¡Con la Iglesia hemos topado! Acuerdo entre la Junta y las diócesis para la conservación del Patrimonio

Este martes, para demostrar que el mundo seguía girando a pesar del magno debate de horas antes, la Consejera de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León, la abulense Alicia García, firmaba con el Obispo de Ávila, que actuaba en representación de todas las diócesis de la Comunidad, un acuerdo de colaboración para la conservación y difusión del patrimonio histórico en manos de la Iglesia.

Mentiría si dijese que es un tema apasionante o que espero reventar los contadores de visitas del blog con los pormenores de este acuerdo, pero llegaba mi cita semanal con este rinconcito y las musas parecían ocupadas en otros menesteres. Se me pasó por la cabeza hablarles del cruce de declaraciones entre Agustín González, el hombre de los trece cargos, y Jesús Terciado, presidente de la Confederación Abulense de Empresarios y de CEPYME, pero reconozco mi desconocimiento de las reglas de las peleas de gallos. ¿Estas cosas no estaban prohibidas por alguna ley? ¿Intereses bastardos?

Sin ser un tema atractivo para una gran mayoría, algo de intríngulis tiene el citado acuerdo. La Iglesia es depositaria de una gran parte del Patrimonio Histórico y Artístico Español y muchos de estos bienes tienen, además de su valor histórico y económico, un gran valor simbólico. Su colaboración es indispensable a la hora de conservarlo y difundirlo y su participación necesaria para muchas iniciativas turísticas.

En lo referente a conservación, el acuerdo habla de colaboración y corresponsabilidad, de delimitar el papel de las diócesis en el mantenimiento de los edificios y de la mejora de la seguridad de los bienes para evitar el expolio. En cuanto a la difusión, el acuerdo suscrito menciona que la Iglesia se compromete a ampliar la visita pública en la medida de lo posible.

Es un acuerdo importante si ambas partes lo cumplen. Como todos sabemos, las Administraciones Públicas tienen costumbre de dejar a medias sus planes, normalmente faltos de recursos desde su nacimiento, o de esperar a que el tiempo borre la rúbrica, haciendo necesario un nuevo plan, acuerdo o marco-legal presentado con las mismas salvas, palmaditas en la espalda y ruedas de prensa que el anterior. Por su parte, la Iglesia católica también tiene en su haber algún que otro incumplimiento (¿He oido que alguien decía autofinanciación? ¿He odio concordato? ¡Mira que sois criticones!) Es más, una parte del acuerdo suscrito por Junta y Diócesis habla precisamente de un incumplimiento de esta: la realización de un inventario de los bienes de la Iglesia cuando dicho inventario figura entre las obligaciones de la Iglesia desde la ley de Patrimonio de 1985. (En aquella ley se dio a la Iglesia un plazo de 10 años que como pueden suponer hubo que prorrogar)

En Ávila, el concurso de la Iglesia en la conservación del Patrimonio tiene luces y sombras. Luces serían, por ejemplo, el Monasterio de Santo Tomás y su Museo de Arte Oriental y la Iglesia de San Vicente (aunque en ambos se podían mejorar algunos aspectos) Si hay una sombra, más allá del cierre al turismo de muchas iglesias y sin entrar a comentar tiempos pasados de expolios consentidos y ventas de bienes, esa es la Catedral. Todo lo relacionado con el presbiterio, aquellas lámparas que durante un tiempo colgaron de la nave, las chimeneas metálicas que plantaron junto al cimorro, el estado de conservación de la Puerta de los Apóstoles y su no-apertura al público. ¿Han visitado en los últimos años la Catedral? Cada año que pasaba, y a medida que aumentaba el precio de la visita, la parte de la Catedral abierta al público de forma gratuita se reducía. Primero se cerró la girola, luego se impidió el paso más allá del trascoro y luego la valla avanzó varios metros para que este también quedara cegado. Ahora la Catedral queda completamente oculta por una celosía que cierra el paso al templo y que conduce hasta el museo. No estoy en contra de que se cobre la entrada a los monumentos, he incluido entre “las luces” iglesias en las que hay que pagar por entrar (aunque esto tendría que matizarlo mucho) pero la forma en la que se cierra el paso, esa celosía verde que impide mirar con normalidad el interior del templo, da una impresión pésima sobre el monumento y sus gestores. Casi sería mejor cerrar el paso desde la misma puerta como se hace en otros monumentos y Catedrales. ¿No se podría sustituir la actual mampara de madera por algo con menor impacto visual?

Ojalá el acuerdo sirva y ambas partes cumplan lo firmado, mejorando de verdad la conservación y seguridad de los bienes en manos de la Iglesia y su acceso al público.

3 Responses to ¡Con la Iglesia hemos topado! Acuerdo entre la Junta y las diócesis para la conservación del Patrimonio

  1. Javi Calvo says:

    Creo que la idea final será o es colocar otra puerta detrás de principal… el tiempo lo dirá, pero hay cabezas que piensan en ello………..

  2. bymoya says:

    Es qué poderosos caballero es don dinero y además se deben compensar los esfuerzos realizados para alzar tan grande obra. Pero: ¿Quién hizo de ascensor para levantar tanta piedra?.

  3. Tomás Poza says:

    He visitado recientemente Ávila y me ha encantado por la historia, la conservación y la simpatía de su gente. Lo que no me ha gustado es que no dejen hacer fotos en la catedral ya que no hay colecciones de fotos que podrían justificar tal medida.
    Tomás Poza-Móstoles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: