Ávila no es una excepción

Comentábamos hace unos posts que teníamos ganas de entrevistar en la radio a Jesús Encinar.  Seguimos con ese empeño pero lo que ya hicimos ayer fue entrevistar a su hermano Fernando Encinar. Ambos son cofundadores de Idealista, portal inmobiliario que seguramente conoceréis.

El propio nombre de idealista, nos contaba Fernando, surgió de su madre. Eso del negocio en Internet prometía pero en este mundo también hubo burbuja. No todo saldría adelante. Ellos mismos han tenido problemas con otros proyectos.  No fue el caso de  Idealista que creció y creció.

El programa de radio – en el que cuento con Pablo y con Willy – habla de nuevas tecnologías pero con esa excusa y con los invitados que vamos llevando cada semana también hablamos de lo nuestro, de Castilla y León, desde diferentes ópticas.

Dejadme que esta vez barra para casa. Os invito a escuchar la entrevista porque pusimos la lupa dirección –> muralla y hablamos de Ávila, de la burbuja inmobiliaria, de cómo enfrentarse a la crisis, a los oportunistas…

“Todas las semanas teníamos visita de bancos que querían endeudar a la compañía. No tomar deuda nos ha permitido tirar para adelante”

[ Audio de la entrevista ]

En el minuto 4 le preguntamos por un vídeo que es imprescindible como testimonio de la Ávila del siglo XXI (lo tenéis aquí abajo). Es un pequeño documental que hicieron los Encinar sobre nuestra ciudad amurallada y su crecimiento sin sentido de los últimos años. Un vídeo que deja perlas como la siguiente frase (tan de sentido común como desconocida para nuestros dirigentes, los de Ávila y los de toda España)

“El crear nuevas calles no puede ser un objetivo en si mismo, tiene que ser algo sujeto a la lógica de la propia ciudad”

Son cinco minutos deliciosos, imprescindibles para entender qué ha pasado en Ávila y por extensión en España. El 4’09” es especialmente apoteósico

Os recomiendo finalmente el twitter de Fernando y de Jesús. Estarás o no de acuerdo con lo que escriben pero no se muerden la lengua.  Son ejemplos de la Ávila viva, emprendedora, idealista.  La Ávila – valga el ejemplo – que de verdad construye.

Nuevo look

A parte de nuestras páginas de presentación, intenciones y participación, esta bienvenida fue la primera entrada oficial que escribimos para este humilde blog. Era el 5 de julio de este mismo año y comenzábamos un proyecto cargados de ilusión y buenas intenciones. En aquellos orígenes teníamos clara una cosa, queríamos hacer un blog que se diferenciase en algo de los que ya teníamos a titulo personal muchos de nosotros y, tras muchos correos electrónicos, decidimos que esa diferencia sería la temática del mismo. Esa temática, nuestra amada ciudad y su despoblada provincia, nos ha llevado a momentos hermosos en estos meses y a otros algo más complicados por no querer callarnos nada, por hablar de lo que vemos, sin tapujos y, por qué no decirlo, a veces, de forma demasiado directa y alejada de  lo políticamente correcto. Una cosa teníamos clara. Un blog tiene más o menos éxito en función de la calidad de sus contenidos. No diré yo que los nuestros son los mejores o los más certeros pero sí diré que estamos consiguiendo, al menos, generar un modesto debate con los temas que tratamos. Eso nos gusta.

El centrarnos en los contenidos nos obligó a dejar de lado aspectos más visuales. Queríamos escribir y el diseño de nuestro blog no era un tema fundamental para nosotros. Hoy, casi cinco meses después de nuestros inicios, hemos decidido aplicarnos también en este aspecto y os presentamos el nuevo look de esta página. Obligatoria mención al gran Chuchi García, compañero y amigo, que nos ha echado una buena e imprescindible mano con la parte técnica para poder hacer este lavado de cara que ya podéis ver. Confiamos en que estos cambios mejoren de forma notable el aspecto de este rinconcito y esperamos nos deis vuestra opinión al respecto de lo que esperamos sea una mejora.

Seguimos siendo los mismos, con la baja temporal de Illo que ha dejado los domingos huérfanos de viñetas por motivos personales pero que ha prometido volver dentro de no mucho tiempo para seguir con sus incisivas ilustraciones. Compañero, esperamos tu regreso. Decía, seguimos siendo los mismos, los mismos que defendemos que esta web en ningún caso es un medio de comunicación sino un medio de opinión en el que volcamos nuestras ideas y puntos de vista personales. La información va por otros cauces más especializados, aquí seguiremos generando, con más o menos acierto, corrillos de debate procurando hacerlo siempre desde el respeto y el debate de hoy está claro. ¿Qué os parece nuestro nuevo look?

Rock’n’Roll Bar

Hoy seré breve. Hoy quiero hablar de un local, de un bar, de un pub. Hoy quiero hablar de Los Sotanillos. Para quien no los conozca Los Sotanillos es un bar de copas situado en la calle David Herrero de la zona norte de la capital abulense. Es un local pequeño con un aforo legal de 62 personas en el que os aseguro haber visto a más del doble. Los Sotanillos celebran este fin de semana su vigésimo noveno aniversario. Se dice pronto pero son muchas las historias y las personas que por allí han pasado para contarlas.

Hablo de uno de esos lugares diferentes, especiales. Un sitio de encanto propio. De los pocos lugares de Ávila donde se puede tomar una copa lejos de la cultura de la pachanga y el reaggetón (o como se escriba). Un pequeño reducto donde resiste la cultura del Rock’n’Roll, el punk, la música garagera de los años 70, el blues, el soul… Un lugar que ha sabido conservar durante años una esencia de cultura alternativa en una ciudad conservadora y alejada de los elementos diferentes a lo políticamente correcto.

Restaurante modesto en sus orígenes, bar de copas después. Un histórico de la noche abulense, al menos de los que gustamos de noches diferentes con desgarradas guitarras sonando a todo trapo y con un cargadísimo ambiente de denso humo que desapareció a principios de este año con la ley antitabaco robándole al local parte de un encanto que aún hoy, a veces, se echa de menos.

Este fin de semana celebra su vigésimo noveno aniversario y mucho tendrán que cambiar las cosas para no ser el último. Me comentan de primera mano la fecha del 6 de enero del próximo 2012 como probable última apertura de Los Sotanillos. Sé que se están haciendo esfuerzos para que no suceda pero no negaré que la cosa está más que difícil. Sin duda una mala noticia para una ciudad que está escasa de lugares diferentes. Espero de verdad que ese anuncio de cierre se quede tan solo en palabras. Espero que se encuentre una solución por parte del gestor del bar, para que sigan abriendo las puertas del local de Ávila con más historia, con más tradición. Cualquier otra cosa sería dejar a la ciudad sin una mirada diferente.

Espero no tener que escribir el día 7 de enero para confirmar esta triste información. Espero que Los Sotanillos sigan, durante muchos años, dándonos momentos de buenos amigos, buena bebida y, por supuesto, el mejor Rock’n’Roll.

Goodbye moon

Si me permiten…después de la gran entrada de Pablo de ayer (muy recomendable) voy a aparcar la política y les voy a hablar una vez más de mi libro.  De fútbol, del Real Ávila y de una vieja historieta.

Era una bonita mañana de hace unos cuantos años en la que además recuerdo haber disfrutado de una larga jornada nocturna. Sin rodeos… aquella mañana el whisky aún rodaba divertido por mis venas.  Una amiga asturiana venía a ver el Real Ávila – Real Oviedo, partido en la lucha por el ascenso a 2ªB. Aquella temporada teníamos un equipo aseadito pero nos tocó “el ogro”.

Acudí al Grande a reunirme con los asturianos visitantes. Todas las terrazas estaban hasta las trancas y la ciudad se llenó de color azul.  Nos habían invadido física y comercialmente. Menuda afición la ovetense.

Pero claro…ya les digo que tenía algo de juan caminante por las venas.  Y en aquello había algo irritante. Sí, eran un equipo histórico con un estadio y afición de grandes tardes futbolísticas y nosotros no. Entendido. Pero en aquel momento peleábamos por lo mismo…y mientras Ovieu estaba volcada con su equipo, nosotros…pues bien. As usual.

No pude por más que subirme a la Palomilla, bufanda en ristre y decir con todo el aire que tenía en mis pulmones…

” ¡Aupa Ávila, coño! “

Se me acercaron entonces un grupito de ovetenses, me abrazaron y me dijeron: “Por fin. El primer tío con huevos que vemos en esta ciudad”.

Ya digo que no era cuestión de testiculina sino de sidrina, exceso de.  Pero en cualquier caso…recuerdo aquel día con dolor. Aparte de por la manita que nos endosaron, por la oportunidad perdida una vez más. Hermanamiento, comercio, turismo. Tantas cosas que se podrían haber hecho.

He vuelto a recordarlo esta semana tras leer este artículo de Jelko. Dice así…

“El tiempo pasa y nos vamos haciendo viejos (Pablo Milanés dixit), y ademas nos estamos cansando de la poca alegría, ilusión y confianza que se nos transmite. Creo que va siendo hora de cambiar la dinámica si no queremos seguir siendo un equipo de pueblo, un club de pueblo en una liga de pueblos, con objetivos de pueblo…y todo esto respetando a los pueblos.”

Conozco a Jelko desde hace años, de viejos foros del Ávila. Precisamente el actual (un gran foro) lo tuvimos que crear por aquella eliminatoria. El viejo rincón acabó colapsado de mensajes de entusiastas asturianos. Luego el espacio siguió creciendo gracias al mítico “Siempre Dani”  y otros genios como Ramirin (al que un día habrá que dedicar un gran post aparte). El foro creció pero el Real Ávila se estancó en sus deudas, falta de ideas y de movimientos.

Yo mismo voy menos al Adolfo, la vida y las distancias te alejan ciertas costumbres.  Estuve hace un par de partidos y había menos gente. Los clásicos de siempre más algunos nuevos. Había animación aunque me sobraban algunos ultrillas de medio pelo cuando en vez de animar entonaban gilipolleces. No faltó el tradicional robo arbitral ni el bochornoso y habitual lanzamiento de algo más que escupitajos por parte de la concurrencia. La vida sigue igual pero con más grietas en el estadio.

No a todos les tiene por qué gustar el fútbol o cualquier otro deporte. El fútbol no lo es todo, pero bien gestionado es dinero, es salud para los chavales. Si  empecé este artículo con esa visita asturiana es por poner el acento en la ilusión colectiva, sin duda generadora de movimiento económico y de impulso para los niños y niñas que desde pequeños defienden y quieren lo suyo. Lo echo de menos en Ávila.

Digo Real Ávila como digo Obila, Asisa, Casa Social Católica, Zona Norte, Milan, Inter o lo que haga falta.  Se trata de hacer ciudad, ya lo he puesto otras veces: apoyar el deporte también es hacer ciudad. El fútbol tiene nuevos gestores…hasta twitter (y currado) pero sigue faltando muchísimo. Como dice Jelko…

“Durante años y años el Real Avila no ha salido del ámbito deportivo, restringido y acotado solo a sus socios y simpatizantes, y estos, todos, se merecen más, mucho más, porque son ellos los que mantienen la luz y las constantes vitales de este club, por mucha sociedad anónima que sea y por muchos cambios que se produzcan en su gestión. Sin afición el equipo juega solo. Una ciudad como la nuestra tiene que aspirar a una masa social más amplia. ¿De verdad pensamos que con lo hecho hasta ahora lograremos incrementarla? Que cada uno saque sus conclusiones.

Que nadie piense que todo esto son sueños, son aspiraciones, lógicas y normales de otras ciudades y pueblos que, mira por donde, lo consiguen.¿Cual es su secreto?”

Es un gran artículo que les recomiendo que lean.  Y como dice su autor:  “No tengo la solución, pero el conformismo no es lo mío.”

Amén, querido Jelko.  Que salga el sol.

La politique en rose

Hay algo fuera de lo normal en la política. Se trata de un comportamiento extraño que no para de repetirse en ese mundillo y que, sin embargo, nunca deja de llamarme la atención. Lamento decir que tiene mucho que ver con eso de creer que los ciudadanos somos medio tontos tirando a lerdos. Pero no seamos malpensados. Los asuntos mundanos que traigo hoy a este blog bien podíamos enmarcarlos en un exceso de optimismo, tan necesario en los tiempos que corren. El problema es que esa visión rosa de la vida es tan interesada como partidista, por no decir absurda e injustificable.

A riesgo de volver al tema que centró el artículo de Alberto en el día de ayer, no puedo evitar comentar el análisis del 20-N realizado por el diputado electo del PSOE de Ávila y secretario de Organización a nivel regional, Pedro José Muñoz. Calificar la campaña llevada a cabo por los socialistas abulense como “muy positiva” va más allá de ser optimista. Es como plantearse un crucero en un vaso más bien medio vacío.

¿Pero cómo se puede calificar de “muy positivo” una campaña que permite que Ávila vuelva a ser la segunda provincia con más apoyos al PP, por detrás de Murcia? ¿Expliquen por qué es en esta tierra donde está creciendo UPyD con mayor fuerza y digan a quién le está arrebatando votantes? Claro está que el descalabro del PSOE ha sido generalizado en toda España pero lo de aquí viene de atrás, de muy atrás, hasta llegar a temer por el único diputado socialista en la última campaña. Algo tiene que cambiar a pesar de que a muchos de los implicados no les interese. O al menos tengan la vergüenza de reconocer, como unos días después lo hizo Mercedes Martín, que los resultados han sido “malos”. Muy malos, diría yo.

No se vayan todavía que hay más positivismo que comentar. Levantarse por la mañana y leer que el presidente del PP de Ávila, Antolín Sanz, se muestra “encantado” de que el procurador abulense y ex presidente de las Cortes, José Manuel Fernández Santiago, tenga que declarar ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León me invita a abrir la ventana, romperme el pijama de pasión y gritar al vecindario que me muero de felicidad por estar en paro. Parece ser que a Sanz le embarga la emoción de que el ex consejero de Fomento tenga la oportunidad de defenderse de las acusaciones de supuesto cobro de comisiones en la adjudicación de la variante de Olleros de Alba (León).

Pero, claro, al día siguiente vuelvo a leer la prensa y lo que encuentro me descuadra las ideas. Cito textualmente: “Fernández Santiago ha salido, tras su declaración a puerta cerrada, por una puerta lateral de la sede del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, en Burgos, para evitar a los periodistas”. ¿Pero que hace ese hombre dejando escapar una posibilidad más de defenderse, como dice Sanz? No, hombre, aproveche los medios de comunicación y argumente su inocencia, que hay gente en su partido emocionadita con su comparecencia.

Qvo Vadis, PSOE?

A estas alturas de la semana, recogidos ya los vasos, las botellas y el confeti de la fiesta de la democracia, ustedes habrán leído tropecientos análisis de la jornada electoral, de los resultados, de las caras de los ganadores y de los perdedores y se sabrán de memoria la vida, obra y milagros del futuro presidente del gobierno, de su mujer, de su padre y del primo aquel que sabía tanto del cambio climático. Es decir, que esto de las elecciones es un tema ya mascado. Incluso nosotros hicimos un pequeño análisis de los datos la misma noche electoral.

A pesar de todo lo dicho y escrito, se seguirá hablando de estas elecciones durante bastante tiempo. Se hablará del ganador y de los ganadores (UPyD, Amaiur, IU) y se hablará, y mucho, del principal perdedor de las mismas, el PSOE, abocado a un Congreso Federal del que salga un nuevo lider, unas nuevas ideas, un nuevo programa o un nuevo algo.

Poco o nada positivo se puede decir de las cifras obtenidas por el partido socialista: el resultado ha sido malísimo, peor de lo esperado, en el conjunto de España, en cada una de las Comunidades Autónomas y en todas y cada una de las provincias. Zapatero, la crisis, los mercados, ya saben. En Ávila (y en Castilla y León) no podía ser menos, los resultados han sido igual de malos que en el resto del país, pero antes de echar la culpa a Zapatero del mal resultado del PSOE en Ávila vamos a ver unos dibujitos.

Evolución del voto en la provincia

Eso que ven ustedes es una gráfica con la evolución en la provincia del número de votos recibidos por los principales partidos en las elecciones al Congreso desde 1996, fecha de la primera victoria del PP. A simple vista llaman la atención un par de cosas. La primera, la estabilidad del PP, con un suelo en torno a los 65000 votantes. La segunda, la amplia distancia que separa al PSOE del PP a lo largo de toda la serie, incluso durante las dos últimas legislaturas.

Ahora estamos viendo la evolución del voto en la capital desde la misma fecha. La única diferencia en la tabla es la inclusión del dato de las pasadas municipales, el primero que aparece referido a 2011. Como vemos, el voto al PP en las elecciones generales es bastante constante mientras que en las pasadas elecciones municipales perdió casi cinco mil votos. El PSOE, por su parte, se mantiene bastante alejado del PP también en la ciudad, incluso en las pasadas municipales cuando pierde una cifra similar a la perdida por el PP.

Incluso durante las dos legislaturas de Zapatero, el PSOE de Ávila ha sido incapaz de acercarse al PP. Evidentemente, no todo puede ser culpa de Zapatero o de la crisis. Algo debe estar haciéndose mal, algo que impide al Partido Socialista contactar con sus posibles votantes.

Óscar López, secretario general del PSOE de Castilla y León declaró la misma noche electoral que el resultado en la región era digno, no se perforaba en número de votos el suelo de las dos legislaturas de Aznar, y resaltó que por primera vez el voto a los socialistas de la región fue superior, en décimas, al voto a los socialistas en toda España. Encima de estas líneas ven una gráfica con la evolución del voto al PSOE en Castilla y León en todas las elecciones generales de la democracia. Pueden parecer buenos datos, con convocatorias por encima del 40% de los votos, pero es que desde 1989 el PP está por encima de los socialistas de forma holgada. Y ahora, además, hay que tener en cuenta a UPyD, dispuesta a crecer a costa del desgaste socialista, como queda claro en Ávila.

Evidentemente los resultados de los socialistas en la comunidad, aunque influenciados por la situación general del PSOE, tienen razones internas ¿Qué sucede? ¿Qué tiene que cambiar el PSOE local y regional para que los ciudadanos confíen en ellos? ¿O es que el PP lo hace tan bien en la región y la provincia que no da opciones a los socialistas? Si los problemas también están aquí, ¿cambiar al líder en Ferraz, mediante Congreso, primarias o a la carta más alta, mejorara las perspectivas del PSOE regional y local?

Más allá de errores de estrategia, falta de liderazgo o de líderes, hay problemas de base. Posiblemente, si hiciesemos una encuesta rápida buscando soluciones los mantras más repetidos serían la vuelta a los orígenes, el giro a la izquierda, escuchar a la bases, la democracia interna o la apertura a la sociedad. Aunque puedo estar más o menos de acuerdo con las recetas, voy a hacer unas salvedades. Lo de los orígenes suena bien, de verdad, pero habría que ver cuantos querrían volver a los orígenes si de verdad hubiesen leído algo sobre aquellos orígenes. Lo del giro a la izquierda es parecido. Siendo verdad que se ha desdibujado el perfil del partido en los últimos tiempos, girar a la izquierda suele ser utilizado como sinónimo de ser más como Izquierda Unida y tengo que recordar que IU no ha ganado muchas elecciones con sus ideas. Escuchar a las bases es un poco como escuchar al pueblo, está bien cuando piensan como nosotros, son chusma cuando piensan igual que los otros y, por mi experiencia personal, las bases suele reproducir bastante fielmente el pensamiento de sus líderes. Cuando cambia el pensamiento de los líderes, cambia el pensamiento de las bases sobre todo cuando estas son muy estrechas. Escuchar sí, claro, pero no esperar milagros.

En lo que sí estoy de acuerdo es en lo referente a la democracia interna y a la apertura a la sociedad, siempre que ambas ideas vayan de la mano y sirvan para algo más que cambiar cabezas. Siempre que me hablan de la necesidad de democracia interna respondo lo mismo, que por mucha democracia interna que haya, que la hay, de dónde no hay no se puede sacar. La agrupación local del PSOE cuenta, a ojo de buen cubero, con unos 100 militantes activos, menos de un 1% de la población de la ciudad. Con ese nivel de implicación de la ciudadanía ¿qué les vamos a pedir? El primer paso que deberíamos dar, yo el primero, es implicarnos en el día a día de los partidos políticos a los que exigimos respuestas, cambios y soluciones. La mejor forma de ayudar al cambio de los partidos políticos es participar en ellos. Cuanto más amplias sean las bases, más voces se escucharán. Si se consigue ampliar el número de personas implicadas en la vida del partido, si las bases son la sociedad, las voces de las bases sí podrán aportar algo y escucharlas sí será parte del futuro del Partido Socialista.

Y al mismo tiempo que me gustaría una mayor implicación de la ciudadanía, miro con envidia las primarias realizadas por el Partido Socialista francés. ¿Por qué no se puede dar la palabra a los simpatizantes? En Ávila, ni siquiera supondría una gran despliegue de infraestrucuras. Que el partido se abriera a la sociedad dejando participar a los simpatizantes y votantes quizá no solucionase la falta de ideas o de líderazgo, no es el bálsamo de fierabrás, pero si podría contribuir a mitigar el derrotismo que a veces empaña al partido. Una de mis experiencias más tristes con el PSOE sucedió hace unos años en unos estudios de radio. En mi época universitaria dirigía un programa de actualidad en la radio universitaria, hacíamos entrevistas, hablabamos de nuestras mierdas, etc. Después de unas elecciones municipales, entrevistamos a miembros de las Juventudes Socialistas para comentar los malos resultados del PSOE. Una de sus respuestas me dejo de piedra: Es que en Castilla y León no vamos a ganar nunca. Si esto es así, si las bases del partido o sus dirigentes piensan esto, lo mejor que puede hacer el PSOE es no presentarse más a las elecciones en Castilla y León y ahorrarse disgustos.

El futuro del PSOE pasa por implicar a la ciudadanía y por abrirse a la sociedad, por ahí tiene que llegar la necesaria renovación, pero también por creerse capacitado para ganar, no solo para perder con dignidad. Si Herodoto tenía razón cuando dijo que “tu estado de ánimo es tu destino”, el destino del PSOE en CyL y en Ávila es sombrío porque desde hace tiempo ese es su estado de ánimo.

Va siendo hora de que el PSOE se ponga en marcha. Quizá mañana sea tarde.

Resultados #Ávila20N

Al final no ha habido sorpresas: el PP revalida sus dos escaños en Ávila y el PSOE conserva el suyo, escenario que se repite en la provincia desde 1993.

Resultados con el 99% escrutado:

Un pequeño y apresurado análisis:

- PP- Mejora 3 puntos respecto a 2008, pero no alcanza su mejor resultado histórico (65,31% en 2000). En la capital, mejora 5 puntos respecto a las pasadas municipales, practicamente 7 puntos en la provincia.
- PSOE – En la linea con el resto de España, muy mal resultado. Aunque mantiene el escaño, pierde 13 puntos con respecto a 2008. Solo obtuvo peor resultado en 1979. Por aportar algo positivo, salva el segundo puesto en la capital y mejora en dos puntos su resultado respecto a las municipales.
- UPyD – Casi todo son buenas noticias para el partido magenta. Se consolidan como tercera fuerza en la capital y la provincia, aunque por poner algún pero, en la capital frena su ascenso con respecto a las pasadas municipales.
- IU – Pasa de 3ª a 4ª fuerza politica pero mejora en voto y porcentaje en la provincia. En la capital, se deja la mitad de los votos.

Los comentarios están abiertos a todos para comentar y debatir sobre los resultados. Un abrazo a todos.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.255 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: