites, me gustaría añadir algo a tu análisis: el PSOE perdió su presencia en los movimientos sociales, Asociaciones de Vecinos, de estudiantes, etc. Eso influye en la pérdida de perspectiva y presencia en la sociedad, en el conocimiento y asunción de lo que ésta demanda. Creo que, además del modelo francés, deseable y admirable, alguien debería incidir en la presencia en los movimientos sociales.
    Saludos.

    • Guillermo B. says:

      Si me permites, José Carlos, disiento. Será la vena liberal que me ha salido, pero un movimiento social es un movimiento social, no una congregación preparada para la coptación política. Sé que me dirás que esa no es la intención, pero lamentablemente esa es la realidad.
      Cuando se juntan vecinos, o aficionados a la pesca, o antitaurinos, o reclamantes de AVE para Ávila, lo último que quieren es que su movimiento se convierta en campo de batalla y en tira y afloja político. Y como comprenderás, no sólo el PSOE tiene la licencia moral para tener presencia en esos movimientos, la tendrán todos los partidos sin excepción.
      Así es que al menos, en mi comunidad de vecinos, que se dejen de tonterías, y que nos dejen debatir sobre quién saca la basura a gusto.

      Como ejemplo, tengo experiencia (antigua, pero experiencia) en representación estudiantil. Y al menos en lo que pude, evité que cualquier mínimo debate político se filtrara en nuestras reuniones. Nosotros estábamos allí para representar a nuestros compañeros en los órganos de gobierno universitario y para defender sus derechos como alumnos. No para debatir o decidir sobre la OTAN, el Aborto, para firmar manifiestos o apoyar reivindicaciones, o la madre que le trajo… y no sabes lo difícil que eso fue, pero lo logré. Si contaminamos el tejido social con los partidos políticos, no hacemos a los partidos más comprensivos con la realidad social, sino que hacemos la realidad social más política, y por tanto, los partidos serán más y más cegatos a la verdadera sociedad.

      Saludos.

  10. Pingback: Premios 20 Blogs « Los 4 palos

  11. Pingback: Al fondo a la izquierda: el futuro del PSOE en CyL « Los 4 palos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: