De marcas, símbolos y logotipos

El año pasado, el 2010, era el año en que se cumplían 25 de la inclusión de la Ciudad Vieja de Ávila y sus Iglesias Extramuros en la lista de Patrimonio Mundial. Por esta razón, todos lo hemos visto, se presentó ese logotipo que nos vendía nuestra ciudad como Ávila Única. Logotipo, por otra parte, que nos hemos hartado de divisar en el bacon del Ayuntamiento y en otros lugares a modo de pegatinas y otros modelos publicitarios.

Mismo año y mismo escenario, 2010 y nuestra amurallada ciudad. De nuevo galardón e imagen nueva. En este caso gracias al premio que la Unión Europea nos concede nombrando nuestra ciudad como Ciudad Europea Accesible.

Hace unos meses nos presentaban también, no sin polémica, la que pretendían fuera la mascota de Ávila bajo esa imagen infantiloide de un torreón pintado por un niño de tres años y al que bautizaron con el bonito nombre de Pedrolo. Recordaréis que el Ayuntamiento decidió desmarcarse de dicha iniciativa apenas dos días después  de su presentación.

Como parte de una Comunidad Autónoma, como es Castilla y León, muchos de los productos de nuestra tierra están también bajo el sello de calidad de la marca ‘Tierra de Sabor’ que se supone una garantía para el producto con él marcado señalandolo realmente como producto castellano y leonés. Este sello ‘Tierra de Sabor’ se utiliza sobre todo en productos de alimentación al igual que lo hace el sello de Raza Avileña que acompaña a la carne de ternera salida de nuestro ganado vacuno.

Cinco denominaciones diferentes para hablar de la excelencia de nuestros productos y de nuestra tierra. Identificativos que serían o supondrían un impulso para la ciudad y que incitaría al potencial turista a acercarse a Ávila en detrimento de otras zonas de turismo de interior y que nos darían el impulso que llevamos reclamando desde hace tiempo para salir de esta crisis en la que no encontramos.

Pues vamos a por la sexta. El Ayuntamiento trabaja ya en otra marca, la marca ‘Ávila’, que va a cumplir todo lo que estas anteriores no han cumplido que además de moderna y con proyección de futuro recogerá los valores históricos y culturales de nuestra ciudad. Bacalá. Otro intento desesperado para disimular lo que considero una falta de ideas. Un motor en punto muerto en el que nadie consigue engranar una marcha para sacar a la ciudad del ralentí en que lleva sumida tantos y tantos años.

A %d blogueros les gusta esto: