Gredos

Gredos. Precioso paraje natural, ¿verdad? No puedo evitar acordarme de épocas pasadas en las que pateaba sus praderas sin piedad alguna hasta llegar al lugar elegido como destino. La Laguna Grande, El Almanzor, Cinco Lagunas… Hace tanto tiempo de aquello y me he vuelto tan vago… Gredos. Ese lugar con tanta belleza como peligro y que a simple vista podemos pensar que es inofensivo y resulta no serlo.

La imagen está sacada del flickr de R. Durán

Y es que no es raro levantarnos, sobre todo en fechas de buen tiempo, con la noticia de que el equipo de emergencias de la Guardia Civil ha tenido que realizar un rescate por la zona. Este año, sin ir más lejos, hemos leído con tristeza alguna defunción. En unos casos por imprudencia y en otros por mero accidente pero nuestra preciosa sierra se ha cobrado ya no pocas víctimas. Es fácil buscar respuestas a toro pasado y conociendo lo sucedido pero si algo tengo claro es que subestimamos los peligros que nuestra sierra esconde. No quizá las gentes de la tierra, no dejaré de recordar que la mayoría de los accidentados son ajenos a nuestra provincia, pero sí por foráneos que piensan que lo del Macizo Central es el chulapo de turno curtido en el gimnasio que va en el centro de un grupo de gente. No es de recibo pensar que ir a Gredos es dar un paseo y si alguien aún lo hace es mejor que pasee por el parque más cercano a su residencia y así evitar posibles disgustos.

Gredos es montaña. No valen los paseos, vale el caminar observándolo todo a nuestro alrededor para no cometer errores, preferiblemente acompañado de alguien que sepa lo que hace, vale el ser consciente de los peligros que la montaña tiene aunque a simple vista no lo parezca. Salvaremos las distancias diciendo que, por supuesto, no es el Himalaya pero tampoco es para tomarlo como si de un juego se tratase. Hay que ir preparado, con un mínimo equipo y unos conocimientos básicos y hay que ir sabiendo que no son cuatro, ni cinco, ni seis… los accidentes, las actuaciones de rescate y los fallecidos que se ha cobrado ya nuestra MONTAÑA. Y ahora digo MONTAÑA (con mayúsculas) porque es como hay que pensar en ella.

Con todo esto en la mente, la Junta de Castilla y León quiere hacer un cambio normativo a través de ciertas leyes para comenzar a cobrar a los accidentados que requieran atención del Servicio de Emergencias del 112 de Castilla y León siempre y cuando su accidente haya sido consecuencia de una decisión negligente o por no ir equipados debidamente. Indica Pilar del Olmo (Consejera de Hacienda de la Junta), que se trata ya no de recaudar más o menos cantidad de dinero sino de concienciar a los ciudadanos del coste de estos servicios y de la necesidad de que los medios de rescate estén listos para verdaderas situaciones de emergencia. Debo decir que una persona perdida en la montaña, sea por negligencia, falta de equipo o por desafortunado accidente, es una verdadera emergencia en todo caso. Creo que la gente va a seguir pensando que Gredos es el parque y no tengo claro que esto haga descender el número de accidentes o desapariciones. La gente que venga a Gredos puede no conocer que si se pierde y llama al 112 le va a tocar pasar por caja y, espero equivocarme, pero puede que leamos noticias estúpidas de gente reticente a llamar a emergencias para no tener que aflojar la gallina porque “total, solo me sangraba la cabeza tras 8 metros de caída”.

A %d blogueros les gusta esto: