De marcas, símbolos y logotipos

El año pasado, el 2010, era el año en que se cumplían 25 de la inclusión de la Ciudad Vieja de Ávila y sus Iglesias Extramuros en la lista de Patrimonio Mundial. Por esta razón, todos lo hemos visto, se presentó ese logotipo que nos vendía nuestra ciudad como Ávila Única. Logotipo, por otra parte, que nos hemos hartado de divisar en el bacon del Ayuntamiento y en otros lugares a modo de pegatinas y otros modelos publicitarios.

Mismo año y mismo escenario, 2010 y nuestra amurallada ciudad. De nuevo galardón e imagen nueva. En este caso gracias al premio que la Unión Europea nos concede nombrando nuestra ciudad como Ciudad Europea Accesible.

Hace unos meses nos presentaban también, no sin polémica, la que pretendían fuera la mascota de Ávila bajo esa imagen infantiloide de un torreón pintado por un niño de tres años y al que bautizaron con el bonito nombre de Pedrolo. Recordaréis que el Ayuntamiento decidió desmarcarse de dicha iniciativa apenas dos días después  de su presentación.

Como parte de una Comunidad Autónoma, como es Castilla y León, muchos de los productos de nuestra tierra están también bajo el sello de calidad de la marca ‘Tierra de Sabor’ que se supone una garantía para el producto con él marcado señalandolo realmente como producto castellano y leonés. Este sello ‘Tierra de Sabor’ se utiliza sobre todo en productos de alimentación al igual que lo hace el sello de Raza Avileña que acompaña a la carne de ternera salida de nuestro ganado vacuno.

Cinco denominaciones diferentes para hablar de la excelencia de nuestros productos y de nuestra tierra. Identificativos que serían o supondrían un impulso para la ciudad y que incitaría al potencial turista a acercarse a Ávila en detrimento de otras zonas de turismo de interior y que nos darían el impulso que llevamos reclamando desde hace tiempo para salir de esta crisis en la que no encontramos.

Pues vamos a por la sexta. El Ayuntamiento trabaja ya en otra marca, la marca ‘Ávila’, que va a cumplir todo lo que estas anteriores no han cumplido que además de moderna y con proyección de futuro recogerá los valores históricos y culturales de nuestra ciudad. Bacalá. Otro intento desesperado para disimular lo que considero una falta de ideas. Un motor en punto muerto en el que nadie consigue engranar una marcha para sacar a la ciudad del ralentí en que lleva sumida tantos y tantos años.

7 Responses to De marcas, símbolos y logotipos

  1. Pepe Herráez. says:

    Es verdad.

  2. Guillermo B. says:

    Ya me estabais tardando en este tema, Palos… Menos mal que podemos entrar a saco…

    En primer lugar, que sepas Juan Luis que no lo estás haciendo bien, que este chico Budiño en la Gacetilla local piensa que no se han de criticar estas iniciativas (o bobás, como dice él):

    http://www.diariodeavila.es/noticia.cfm/Opini%C3%B3n/20111111/boba/983F79C1-C2F2-63AB-4D86C42C165DAC4A

    Así es ue no seamos anti-abulensistas, leches, que no hacemos más que criticar… (espero que el tono irónico se destile, para no tener que responder a malentendidos…)

    Te quedas corto en tu recital de marcas, que más y más ha habido cuanto más atrás te vayas. Como muestra un botón, hace más de 10 años nos gastamos unos cuartos en una página web y logomarca “Ávila la casa”, fusilada la cosa de Azorín, para pomocionar casas rurales. Si hoy buscas en Google ni aparece.

    Siento volver a citarme citando a mi vez a un insigne forero del pasado internáutico abulense, pero sin lugar a dudas el eslogan que nos aplica ha de ser “Terra Mística”, parque temático de cartón piedra donde las atracciones pasan por el brazo incorrupto de los políticos locales, o por las levitaciones de ellos mismos ante cualquier micro-inauguración a la que asistan.

    Más en serio, estas cosas de “París, ciudad de la luz” o “Nueva York, la gran manzana” no surgieron de concursos de ideas alumbrados por un mogollón de técnicos municipales, sino del destilar de muchos años, de alguna afortunada coincidencia cinematográfica o musical, o del vox populi. Y realmente, que yo piense a nosotros tan sólo nos aplica lo de Cantos y Santos, con una Yema como logo. Cualquier otro jaleo es tan sólo buena voluntad y gasto de más cuartos, que tan sólo beneficiará a las empresas abulenses de comunicación, de las que el autór del articulillo antes citado no parece andar muy alejado, no…

    A más ver

  3. bymoya says:

    Cómo eso siempre se ha llamado por estas tierras; “marear la perdiz”. Ahora se trata de que parezca que hacen algo o de la importancia de desaprender a desarreglar las cosas a base de tormentas de ideas, pero despreocuparse de llevar adelante una buena gestión en la que todos paguen el correspondiente tributo sobre los pasos de carruajes, o de que nadie tenga que dar vueltas y más vueltas hasta encontrar donde aparcar antes de ir al médico o de que acudir al ayuntamiento o a la biblioteca sea casi misión imposible o de que los ciudadanos no se pasmen de frío cuando esperan al autobús. Que parece que nos gobierna la bruja avería.

  4. Alberto Martín del Pozo says:

    Mi propuesta: Avila, reserva moral de occidente. ¿O ya está pillado?

    Interesante opinión la del tal Budiño, gracias por compartirla Guillermo. Un íbero saludo a todos (en especial a aquellos valientes que no os escondeis bajo pseudónimos feos y obscenos)

  5. El cimbalillo de la catedral says:

    Otra patochada más de este “ilustre” Ayuntamiento, parece que con el propósito de desviar la atención de los problemas que realmente existen en esta ciudad: paro, falta de industria, malas comunicaciones, fuga de jóvenes, etc, etc, etc… ¿Porqué no se preocupan de sus ciudadanos? ¿Acaso vamos a tener que ir todos con la marca en la frente cual si fuéramos un producto textil? Debe ser que es mejor lucir una de prestigio cual Louis Vuitton se tratase, que no nuestra verdadera “marca” de Ávila de los caballeros, de los santos, de los cantos, de Santa Teresa, del Rey…

    ¡Ale! a gastarse unos cuantos cientos de miles de euros del presupuesto municipal en proyectos y diseños inútiles y repartirselos con los amiguetes. ¿Para qué queréis “marca” si ya tenéis a Pedrolo que aunque como San Pedro a Cristo le habéis negado os identifica bastante a vosotros, regidores de la Casa Grande del Mercado Chico?

  6. Santiago says:

    Vamos a ver Sres.:

    Como dice “El Cimbanillo” ¿Porqué no se preocupan de sus ciudadanos?

    Los problemas que realmente existen en esta ciudad: paro, falta de industria, malas comunicaciones, fuga de jóvenes, etc., etc., etc.…

    Que hace un Ayuntamiento creando marcas, acaso es una empresa de Marketing??

    Lean Uds. lo que dice la Consejera de Cultura y Turismo de Castilla y León.

    http://www.eleconomista.es
    http://t.co/iefvoJx3

    Alicia García Rodríguez, consejera de Cultura y Turismo de Castilla y León:
    “La nueva realidad turística exige nuevos planteamientos de promoción y comercialización”

    Me quedo con una parte en la que estoy totalmente de acuerdo.

    “He insistido en que los trabajos los crean los empresarios, no las Administraciones, pero la Administración tiene que favorecer las condiciones para que estos empleos puedan generarse. Ese es nuestro objetivo. No es cuestión de hablar tanto de proyectos sino de cambiar la forma en la que se orienta estratégicamente el turismo para adaptarse a las nuevas circunstancias.”

    http://www.eleconomista.es/tinta-china/noticias/3528484/11/11/alicia-garcia-rodriguez-consejera-de-cultura-y-turismo-de-castilla-y-leon-la-nueva-realidad-turistica-exige-nuevos-planteamientos-de-promocion-y-comercializacion.html

  7. New Actitud says:

    Creo que el post inicial habla sobre la “Marca Ávila”, los símbolos y logotipos que se han venido desarrollando desde el Ayuntamiento, y los comentarios que se han ido vertiendo dejan un poco de lado este tema para centrarse en las necesidades de la ciudad. Necesidades y carencias que, por otra parte todos conocemos.
    En cuanto a la marca, considero que puede ser una idea interesante si se lleva a buen término y se gestiona con diligencia y profesionalidad. En muchas ciudades su buen uso y conocimiento por parte de ciudadanos, empresas y administración supone un atractivo que se transforma en beneficios económicos y turísticos ya que se implican todos los ámbitos de la ciudad (cultura, arte, turismo, comercio, hostelería, etc.)
    En principio es una buena idea y, a priori, debemos confiar en la transparencia del concurso público que se va a realizar para elegir la marca. También debemos confiar en la objetividad del jurado que se proponga, que, como no puede ser de otra forma, estará formado -imagino- por profesionales de reconocido prestigio en el ámbito del diseño. Y lo más importante, que cuando se elija la marca que nos represente, luego se utilice con cabeza, se presente y se difunda adecuadamente.
    Ahí es donde se le debe exigir al Ayuntamiento que, después de todas las reuniones (políticamente correctas) y el coste económico que va a suponer, esta marca se cuide y se utilice. Que no pase como en otras muchas ocasiones, que se hacen o construyen cosas importantes pero luego, por dejadez y desidia de la Administración, estas entran en el olvido cuando no en su desaparición total.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: