Isaac Rosa y la “irrelevancia de la cultura”

Ya hemos criticado en este blog, en varias ocasiones, la escasa actividad cultural de la ciudad de Ávila. Lo han hecho algunos de nuestros invitados, como la escritora Mayda Anias o el cineasta David Galán Galindo, e incluso Alberto dedicó una entrada a ofrecernos otro punto de vista (más centrado en las infraestructuras) sobre esta cuestión. Hoy vuelvo a traer el dichosito tema, un día después de que el escritor y periodista Isaac Rosa intervenga en el ciclo de los ‘Lunes Literarios’ que organiza Caja de Ávila.

El sevillano (aquí podéis ver su blog en ‘Público’) se mostró muy crítico con los escritores, artistas e intelectuales españoles por “no estar a la altura” de los tiempos que corren. En su conferencia, titulada ‘Literatura y conflicto social’, lamentó que prácticamente no existan novelas que estén abordando la crisis, mientras que en los últimos años se ha ido creando todo un género sobre la Guerra Civil.

Rosa defiende, más que al “escritor comprometido”, al “escritor responsable”, lo que incluye “enfrentarse a tus propias ideas”. Asegura que en sus libros ha querido entrelazar la inquietud social con la inquietud literaria, y cree que la novela es el mejor mecanismo para explicar la crisis. ¿Por qué, entonces, no existe producción literaria sobre este tema?

Isaac Rosa (Foto de blog.rtve.es)

El creador de ‘La mano invisible’ (2011) lo tiene claro: el motivo es que la cultura en España juega un papel casi irrelevante. Él cree que en la transición se eliminó la cultura de la sublevación. A uno este tipo de afirmaciones le dejan profundamente preocupado, más allá de que a los abulenses nos pueda reconfortar saber que, por ahí fuera, andan casi tan escasos de artistas comprometidos como nosotros. Mal de muchos… sí señor.

Alguien del público le pregunto que si actividades como el propio ciclo de los ‘Lunes Literarias’ y otros eventos pertenecientes a las obras sociales de las cajas de ahorro no eran en sí mismos una demostración de la docilidad de la cultura. La pregunta se las traía, estarán de acuerdo. El propio escritor advirtió de que no quería faltar el respeto a sus anfitriones, pero aseguró que el acto que él estaba protagonizando también era una prueba de la “irrelevancia de la cultura”.

Es una buena idea preguntarse por la dependencia que tiene el arte de ciertas instituciones y entidades. Por ejemplo, en el caso de nuestra provincia, ¿qué le ocurre a un pintor, escultor, escritor o artista en general que no cuente con el beneplácito de Ayuntamiento de Ávila, Diputación Provincial, Junta de Castilla y León, Caja de Ávila, medios de comunicación, etc.? ¿Cómo difundirá su obra y con qué apoyos contará para llegar a un mayor número de personas? Y, por el contrario, ¿cómo podrán ser críticos aquellos que dispongan de ese tipo de respaldos sin jugarse su futuro?

A %d blogueros les gusta esto: