Y con el número dos…

¿Qué es eso de que los jóvenes se tienen que marchar de Ávila para trabajar? Que no, hombre, que no, que la cosa va al revés. Fíjense en Pablo Casado, el número 2 de las listas del PP de Ávila al Congreso de los Diputados. Para nuestras tierras que viene el que algunos medios han calificado como la gran promesa de la cantera popular.

No se crean que estamos hablando de un cualquiera. Es presidente de las Nuevas Generaciones de la Comunidad de Madrid, asesor del ex presidente Aznar y forma parte del Comité de Dirección de Esperanza Aguirre. Leo en Libertad Digital que de él “se espera que revolucione el Congreso”.

Por esperar también se podría esperar que en los próximos cuatro años (vamos a dar por hecho que sale elegido, claro está) se acuerde de la provincia que representa. ¿Qué conocerá Casado de Ávila? Me viene a la mente la interminable lista de miss y mister que han representado a esta tierra en materia de belleza. Alguno hasta reconoció que de la capital abulense solo sabía que “es un ciudad normalita, ni grande ni pequeña, un pueblo grande, por así decirlo”.

A mí me da lástima que a este “pueblo grande” no le pueda representar alguien que viva aquí o que, al menos, se haya criado en esta tierra y conozca sus problemas. El puesto que ocupará él, palentino de nacimiento, lo tenía, desde la marcha de Acebes, Mari Ángeles Ortega, buena conocedora de la situación que atraviesan algunos de los sectores más desfavorecidos de la población abulense. Y también me da lastima ver más de lo mismo en el otro partido mayoritario, el PSOE, cuyas listas al Congreso y al Senado vuelven a estar encabezadas por los de siempre.

Foto de Pablo Casa (del blog 'Sin complejos')

Volviendo a Casado, me pregunto qué opinión tendrán los propios militantes del PP de Ávila de la inclusión de este elemento externo. Seguro que hay tortas por un puesto así y será duro ver como desde Madrid te imponen un candidato. Aunque Antolín Sanz, al menos de cara al público, parece estar “orgulloso” de esta brillante idea.

¿Qué más decir de el nuevo candidato? Por lo visto, tiene un blog, aunque más bien olvidado. Lo último que colgó, en febrero de 2010, fue su intervención en el XIV Congreso del PP de Madrid, cuando aseguró (minuto 7) que los jóvenes populares “no idolatran a asesinos como el Che Guevara” sino a “mártires como Miguel Ángel Blanco”.

Leo en El País del pasado domingo que la propuesta de Rubalcaba de que los ciudadanos puedan elegir entre los candidatos propuestos según su preferencia tiene un apoyo del 77 por ciento de los ciudadanos. “El PSOE y el PP bloquearon hace pocos meses las propuestas de reformas del sistema electoral y ahora se han sumado a la ola ciudadana [encabezada por el movimiento 15-M]”, recuerdan en el artículo. Más les valdría espabilar, a unos y a otros, y mejor antes que después.

A %d blogueros les gusta esto: