The Walking City

by Illo

#Illonotienetwitter se nos va a ausentar ahora unas semanas por motivos profesionales pero volverá con energía. Aquí le esperaremos con muchas ganas. Un abrazo y buen domingo para todos los lectores.

Un AVE de vuelo gallináceo

En Ávila, el tema de los trenes, sobre todo la conexión con Madrid, entraña cierta polémica desde antiguo, más o menos desde la construcción de la linea Imperial en la segunda mitad del S. XIX, y esta no parece disminuir con los años. Por poner un ejemplo, recientemente hemos conocido a través de los medios de comunicación tradicionales que los viajeros que utilizan la linea entre nuestra ciudad y la capital de España van a tener que hacer transbordo en El Escorial en cuatro servicios, con lo que tardarán más de dos horas en recorrer los 120 kilométros que separan ambas ciudades. Si consideran que esto no es un problema demasiado grave, que lo es, imagínense esperando en El Escorial, en un andén, a las 7 de la mañana, en pleno invierno. Mi consejo a los usuarios de la línea: calzoncillos hasta los tobillos, termos con bebidas calientes, camisetas térmicas bajo la ropa de calle y mucha paciencia.

El otro tema siempre candente de la actualidad ferroviaria abulense, o más bien el mismo tema desde otro ángulo, es la llegada a Ávila, o no, de la Alta Velocidad y sus derivadas: trazado, plazos, precio, etc. Todo lo relacionado con esta posibilidad da para escribir un libro de género ecléctico a caballo entre la novela negra, la tragedia clásica y una comedia estadounidense dirigida por Woody Allen, protagonizada por Penélope Cruz y ambientada en Barcelona (Sí, es una pulla gratuita, lo sé, pero aporta al cóctel ferroviario el toque fino y sutil de aburrimiento elegante y de mal disimulada propaganda).

Todo empiezó hace ya un tiempo en algún oscuro despacho de algún siniestro ministerio (A long time ago, in a galaxy far, far away…) cuando se decide, por motivos técnicos, que la conexión de Alta Velocidad de Madrid con el norte de la península pase por Segovia, túnel del Guadarrama mediante, en lugar de por Ávila. Aquí llega la parte trágica: ¡Ávila quedaba apeada del tren del futuro y sería presa del tiempo y del olvido! Quizá dicho así no suene muy trágico, pero añadan a la noticia unas cuantas plañideras, gente triste y varios zombies (estos últimos para decorar, no se asusten).

Por fortuna para todos, en el año 1999 el presidente Aznar presenta el Plan de Infraestructuras 2000-2007 que tiene como objetivo, entre otras cosas, que todas las capitales de provincia queden unidas con Madrid por lineas de Alta Velocidad. Casi 8000 kilómetros de vías y una inversión de varios billones de pesetas para vertebrar de una vez España. En aquel plan, la conexión de Ávila a la Alta Velocidad se solucionaba con la construcción de una línea desde nuestra ciudad hasta Santa María la Real de Nieva, a unos 30 km de Segovia. El gobierno popular no puso mucho empeño en sacar adelante la linea, para qué mentir, y el PSOE denunció el trazado como un apaño sin futuro. Llega 2004, cambia el gobierno de Madrid y el nuevo ministerio de Fomento se saca de la manga un nuevo plan de infraestructuras, en este caso el Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT) 2005-2020. De este nuevo documento se cae la conexión con Segovia que es sustituida por una Linea de Altas Prestaciones Madrid-Ávila-Salamanca. La alternativa es bien recibida en el PSOE, que incluso pone fecha a la inauguración del proyecto (para 2011, debe estar al caer) y mal recibida en el PP. En 2006 se saca a licitación el estudio funcional del corredor que es adjudicado a comienzos de 2007. ¿Resultado? Vuelta al origen: nada de altas prestaciones hasta Madrid reformando el trazado antiguo, se construirá una línea nueva hasta Segovia, no hasta Santa María y se realizarán algunas mejoras en la línea convencional hasta Madrid. El cambio es bien recibido por el PSOE, que argumenta que es la opción mas viable y que el trazado es mejor que el propuesto por el PP y mal recibido por el PP, que recrimina al gobierno todos estos años de dimes y diretes y el carácter electoralista del anuncio. El Ministro Blanco lo anuncia en 2010 y en abril de 2011 se adjudica la redacción del estudio informativo.

Y en estas estamos. Parece que Ávila tendrá Alta Velocidad un día de estos, más tarde que temprano, y mientras tanto los partidos políticos intentarán usar su construcción como arma electoral, traviesa va, traviesa viene. Ahora bien ¿realmente necesitamos un AVE?

Ya sé que esto que voy a decir a continuación no es opinión mayoritaria en la ciudad pero si para algo sirve un blog es para ir metiéndose en todos los charcos habidos y por haber. Creo que ni necesitamos un AVE, ni su construcción va a reportar a la ciudad gran cosa. El impacto del AVE en las ciudades a las que llega es limitado. Sí, de verdad, muy limitado. El AVE es un cacharro fascinante que mejora la competitividad de los grandes nodos de población al conectarlos (Madrid-Barcelona, Madrid-Valencia, en menor medida Madrid-Valladolid) pero que no mejora nada o casi nada la situación económica de las ciudades pequeñas (según algunos entendidos las consecuencias son incluso negativas al hacer más atráctivo los nodos más grandes). El mayor impacto que produce el AVE en las ciudades pequeñas es urbanístico, nuevos barrios, nuevo suelo urbanizable, etc; justo lo que no necesitamos aquí. En España profesamos una fe en las infraestructuras que en muchas ocasiones no está basada ni en hechos tangibles ni en estudios creíbles. Y luego está el tiempo de viaje hasta Madrid ¿Estaríamos dispuestos a pagar el doble por ahorrarnos 25-30 minutos de trayecto? Supongo que mucha gente no. ¿Estaría entonces justificada una inversión de más de 500 millones de euros? Me temo que no. No es lógico contruir una linea para que por ella solo se paseen los trenes sin viajeros dentro. Respondo ya al manido argumento de que también tenemos derecho: tener un AVE a la puerta de casa no está en la Constitución y por muchos impuestos que paguemos, es un decir, no dan para todo.

Yo en su día aposté por la línea de Alta Prestaciones, es verdad, pero los estudios técnicos han acabado con el proyecto (básicamente el coste, en torno a los 1000 millones de €, y la faraónica obra que habría que hacer en muchos sitios para sortear los accidentes del terreno) Tan solo nos queda pedir que se mejore la línea actual con Madrid dentro de lo razonable, que se siga invirtiendo en las líneas de Salamanca y Valladolid y que se mantengan todos los servicios posibles. Si por mi fuera, este tren no pasaría por Ávila y creo que el tiempo y la crisis me terminarán dando la razón.

JCX365

Hoy 26 de octubre, es el día 300 del año. A la mayoría de los que leáis esto os parecerá un dato sin importancia pero, en algún lugar entre Salamanca y Ávila, alguien lo tiene muy en cuenta. Alguien que se encuentra detrás de una cámara de fotos y que se dispone a tomar su instantánea número 300. Hablo de Javi Calvo. Este abulense de nacimiento se ha enbarcado en una aventura que creo que es, además de bonita, muy difícil. Se trata de JCX365.

JCX265 es un proyecto en el cual pretendo realizar 365 fotos”, una por cada día del año 2011. Dicho proyecto surge en común con varios amigos con la fotografía como pasión común y la Asociación Fotográfica de Ávila (AFA) como nexo de unión. No se trata de presentar, según me comenta, fotos de gran calidad, “pretendemos mostrar sentimientos, estados de ánimo, la forma de vivir que, durante un año completo vamos a tener cada uno”. De diez personas que comenzaron el proyecto a la vez quedan la mitad y algunos, me cuenta Javi, comenzaron meses después. Él lo hizo el día 1 de enero para comenzar y terminar el proyecto con el año. “Había estado siguiendo el proyecto 365 realizado por otras personas y me preguntaba por qué yo no podía hacerlo, parecía algo sencillo y fácil. Por eso, cuando en una charla entre socios de AFA uno de ellos, Raúl Pindado, propuso realizar el proyecto ni me lo pensé”. Pero Javi erraba en una idea, la que le llevó a pensar que “parecía algo sencillo y fácil”.

La dificultad de JCX365 no es poca. Reconoce haberse planteado dejar de lado el proyecto en momentos duros. Os contaré que Javi, además, acompaña de sus fotos de un pequeño texto en el que explica dónde está hecha la foto, el porqué de la misma, la pequeña historia que rodea a ese disparo… lo que le da, a cada toma publicada en su blog, un valor añadido.

La primera foto de JCX365 - 1 de enero de 2011 -

Es un trabajo digno de ver y de reconocer. Mientras escribo estas líneas, Javi está pensando en su disparo de hoy, en el disparo número 300. “¿Qué he aprendido en estos 300 días? Creo que miro de una manera distinta, veo cosas que antes no veía, detalles que pasaban desapercibidos. Por otra parte mi técnica es mejor, he ganado en composición y en exigencia conmigo mismo, soy mejor fotógrafo (aficionado que quede claro).”

Ánimo, que aún quedan 65.

http://javicalvofotografias.blogspot.com/

Prejubilaciones, titulares y vómitos

Hay noticias que en sí mismas pueden provocar el rechazo e incluso, voy más allá, el vómito. De esas que a uno le revuelven las tripas, que te dejan mal cuerpo y cara de tonto, preguntándote ante el espejo qué leches has hecho con tu vida para no disfrutar de ciertos privilegios.

Me refiero, en este caso, a los 520.000 euros que ha recibido el ex alcalde socialista de León y anterior vicepresidente de Caja España, Francisco Fernández, al prejubilarse de la entidad financiera. “Y se asegura tras el 20-N un jugoso sueldo de diputado, ya que tiene muchas posibilidades de conseguir un escaño en el Congreso al ir como número dos por el PSOE en León”, añaden en la noticia.

Fernández ha respondido ante la polémica suscitada asegurando que la cuantía que recibe “se ciñe escrupulosa y legalmente a las condiciones incluidas en el ERE que consensuó la entidad financiera con los sindicatos en el momento de la fusión entre Caja España y Caja Duero”. Pues no lo dudo. Pero yo no dejo de imaginarme al ex alcalde entrando en una taberna con su prejubilación al hombro, como dibuja JM Nieto en su ‘Fe de Ratas’.

Francisco Fernández (foto de la web http://www.psoeleon.org)

Se podrían decir muchas cosas, pero hay ciertas miserias que casi se explican mejor por comparación. Porque el malestar gastrointestinal, el vómito que decía antes, le viene a uno cuando lee el titular ‘Fernández se prejubila de Caja España con 520.000 euros antes de ir al Congreso’ junto a otras noticias de muy distinto calado:

- ‘Impagos y falta de crédito acaban con 3.162 autónomos en tres años’

- ‘El 21% de los hogares de Castilla y León están en situación pobreza’

- ‘El paro subió en 7.256 personas en septiembre en Castilla y León, el 3,9 por ciento’

- etc, etc.

La última arcada me la provocado el periódico ‘La Información’ esta misma mañana, con el desayuno recién tragado. “Pese a la sequía del crédito que viven familias y empresas por las crisis, las entidades financieras han concedido préstamos a sus cúpulas directivas por 1.063 millones de euros en 2010”, señalan para presentar el mapa de las caja públicas que han tenido más manga ancha a la hora de otorgar financiación a sus primeros espadas. ¿Notan las nauseas?

Hoygan la línea 4 qué maravilla

Bien es sabido que en Ávila tenemos cierto complejo de neoyorquinos con la circulación. Para ir de San Roque al Cine Tomás Luis de Victoria (snif) sacamos el coche, metemos a la familia e intentamos aparcar entre la Plaza de Italia y los Jerónimos. Nos da miedo eso de dar a la pata para trayectos que duren más de diez minutos y lo de convertir a Ávila en una ciudad de bicicletas suena casi a sacrilegio. Yo ahí lo dejo como idea.

Es más, para empezar he de confesar que uno mismo es fiel consumidor del petróleo y derivados. Y de los que si no encuentra aparcamiento en el centro protesta y se queja y da una vuelta y otra más con tal de ahorrarse un minuto de paseo. ¿Quién no ha fantaseado además con poner un metro en Ávila? El otro día era tema de cachondeo entre la parroquia abulense twittera. A mi es que la línea 4 me tiene enamorao, que quieren que les diga…

(Mapa extraído de esta entrada de Microsiervos)

Un posible Metro en Ávila. Autor:Miguel Ángel Martín Sanz

Toda esta introducción es para preguntaros por el servicio de autobus. ¿Cómo lo veis? ¿Ofrece buenos horarios y combinaciones? ¿Le sacan rendimiento los abulenses? ¿Os gustan las líneas? Es una entrada que invita a vuestra participación y opiniones. Traigo el tema a la página porque en los últimos días un familiar cercano me ha estado despotricando bárbaramente sobre el Avilabus. Que hay lugares en donde no se informa de cuánto falta, que a veces pasan los minutos y no viene ninguno y de repente aparecen dos seguidos, que en día de juras en la Academia eso es un despiporre infame…

Así que aquí os abrimos el espacio para que nos contéis. Servidor ha echado un vistazo rápido a su web y tiene una apariencia aseada aunque no sé cómo de actualizada estará cuando pone “01 Jul 2010 enviado por Cristina” . Tampoco soy un usuario habitual como para poder asegurar si el servicio SMS funciona correctamente. Es de suponer que sí.

Lo dicho, vosotros nos diréis. ¿Qué os parece el servicio de autobús?

Pd: Se desmiente rotundamente que vaya a implantarse una línea urbana de paracaidistas.

¿Premio al Museo de Ávila? (por Helena Cerveto)

Abrimos el capítulo de colaboraciones del blog. La entrada de hoy os llega por cortesía de Helena Cerveto. Periodista de Barcelona afincada desde hace unos meses en Ávila. Puedes enviarnos tu aportación a loscuatropalos@gmail.com. Más información aquí.

__________________________

¿Premio al Museo de Ávila?

La mayoría seguro que conocéis la noticia. El Museo Provincial de Ávila ha recibido este fin de semana el Premio Institucional que otorga la Asociación Profesional de Museólogos de España, durante unas jornadas que la APME celebraba en el Palacio de Polentinos. Un premio por sus 100 años de existencia que comparte con el Museo Provincial de Zamora, que también está celebrando su centenario.

Está bien eso de recibir galardones. Pero seamos sinceros, no sólo de estatuillas vive el hombre, y un museo tampoco.

Museo provincial de Ávila - http://www.avilaturismo.com

En los seis meses que llevo en Ávila he tenido la oportunidad de hablar en tres ocasiones con María Mariné, la directora del citado museo abulense. Transmite pasión por su trabajo desde la primera palabra. Y no dramatiza cuando habla de problemas. En esas tres ocasiones, al preguntarle sobre la situación del museo en la actualidad, ha comentado el problema de espacio que tienen.

Este fin de semana, al comienzo de las Jornadas de Museología, la directora daba datos:

-      El museo tiene una superficie de 2.700 metros cuadrados, de los que 900 están dedicados a la exposición (el Museo Provincial de Lugo cuenta con 5.000 metros cuadrados sólo de exposición).

-      Hay 900 piezas o conjunto de piezas expuestas y unas 100.000 guardadas.

Según María Mariné, el museo podría extenderse 4 veces más si sacaran a las salas expositivas una selección de las piezas más importantes que hay dentro de esa ingente cantidad de 100.000. Sólo una selección. Y sin causar fatiga museística, asegura.

El problema, y vamos al grano, es que la Junta de Castilla y León, quien lo gestiona, y el Ministerio de Cultura, su titular, no ponen en marcha esta ampliación. El viernes la directora nos comentaba que ha presentado varios proyectos para llevarla a cabo que han sido desestimados. Una información que no conocía y que no deja de sorprenderme teniendo en cuenta las palabras que pronunció el director general de Políticas Culturales de la Junta, José Ramón Alonso, cuando vino a Ávila a inaugurar la exposición dedicada a su centenario. Como estuve en ese acto, y tengo la grabación, puedo reproducir literalmente sus palabras. Decía: “Vamos a trabajar por intentar resolver un problema que sé que hay de espacios”, y “vamos a trabajar por traer las nuevas tecnologías, para que este museo sea una cabeza tractora para el desarrollo de la ciudad, de la provincia de Ávila”. Lo dijo en julio de este año. Y el tema viene de lejos, porque en el 2006 ya se hablaba de lo mismo.

No parece que el problema vaya a solucionarse pronto, a pesar de las palabras del director general de Políticas Culturales. Aunque María Mariné afirma, tajante, que seguirá presentando otros proyectos de ampliación. Por empeño que no quede. Para ella el premio recibido este sábado es un reconocimiento “a la resistencia”. Qué buena definición.

Este año celebramos el centenario del Museo de Ávila, y a falta de dos meses para llegar a las uvas,  aquí no se ha movido gran cosa. Se ha organizado una exposición con motivo del aniversario que se limitaba a mostrar en unos pocos paneles su historia, y la Junta ha editado un catálogo con las 100 piezas más representativas de sus fondos. Poca iniciativa si, como dicen, quieren que sea “una cabeza tractora para el desarrollo de la provincia”. A lo mejor, se me ocurre, la misma Junta le podría haber regalado al museo en este cumpleaños una web, que no tiene, y que es un objetivo más alcanzable que una ampliación. Bien hecha, incluso podría dar a conocer el museo fuera de la provincia y atraer más visitantes.

No quiero terminar sin agradecer a su directora, la ya nombrada María Mariné, que me explicara con detenimiento y entusiasmo la historia de las pizarras escritas de época visigoda y me abriera una pequeña ventana al interesante pasado de esta provincia cuando yo acababa de aterrizar en ella. Y a Juan Antonio Sánchez, guía del departamento didáctico del museo, que respondió con paciencia a todas mis preguntas sobre los verracos.

Cohetes

by Illo

¡Que no nos representan, que no, que no!

Allá por los principios de este blog ya nos comentaba nuestro compañero Pablo Garcinuño como fueron los comienzos del Movimiento 15M en Ávila. Diré que dicho movimiento en sus orígenes me pareció algo esperanzador para el futuro de nuestro país. Al fin el pueblo hablaba y dejaba constancia de sus inquietudes y reivindicaciones. Lo hacían desde una organización que nacía inicialmente como un movimiento apolítico apartidista, sus representantes a nivel nacional así lo defendían y, ciertamente, cuidaban mucho sus palabras para no romper con esa idea en cuantas tertulias televisivas aparecieron que, por otro lado, no fueron pocas.

Imagen de Perfil de Acampada Ávila en Facebook

El movimiento se extiende a ciudades diferentes a la capital y llega a la nuestra. Si no recuerdo mal es el día 20 de mayo, último día de campaña, cuando se hace la primera manifestación en Ávila. En dicha manifestación se seguían las directrices que se daban desde esa especie de ‘sede’ improvisada en plena plaza de Sol. Pero desde entonces hasta hoy ha pasado mucho tiempo y creo que el movimiento, al menos a nivel local, se ha alejado bastante de sus ideas originales.

Ágora Ávila nacía hace unas semanas con intención de convertirse en Agrupación de Electores, no es exactamente un partido político pero es algo que se le parece mucho, no olvidemos que se trataba de una iniciativa para presentar listas al Congreso de los Diputados. Esto es algo que en su día se les preguntó a los portavoces del movimiento 15M de Madrid y que respondieron que eran acciones que no se planteban, defiendían la idea de movimiento ciudadano y no contemplaban en aquel momento concurrir a unas elecciones, a ningún nivel, pues su fin era otro.

Y es que, a poco que deis una vuelta por el muro de facebook de Acamapada Ávila podréis descubrir que el movimiento, a nivel local, ha degenerado bastante. No es difícil ver en él las aportaciones que hacen el señor Alberto Novoa o la señorita Sara Doval que, por si alguien no les conoce, son parte visible de Izquierda Unida de Ávila. Cierto es que ya le hicieron al movimiento los guiños pertinentes al principio, cosa que ya no me gustó y ahora son los únicos representantes públicos que vuelcan sus comentarios partidistas (también algunos que no lo son) aprovechando el tirón popular del movimiento.

¿Mal Izquierda Unida o mal el 15M de Ávila? Pues creo que, en cierto modo, ambos. Los primeros por no dejar que el asunto discurra con la naturalidad que una vez tuvo e intentar contaminar con su mensaje político lo que se suponía un movimiento ciudadano y, por otro lado, mal el propio movimiento que poco a poco ha ido politizandose, olvidandose de su verdadera esencia y haciendo valoraciones políticas que creo que no les corresponden.

Animo al 15M a buscar en sus cercanos orígenes y a volver al punto de partida, punto con el que discrepaba en algunos asuntos pero que, sin duda, era de verdad un movimiento apolítico apartidista. Animo a IU a dejar que el movimiento siga su curso sin utilizar las vías de comunicación del mismo para difundir sus asuntos y mesajes de partido que sin duda se dirigen a obtener un respaldo en forma de votos. Animo, por último, a la gente de la calle, en general, a no conformarse con lo que nos venden los medios de comunicación y a cotejar noticias desde todos los puntos de vista para sacar conclusiones propias, no duele, os lo aseguro.

*Nota*: Me corrigen de viva voz y corrijo el escrito. El 15M no es un movimiento apolítico, es apartidista. El resto creo que sigue valiendo.

¿Los representantes de los abulenses?

Queda exactamente un mes para las elecciones generales del 20 de Noviembre y ya tenemos, por fin, los nombres de todos los que aspiran a representarnos. En concreto, en la provincia podremos elegir entre 12 listas al Congreso y 10 al Senado y la gran novedad es la presencia de la candidatura de Equo, proyecto ecologista de izquierdas encabezado por el antiguo dirigente de Greenpeace Juan López de Uralde, que tras conseguir los avales necesarios se presenta a ambas cámaras.

En cuanto a los nombres contenidos en esas listas, pocas novedades. La principal sorpresa (por no decir que la única) la ha dado el PP incluyendo como número dos de su lista al Congreso al presidente de Nuevas Generaciones de Madrid y asesor del expresidente Aznar en vaya usted a saber qué, el palentino Pablo Casado. A no ser que se produzca una hecatombe o que Rajoy confiese que es la reencarnación de Palpatine o de los lagartos de V, el recien llegado será diputado por la provincia y será, en teoría, el portavoz de los abulenses en el Congreso de los Diputados. Su inclusión en las listas ha levantado cierto revuelo principalmente, para qué vamos a negarlo, entre aquellos que no teníamos planeado votarles, aunque parece que, por primera vez, la decisión también ha provocado algún comentario negativo entre votantes, afiliados y simpatizantes del partido conservador.

Las críticas están motivadas principalmente por su nula relación con la provincia, lo que viene a denominarse tradicionalmente ser cunero. A otros, los menos (y vuelvo a ser sincero: principalmente aquellos que no teníamos pensado votarle) les molesta también su radicalismo ideológico, definido eufemísticamente por uno de los comentaristas habituales del blog como “alejado del ala moderada del partido”. Si ustedes rebuscan un poco en la red podrán ver algunas intervenciones del candidato y juzgar por si mismos.

Si ustedes esperan que ahora me ponga a criticar a este señor, al que no tengo el gusto de conocer, o a rebatir sus brillantes intervenciones, lo siento, no lo voy a hacer. Por una vez, me voy a guardar mi opinión para otros foros en favor de preservar en parte la imparcialidad apartidista de esta página (os juro que es así, no se rían)

Sobre este asunto -listas, cuneros, paracaidistas- me surgen varias dudas ¿De verdad los diputados de nuestra provincia son representantes de los intereses de esta? ¿Los ciudadanos votan a quien quiere que les represente o se limitan a votar a los partidos en clave nacional?

Durante la pasada legislatura, la provincia de Ávila ha contado con 3 representantes en el Congreso (dos del PP y uno del PSOE) y cuatro en el senado (3 del PP y 1 del PSOE). ¿Han sido buenos representantes de los abulenses? Resulta difícil saberlo. No podemos conocer los tejemanes, negociaciones y presiones que se viven en los pasillos y despachos del Congreso o del Senado, así que perdemos una buena parte de la información sobre sus actividades.

En las web del Congreso y del Senado podemos conocer las iniciativas parlamentarias (preguntas orales y escritas, solicitudes de informe, intervenciones) de todos los diputados y senadores. Es decir, podemos cuantificar y en cierta medida cualificar la parte pública de su trabajo. Un vistazo rápido no arroja nada sorprendente en lo relativo a los representantes abulenses. Como era de esperar, la oposición pregunta más que el partido en el Gobierno (incluso el diputado Acebes tiene una larga lista de preguntas, escritas eso sí, al gobierno) y una buena parte de sus intervenciones tienen que ver con temas relacionados con la provincia o la ciudad: el tren, el Museo del Prado y la Escuela de Policia son los temas preferidos de nuestros representantes.

Pero ¿preguntar por lo “abulense” les convierte en defensores o representantes de lo “abulense”? Si repasamos también su voto a las distintas cuestiones, todos los diputados y senadores han votado siempre lo que les ha dicho su partido. ¿Todo lo que proponía el partido A era bueno para la provincia y por eso le apoyaban? Difícilmente. ¿Todo lo que proponía ese mismo partido era malo para la provincia y por eso los del otro partido lo rechazaban? Difícilmente también. ¿A quién hacen más caso llegada la hora de la verdad: a los intereses de sus electores o a los intereses de partido? Parece claro que el partido prima sobre la circunscripción. Por poner un par de ejemplos, y sin entrar a valorar las medidas, el diputado socialista aprobó la reducción de la oferta de empleo público que tiene bajo mínimos a la Escuela de Policía y los diputados populares aprobaron hace unos años que el trayecto del AVE pasara por Segovia.

Ahora bien. Una de las quejas mas frecuentes de los abulenses en esto de las listas y los partidos es que, pongan a quien pongan, el resultado va a ser siempre el mismo. Los abulenses parecen olvidar rapidamente los nombres que figuran en las papeletas y votan fijándose únicamente en las siglas del partido en porcentajes además parecidos elección tras elección. Si esto es así, si los abulenses votan en clave nacional ¿qué más da quien los represente? Es más ¿de verdad sería bueno que los diputados atendiesen solo a los intereses de sus circunscripciones? La política americana, en la que supongo que pensamos todos a la hora de trazar paralelismos, es un galimatías en el que los intereses de los productores de azúcar de Florida pueden tener un papel fundamental a la hora de aprobar las ayudas al sector del automóvil o el presupuesto de la NASA.

Quizá lo deseable sería que nos quitasemos de la cabeza la idea de que Antolín Sanz, Pablo Casado o Pedro José Muñoz son los representantes de los intereses de los abulenses y asumamos que los diputados y senadores se eligen por provincias pero representan a sus partidos y que en su designación tiene mucho más que ver el reparto de poder y la organización interna de los mismos que su consagración a la defensa de la circunscripción en la que se presentan. Quizá el problema sea que las agrupaciones abulenses de los partidos pintan poco o, en el particular caso popular, que la inclusión del señor Casado en detrimento de algún abulense lleva aparejada alguna compensación futura (¿el salto del Alcalde a la política nacional?)

Fuera como fuese, en mi humilde, desinformada y parcial opinión la solución definitiva pasa por reformar el sistema electoral que nos lleva a asumir que estos señores (muy paritario todo, por cierto) que representan a sus partidos son nuestros representantes.

Si además arreglamos otro par de problemillas que tiene la ley, mejor aún.

Y con el número dos…

¿Qué es eso de que los jóvenes se tienen que marchar de Ávila para trabajar? Que no, hombre, que no, que la cosa va al revés. Fíjense en Pablo Casado, el número 2 de las listas del PP de Ávila al Congreso de los Diputados. Para nuestras tierras que viene el que algunos medios han calificado como la gran promesa de la cantera popular.

No se crean que estamos hablando de un cualquiera. Es presidente de las Nuevas Generaciones de la Comunidad de Madrid, asesor del ex presidente Aznar y forma parte del Comité de Dirección de Esperanza Aguirre. Leo en Libertad Digital que de él “se espera que revolucione el Congreso”.

Por esperar también se podría esperar que en los próximos cuatro años (vamos a dar por hecho que sale elegido, claro está) se acuerde de la provincia que representa. ¿Qué conocerá Casado de Ávila? Me viene a la mente la interminable lista de miss y mister que han representado a esta tierra en materia de belleza. Alguno hasta reconoció que de la capital abulense solo sabía que “es un ciudad normalita, ni grande ni pequeña, un pueblo grande, por así decirlo”.

A mí me da lástima que a este “pueblo grande” no le pueda representar alguien que viva aquí o que, al menos, se haya criado en esta tierra y conozca sus problemas. El puesto que ocupará él, palentino de nacimiento, lo tenía, desde la marcha de Acebes, Mari Ángeles Ortega, buena conocedora de la situación que atraviesan algunos de los sectores más desfavorecidos de la población abulense. Y también me da lastima ver más de lo mismo en el otro partido mayoritario, el PSOE, cuyas listas al Congreso y al Senado vuelven a estar encabezadas por los de siempre.

Foto de Pablo Casa (del blog 'Sin complejos')

Volviendo a Casado, me pregunto qué opinión tendrán los propios militantes del PP de Ávila de la inclusión de este elemento externo. Seguro que hay tortas por un puesto así y será duro ver como desde Madrid te imponen un candidato. Aunque Antolín Sanz, al menos de cara al público, parece estar “orgulloso” de esta brillante idea.

¿Qué más decir de el nuevo candidato? Por lo visto, tiene un blog, aunque más bien olvidado. Lo último que colgó, en febrero de 2010, fue su intervención en el XIV Congreso del PP de Madrid, cuando aseguró (minuto 7) que los jóvenes populares “no idolatran a asesinos como el Che Guevara” sino a “mártires como Miguel Ángel Blanco”.

Leo en El País del pasado domingo que la propuesta de Rubalcaba de que los ciudadanos puedan elegir entre los candidatos propuestos según su preferencia tiene un apoyo del 77 por ciento de los ciudadanos. “El PSOE y el PP bloquearon hace pocos meses las propuestas de reformas del sistema electoral y ahora se han sumado a la ola ciudadana [encabezada por el movimiento 15-M]”, recuerdan en el artículo. Más les valdría espabilar, a unos y a otros, y mejor antes que después.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.165 seguidores

%d personas les gusta esto: