Austeridad y externalizaciones

Les voy a contar un secreto, pero prometanme que no se lo van a contar a nadie. ¿Estamos todos de acuerdo? Está bien, allá voy. Se lo voy a decir en bajito para que no salga de aquí: las administraciones públicas (Ayuntamientos, diputaciones, etc.) no tienen ni un duro. Quizá alguno de ustedes ya se lo suponían, pero yo se lo puedo confirmar: ni un duro, cero, nothing, niet. Hay algunas que están mejor, es cierto, y otras que están fatal, pero en lineas generales todas andan escasas de liquidez. Tan compleja es la situación que nuestros políticos, habitualmente gente sosegada y de vida tirando a contemplativa, están buscando desesperadamente soluciones. Sin ir más lejos, seguramente habrán oído por la televisión, radio o prensa, el medio de manipulación que ustedes prefieran, que acabamos, ayer mismo, de reformar la constitución para calmar a los mercados. Antes, si lo recuerdan, recortamos el sueldo a los funcionarios, congelamos las pensiones y subimos algunos impuestos; y estarán hartos de escuchar que hay que apretarse el cinturón, que se necesita un esfuerzo, que vivíamos por encima de nuestras posibilidades, etc.

Ese el panorama a nivel nacional, pero el esquema se repite a nivel autonómico y, por supuesto local. Todos buscan desesperadamente soluciones. Por poner algunos ejemplos cercanos: el Ayuntamiento de Arenas de San Pedro está sopesando plantear un ERE para rebajar el gasto en sueldos del consistorio, en León el Ayuntamiento está reutilizando material de obra en los parques para intentar llegar a fin de mes y aqui mismo, en la ciudad amurallada, el Ayuntamiento tuvo que pedir un prestamo (Aviso: enlace a un post de mi blog) a principios de año para poder pagar los gastos corrientes. En general, los primeros afectados por los recortes, después de renegociar algunos contratos y de suprimir un par de vinosespañoles, desayunos para todos y excesos injustificables (por no decir delictivos), son los programas destinados a gastos sociales y cultura. Se recortan becas, subvenciones y ayudas y se recortan, mutilan o suprimen programas y actividades culturales. Un capítulo más de la serie “Siempre pagan los mismos”.

De este tema ya se ha hablado antes en estos páramos e incluso se ha propuesto algún pequeño parche para ahorrar un eurillos al erario. No voy a profundizar más en el tema ni me voy a meter, en particular, con el Alcalde de Ávila y su gestión económica (¿Saben ustedes que el Ayto. de Ávila debe más de 48 millones de euros a cierre de 2010?) Quería hablar de dos noticias recientes que me han llamado la atención. La primera local: la Junta de Castilla y León ha decidido externalizar parte del servicio de mantenimiento del Hospital Nuestra Señora de Sonsoles. La segunda de esta misma semana: el Ayuntamiento de Valladolid ha sacado a concurso la revisión del PGOU por el módico precio de 1,2 millones de euros.

¿Qué tienen que ver estas dos noticias con la deuda, los cinturones ajustados y todo lo anterior? Fácil: con las administraciones al borde de la mendicidad ambas acciones suponen la externalización de servicios que podían llevarse a cabo, o se estaban llevando a cabo, por personal de la administración. Es decir, se contrata a una empresa privada para hacer algo que antes hacían empleados públicos. Ya bueno, me dirán ustedes, pero eso es para ahorrar costes. Me van a permitir que les lleve la contraria. En el caso de Valladolid el sobrecoste de la externalización es directamente de 1,2 millones. Es trabajo que podrían hacer perfectamente los funcionarios del Ayuntamiento sin suponer añadir coste alguno a las arcas públicas. 1,2 millones regalados a un empresa para que los funcionarios no desgasten sus neuronas (Ojo: la culpa no es de los funcionarios, que hacen lo que se les manda, es del Alcalde y de su equipo) ¿Y el caso abulense? La externalización se saca a concurso por 102.000 € y actualmente el coste del  mantenimiento se cifra en 80.000 €, casi 25.000 € menos. ¿Mejor servicio? Habrá que ver, pero por el Hospital ya se rumorea (Aviso: es un rumor) que se va a contratar a menos personal y que se van a utilizar muchos de los materiales y herramientas que se utilizan actualmente y que cuando se compraron pagamos entre todos.

Evidentemente, la externalización de parte de los servicios de las adm. públicas no es nueva, pero ahora ¿se externaliza para ahorrar? A la luz de estos dos casos concretos, parece que no. El coste de los servicios aumenta una vez que una empresa privada es la encargada de efectuarlos. Entonces, si no se persigue el ahorro – el Ayto. de Ávila llegó a plantearse remunicipalizar algunos servicios en su día externalizados para ahorrar – ¿cúal es la verdadera razón de la externalización? Yo, que soy muy mal pensado, diría que lo que realmente se persigue es hacer negocio con los servicios públicos y que en ocasiones se utiliza como excusa la crisis, aunque cualquier análisis más o menos serio, de ese que no abunda, deja en evidencia que las externalizaciones suponen más gastos que la situación precedente. Quizá sea una coincidencia que ambas administraciones, Junta y Ayuntamiento de Valladolid, estén gobernadas por el mismo partido, pero es sospechoso. Volviendo a ser malo ¿no será cosa de la ideología o del programa de este partido? ¿Segmentar los servicios públicos para subastarlos? Ojo, que también puede ser simplemente un error. No afirmo que lo hagan con malicia, también barajo la estulticia como explicación de sus actos.

Sea como fuere ¿es este el mejor momento para aumentar los gastos de las administraciones con actuaciones como esta que solo benefician a unas pocas empresas o empresarios? ¿Dónde quedó la austeridad que pregonaban? ¿Sólo tenemos cinturones los ciudadanos?

7 Responses to Austeridad y externalizaciones

  1. Guillermo Buenadicha says:

    Con perdón, pero, siendo este un blog de Ávila, ¿por qué tienes que irte a Valladolid para plantear el caso de la externalización a casi 1 millón de euros del PGOU, y no mentar el caso local?

    http://www.aviladigital.com/hemeroteca/son-13-las-ofertas-para-redactar-el-nuevo-pgou-102811.aspx

    En estos casos, totalmente de acuerdo en que la externalización no utiliza la abultadísima oficina urbanística que tenemos, máxime en estos momentos de parón absoluto de la construcción (otra cosa es pensar para qué meterse en un nuevo PGOU…)

    En el caso del Hospital, no creo que la cosa sea tan tremenda. Es cierto que el concepto “externalización”, en este mundo cuasi funcionarial que vivimos, mantiene una connotación poco agradable, pero es algo esencial que hacemos todos en nuestra vida cotidiana. Cuando llamamos al fontanero porque se nos ha roto un grifo, eso no quiere decir que nos veamos obligados a mantenerle en plantilla doméstica para los restos, ni que la próxima vez que se rompa un grifo tengamos la obligación de llamarle a él y no a otro. Hace años (y no muchos), la cantina de los hospitales, colegios, y otros centros públicos estaba atendida por personal de plantilla, ahora lo gestionan (y seguramente me direis que para mal…) contratas externas. En el Hospital NNSS, la seguridad la llevan externos, nadie creo que pida guardas jurados de plantilla.

    Al externalizar, el coste inmediato es inevitablemente mayor, o eso parece. Suele costar más que me planchen la ropa y me preparen la comida en el Pucherito y PlanchaExpress todos los días que tener alguien contratado en casa. La ventaja es que al tenerlo externo, si un día decido planchar la mitad, o comer menos o distinto, son ahorros míos, mientras que el contratado estaría ahí, mano sobre mano. Al tiempo, me ahorro (si lo hago bien) el tiempo de “gestión”, es decir, papeleos, darle órdenes, mirar si lo hace bien o mal, vacaciones pagadas, fondo de garantía que tengo que proveer por si un día le despido. Por no hablar de la flexibilidad disponible. Si resulta que tengo 50 curritos funcionarios de mantenimiento en el Hospital, los tendré sí o sí hasta que se jubilen, independientemente de que las nuevas calderas no precisen atención diaria y de que las lámparas halógenas hagan que cambiar una bombilla sea historia. Si no, pensemos en los miles de funcionarios cuya tarea era hacer de conserje llevando y trayendo correo interno quedaron varados (y lastrándonos a todos) en los ministerios cuando las tecnologías cambiaron.

    No digo que esta externalización en concreto esté bien o esté mal (aunque conociendo el percal de nuestros políticos seguramente a la larga estará mal), pero tan sólo defiendo que es una opción de gestión muy razonable y defendible es según qué circunstancias.

    Saludos.

  2. El cimbalillo de la catedral says:

    Al Sr. Buenadicha parece que no le disgusta la externalización en la Administración, o lo que es lo mismo, la gestión de servicios públicos por particulares, pagándose con dinero de todos. Aunque bien es cierto que esta forma de gestión está permitida en nuestra legislación de contratos, es detestable que se haya convertido en un procedimiento habitual usado por los ‘irresponsables’ políticos que buscan con ello dos cosas:

    1ª Hacer negocio, buscando un beneficio personal o para familiares y amigos. Busquen en el mismo Ayuntamiento de Ávila algún ejemplo, como el de los servicios de seguridad privada que están contratados a la empresa que regenta un hermano del más veterano edil del consistorio.

    2ª Quitarse de encima responsabilidades que le corresponden. Por ejemplo, si el servicio de suministro de agua no funciona dicen que no es cosa suya, que reclamen a la empresa concesionaria, cuando en verdad la competencia legal es suya. Si no lo fuera, ¿para qué queremos concejajes con dedicación exclusiva?

    Besos para ellas, abrazos para ellos

  3. Guillermo Buenadicha says:

    No niego que haber pudiera casos de los que menta, Sr. Cimbalillo, y concurro en que han de ser detestables e inadmisibles.
    Pero la externalización, e incluso lo público en manos particulares no es detestable: las carreteras públicas las construyen particulares, no una legión de peones camineros con gruas; las autopistas del estado las gestionan particulares, no funcionarios públicos, los aeropuertos item más; y así miles de ejemplos.
    Que usted lo halle destable es una opinión y un gusto a respetar, de la misma forma en que detesto yo el sabor a canela, pero no quiere decir que sea per sé un mal. Es una opción de gestión, como la que toman día a día miles de empresarios grandes y pequeños, en las cuales entiendo que habrá argumentos de buena fe y otros, como bien menta en su comentario, algo más espúreos. No hagamos pagar a justos por pecadores.

    Ya puestos, propongo la externalización del servicio de repiques un toques de campana en la Catedral de Ávila, que seguro que habrá una empresa provedora de servicios de cimbalillos… 😉

    Un saludo desde la discrepancia.

  4. ¡Coño, Buenadichos los ojos!

    Aunque tu argumentación, Guillermo, sea impecable… la haces por tocar las pelotas. Si la externalización de ciertos servicios puede ser adecuada y —en ocasiones— deseable, pero también es verdad que en este país no se acostumbra a hacer bien estas cosas. Y la contratación externa se acaba convirtiendo en un pozo de recursos y paciencia de los ciudadanos.

    PD: Espurio, bribón, espurio.

  5. Alberto Martín del Pozo says:

    A ver… intentaré ser breve.

    @Guillermo: Primero una aclaración: sí, esto es un blog de Ávila, pero no solo de Ávila. Tenemos una categoría desde el primer día para tratar temas de la comunidad autónoma. En este caso, enlazar y comentar la noticia de la no-capital de CyL tiene solo una justificación temporal, aunque gracias por enlazar también lo sucedido en Ávila en similar circunstancia. De todas formas, si no te gusta Valladolid, no lees ese párrafo y solucionado. 😀

    Esto de las externalizaciones es largo y complicado. Como dice el Camarada, a quien aprovecho para dar la bienvenida a este rincón, no todo tiene que ser Estado (así con mayusculas para que quepamos todos), evidentemente, y hay externalizaciones que mejoran el servicio o abaratan costes. El problema es que la mayoría no tienen ese objetivo y se hacen principalmente por cuestiones ideológicas – Estado caca – sin tener en cuenta más circunstancias.

    Sobre lo que dices sobre los funcionarios, solo un apunte. Las externalizaciones de servicios cubiertos con funcionarios no suponen el despido de los funcionarios, si no su traslado a otros servicios, con lo que el ahorro es cero. Si el problema es que cubrir esos servicios con funcionarios resulta poco flexible – son vagos, no saben apretar bien las tuercas, se han desfasado – quizá sea mejor afrontar el problema y mejorar el régimen del funcionariado para hacerlo más flexible y más exigente.

  6. Guillermo Buenadicha says:

    Una externalización de mis conocimientos gramaticales y lingüísticos es urgente a la par que indispensable…

    Razón no te falta, Camarada, en que una cierta parte de tocapelotismo me ampara. Ahora bien, es curioso que cuando uno argumenta con razones manidas contra los actuales lugares comunes indispensables a cierto lugar del espectro político (lo social, la ecología, el Barsa de Guardiola, Los Soprano como serie arquetípica…) sea un tocapelotas, mientras que si se argumenta de la misma manera contra otros asuntos (la externalización, el imperialismo yanki, la iglesia, el Madrí de Mou) se es por contra un acertado crítico y visualizador de las opiniones alternas frente al monolitismo del pensamiento único… Me alienta, ya lo sabes, más un afán de indagar todos los puntos de vista que una hemiplejia moral orteguiana.

    Un cordialísimo saludo Camarada, desde un actual lector de Pratchett, que sé que es Diós de su adoración, y al que aún así, habrá que buscarle algo en contra, como a todo buen Dios…

    G.

  7. Guillermo Buenadicha says:

    Lo de Ávila y no Valladolid lo dije sin acritud alguna, más bien con asombro de lo evidente del ejemplo local frente al capitalino-regional… Aun así, Pucela no es santo de mi devoción, no… 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: