Terminator

By_Illo

Isidro Catela: “Cada lector es una oportunidad para el encuentro”

Las últimas ediciones de dos concursos literarios organizados en tierras abulenses, tanto el de microrrelatos de Caja de Ávila como el de Cartas sobre el Camino de Santiago, han sido para la misma persona. Se trata del periodista salmantino Isidro Catela, quien ocupa el cargo de director de la Oficina de Información de la Conferencia Episcopal Española (CEE).

Este doctor en Ciencias de la Información por la Universidad Pontificia de Salamanca, colabora en distintos programas de televisión y radio, e imparte conferencias y cursos sobre ética, medios de comunicación e Iglesia en universidades españolas y extranjeras. En solitario, ha publicado dos libros de ensayo: ‘Ética de la televisión. Consejos de sabios para la caja tonta’ (Desclée de Brower, 2005) y ‘Entrevistas a doce obispos españoles’ (La Esfera de los libros, 2008); además de un poemario infantil: ‘La lámpara encendida’ (Fresolina Editorial, 2008). Ha ganado una treintena de premios literarios, especialmente de relato corto y poesía, entre ellos, fue finalista en 2010 del premio de poesía de madrigales Fray Luis de León.

Respecto a su vida personal, está casado con Amparo, también periodista, y tiene dos hijos: Ángel (7 años) e Irene (4). “Soy católico, amo a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a mi mismo –afirma-. Aunque éste, en realidad, es un exigente programa de vida, al que siempre se aspira y no siempre se consigue”. “Intento cuidar con mimo la palabra para preservarla en la medida de lo posible de vértigos y otros atropellos periodísticos”, añade.

El periodista salmantino Isidro Catela

En su caso, ¿qué fue primero: la literatura o el periodismo? ¿Qué considera más importante para usted?
Mis primeros recuerdos son leyendo los periódicos que mis abuelos compraban los domingos. Y escuchando la radio mientras merendaba. Aquella inolvidable sintonía de Elena Francis. Después, en la biblioteca municipal, me leí las colecciones de Asterix y Tintín. No podría decir cuál de todas estas cosas era más divertida. 
 
Dos premios en el último año en concursos de Ávila. ¿Tiene alguna vinculación con la provincia? ¿Teme ser atacado por un ejército de escritores abulenses enloquecidos cuando se acerque por estas tierras?
A mí siempre me ha gustado llevarme bien con los vecinos. En la adolescencia, descubrí a Santa Teresa y a San Juan de la Cruz; admiro y leo a Jiménez Lozano… No hay temor. Ávila es una tierra serena y pacífica.
 
Poesía, microrrelato, literatura epistolar… Por lo que se ve, es de los que van picando un poco de cada plato. ¿Con qué disfruta más?
Con cualquier buena historia que contar. La forma en la que se cuente es una cuestión secundaria.
 
¿Cómo analiza la explosión que vive el microrrelato en la actualidad? ¿Se debe a una sociedad acelerada, sin tiempo para nada, o el género se ha ganado un hueco en el panorama actual por méritos propios?
Corremos el riesgo de banalizarlo al considerarlo un producto “fast-food” propio de una sociedad fragmentada, saturada, líquida… Los periodistas conocemos bien la dificultad que tiene contar bien una historia en pocos caracteres.
 
¿De dónde saca el tiempo y la inspiración para la literatura?
La realidad cotidiana estimula la imaginación de una manera prodigiosa. Estamos hechos para una vida más grande, nuestro corazón anda permanentemente inquieto y esa distancia entre lo que poco que somos y lo mucho que estamos llamados a ser es un campo de juego enorme para la creación literaria. Siempre es posible sacar algo de tiempo (aunque no sea todo el que tú desearías) para las cosas que quieres de verdad.
 
Su sueño en esto de escribir es que un día consiga…
Tengo más de lo que necesito. No pido más. Me siento muy afortunado por poder dedicarme a lo que me gusta. Cada lector es una oportunidad para el encuentro. Cada vez que mi escritura ha servido para compartir razones y emociones con alguien, me he sentido suficientemente pagado. Esto es lo más importante y ya está conseguido. Luego, si en lugar de tener mil lectores, pongamos por caso, tuviera un millón algún día, lo esencial no cambiaría nada, aunque la repercusión sería mayor y quizá durmiera menos. Afortunadamente no todo está escrito. No podemos saber qué va a pasar mañana. Quedan muchas hojas en blanco y eso forma parte del misterio.
 
¿Ser responsable de prensa de la Conferencia Episcopal da para escribir una novela?
Da para ser mejor, en todos los aspectos de la vida. Llevo siete años disfrutando cada día de este regalo.

ALGUNAS DE SUS OBRAS

 
Rayuela (Microrrelato ganador del último concurso de microrrelatos de Caja de Ávila)
“Papá tiene Alzheimer. Me di cuenta el día en el que colocó el marcapáginas al inicio de una novela que estaba terminando de leer. Así pasó una semana, y otra más, de atrás hacia delante y viceversa, sumido en la aventura del olvido. El médico le ha aconsejado que no lea más, que es inútil, pero yo, por si acaso, hoy le he regalado Rayuela, de Cortázar, y he recuperado su viejo marcapáginas para que salte con él por donde quiera, sin tener que preocuparse por la cronología de los recuerdos”.

Microrrelato finalista Concurso Movistar 2009
“Obligados por la crisis, hemos tenido que empeñar el televisor. Ahora nos sentamos frente a la lavadora y le damos vueltas a las preocupaciones”.
 
Segundo Premio ‘Fray Luis de León’ de 2010
De tus pechos suaves a mis manos
hay un círculo o dos,
exactamente.
La duda razonable, la consciente
necesidad de ti
todo lo amplia.
A veces voy buscando en tus caderas
una simple lección de geometría.
Recorro las estancias verdaderas
de tus muslos, los conjuntos vacíos
que llenamos tú y yo:
equis más y.
No es la distancia en sí
ni es tampoco el ardiente
espacio en que no estás lo que me inquieta,
es más bien la discreta sombra
que aparece
y galopa en mi pecho como un potro,
la incógnita que somos,
permanente,
el uno para el otro.

Ávila, a vista de pájaro

Me voy a remontar unos años atrás, no tantos como Alberto y sus patrones inexistentes, pero sí lo justo para viajar alrededor de 25 años. Por aquella época llegó a mis infantiles manos un ‘cómic’ local que se titulaba Ávila a vista de pájaro. Este blog me ha hecho recordar aquellas tapas duras y sus dibujillos y he decidido desempolvarlo de la estantaría donde mi madre lo guardaba, mi madre lo guarda todo, y volver a echarlo un vistazo para hablarles de él.


La historia nos sitúa en el momento en que nacen dos gorriones en un bosque cercano a nuestra ciudad. Uno de ellos (de nombre ‘Niyo’) presenta unas manchas atípicas para su especie y rápido comprueban que eso no es normal. Un hermano del susodicho, llamado ‘Nose’, se propone salvar a su hermano de tan raros lunares no sin la ayuda de un perro llamado ‘Nada’, bastante más listo que el ave. Hasta aquí no es más que otro cuento de niños. Otra historia de más o menos aventura en la que dos amigos harán lo necesario para ayudar a un tercero en apuros. Lo llamativo de ésta y por lo que quiero mencionarla aquí es el camino que sus protagonistas recorren por toda la provincia de Ávila para conseguir ciertos ingredientes para una receta que salvará al bueno de ‘Niyo’ de su curiosa enfermedad. Empieza en este punto un viaje por la provincia de Ávila en el que los más pequeños recorren culturalmente los pueblos más importantes de nuestra provincia y las cosas más representativas de cada uno de ellos. Así, nuestros protagonistas, comienzan mostrando al lector la capital con ligeras menciones a datos históricos concretos y puntualizaciones generales de algunos rincones de la ciudad. Pasean por la muralla, el Chico, el Grande, San Vicente, incluso nuestros querídos 4 palos en busca de una ‘Sabia’ golondrina que les dará los detalles de cierta mezcla que deben realizar. La Sierra de Gredos, El Barco de Ávila, Piedrahíta, Arenas de San Pedro, Cebreros, Arévalo… son algunos de los sitios por los que pasarán en busca de ciertos ingredientes que ‘Dª Sabia’ les dice necesitar. Un viaje para acercarse de una forma amena y entretenida a los datos históricos y culturales de cada una de las localidades que visitan ‘Nose’ y ‘Nada’.

Viñeta - El Barco de Ávila

El Barco de Ávila

Grato era el recuerdo que guardaba del libro de marras. Ahora que lo vuelvo a ver compruebo que, en aquella ocasión, la Caja General de Ahorros y Monte de Piedad Ávila, nos brindó la oportunidad de conocer todo aquello que nos rodea en lo que considero un acierto en todos los sentidos. Sí, han leído bien, Caja General de Ahorros y Monte de Piedad Ávila. Lo que no hace mucho tiempo era Caja de Ávila y lo que a partir de ahora no nos queda más remedio que acostumbrarnos a Bankia.

Sinceramente, no tengo conocimiento de la existencia de algo parecido en la actualidad, si lo hay ya pueden dejar de leer pero, si no lo hay no estaría de más volver a fomentar un poco la historia local en formatos divertidos, comprensibles para los más pequeños y en los que se pueda aprender, de forma fácil, las cuatro cosas básicas de nuestra provincia como sucedía con Ávila a vista de pájaro.

San Segundo ¿Obispo de Ávila?

El robo hace unas semanas del Codex Calixtinus, uno de los manuscritos más famosos y valiosos de cuantos se conservan, o conservaban en nuestro país llevó a las portadas de los periódicos dos temas de gran interés. El primero, la conservación, custodia y seguridad de los bienes culturales, en especial de aquellos que son propiedad privada, de particulares, instituciones o empresas. Pueden ustedes imaginarse sin mucho esfuerzo la deplorable situación de nuestro patrimonio si algo tan importante y valioso como el Codex puede robarse con tanta aparente sencillez. Castilla y León en general y la provincia de Ávila en particular, fueron durante décadas el coto de caza favorito de ladrones de arte sacro que hacían su agosto en las miles de ermitas e iglesias repletas de tesoros artísticos apenas vigilados. Y aunque es evidente que la situación ha mejorado, una reforma de la ley de patrimonio – la actual data de 1985 – que implique más a los poseedores de patrimonio en su seguridad y conservación sería bien recibida, aunque mientras tanto tampoco pasaba nada por aplicar el artículo 36.4 de la actual de vez en cuando.

El otro tema que ha aparecido tímidamente en los medios de comunicación es la relación de este manuscrito con el mito compostelano y la historia y la leyenda alrededor de la figura de Santiago el Mayor, su llegada a España, el descubrimiento de su tumba y el posterior peregrinaje medieval. Resumiendo, el imposible descubrimiento en Galicia durante el Siglo IX del cuerpo de un hombre degollado ochocientos años antes en Jerusalen, cuyo cadáver habría llegado hasta las costas peninsulares en una balsa flotante de piedra y el chiringito peregrino montando alrededor de este descubrimiento por intereses políticos y económicos con el permiso de Calixto II, Papa de Roma y hermano, por cierto, de Raimundo de Borgoña, repoblador de la ciudad de Ávila por orden de su suegro, Alfonso VI de Castilla y a mayor gloria de su hijo, Alfonso VII.

Perdón por el párrafo anterior, pero en ocasiones sale sin mi permiso el historiador que llevo dentro. Resumiendo, ahora sí, el mito compostelano, nacido y crecido a la sombra de necesidades e intereses políticos y economicos, se basa en un cuento chino. Perdón, en la fe.

Pero, ¿y si este no es un caso único? Voy a decirles una cosa, pero guardenme el secreto: la mayoría de las historias de santos y mártires no son, por decirlo suavemente, excesivamente veraces. Y no hace falta irse hasta Galicia para encontrar lugares que tienen como patronos a personas que difícilmente pudieron estar alguna vez allí. ¿Estoy hablando de Ávila?

Todo el mundo tranquilo, que no cunda el pánico. La Santa era de Ávila. (¿He oido suspiros de alivio en el sector turístico-religioso abulense?) No tengo ninguna duda de la abulensidad de Teresa de Jesús, aunque permítanme dudar de algunos episodios concretos de su vida (lo de la transverberación ha dado lugar a magnificas obras de artes pero…). Estamos aquí para hablar del segundo patrón de la ciudad: San Segundo, según la tradición, el primer obispo de Ávila.

¿Qué “sabemos” de San Segundo? Segundo fue uno de los siete varones apostólicos, discípulos de Santiago el Mayor, casualmente, ordenados en Roma por Pedro y Pablo con la misión de evangelizar la Hispania Romana. Los siete apostoles se repartieron por la península y Segundo llegó a Ávila donde se le considera su primer obispo. Su tumba sería encontrada en 1519 en la ermita de San Sebastián, hoy de San Segundo, durante unas reformas llevadas a cabo por la cofradía adscrita al templo. También sabemos que las fiestas en su honor son cada año peores, pero ese es otro tema.

Vayamos por partes. En primer lugar, ¿de dónde sale la historia de los varones apostólicos? Las primeras referencias que tenemos acerca de esta leyenda datan del siglo IX, a la sombra de los mitos compostelanos, aunque pudiesen responder a tradiciones mozarabes anteriores, y son definitivamente ampliadas a lo largo del S. X y fijadas en textos religiosos de los S. XII y XIII. Es decir, en el mejor de los casos, entre la llegada a España de Segundo y el relato escrito de su viaje median seis o siete siglos en los cuales no se habla de él ni de sus seis compañeros de viaje en ninguna fuente. Hay otro aspecto curioso sobre el que volveremos más tarde: los siete varones desembarcan en algún puerto cercano a la actual Guadix, desde la que se reparten el territorio a evangelizar. Ninguno de ellos se aleja más que unas leguas de Guadix, excepto San Segundo que decide recorrerse media península hasta Ávila. Luego volveremos a esto.

En segundo lugar ¿existía la ciudad cuando presuntamente Segundo vino a evangelizarnos? Sí, Ávila existía a mediados del siglo I. Posiblemente desde mediados del Siglo I a.C existiese en los límites de la actual ciudad un poblamiento estable aunque es muy difícil saber que entidad tenía el núcleo urbano a mediados del siglo primero, fecha en la que en teoría llegaría Segundo a la ciudad. Pero ¿qué pruebas tenemos de la cristianización de la ciudad? Ninguna. Es decir, si Segundo estuvo extendiendo la Palabra por la ciudad, su evangelización fue poco fructífera, por no decir que pasó desapercibida. No tenemos pruebas de la existencia en Ávila de cristianos hasta varios siglos después. Si aceptamos que Segundo fue el primer obispo de la ciudad, el segundo del que tenemos referencia sería Prisciliano, bien entrado el siglo IV. No tenemos tampoco evidencias arqueológicas de los ritos cristianos hasta época tardorromana (Fines S. III – S. IV).

Tercero, el hallazgo de los restos del Santo presenta también algunas sombras. Primero, porque hasta el S. XVI los restos de una personalidad de la altura de San Segundo, primer obispo de la ciudad, permanecen ocultos en una pequeña ermita dedicado a otro Santo. Segundo, porque según los relatos de los contemporaneos, los restos del santo aparecieron adornados con un cáliz y un anillo que pudieran fecharse en el S. XII-XIII, más o menos cuando, casualmente, debió construirse la Iglesia donde se encontraron. Tercero, la identificación de los restos humanos con el santo se hace a través de una inscripción en la que se lee “Sanctvs Secvndvs”, inscripción que, por supuesto, no se conserva ni aparece menciona en las fuentes más que de pasada.

Resumiendo, que a voy a ir acabando. A San Segundo lo situa en Ávila una fuente medieval de dudosa veracidad en el S. I d.C., momento en el que la ciudad existía, pero de su paso por ella no hay ninguna prueba y de su fe tampoco hasta varios siglos después. La única “prueba” que conservamos es el descubrimiento de su tumba, tras milenio y medio de olvido, en una iglesia dedicada a otro santo, tras una pared y con objetos del S. XII-XIII. Si aún no dudan de la veracidad de la historia, les voy a lanzar otro interrogante. ¿Y si la fuente original no hablase en ningún momento de Ávila? En la provincia de Almería, no muy lejos de Guadix, hay un pequeño pueblo de 1500 habitantes llamado Abla. Sus habitantes reciben, como los nacidos en Ávila, el nombre de abulenses. Como abulenses de Ávila ustedes habrán oído alguna vez aquello de la Obila vettona, la Abula romana y la Ávila cristiana medieval. Uno de los muchos interrogantes sin respuesta sobre el pasado de nuestra ciudad es la evolución de su nombre, y aunque ello da para un par de post, les puedo adelantar que si alguien visitó la ciudad en el S. I d.C posiblemente visitara un villorio romano llamado Avila (o Avela).

Si, en el caso de que llegase alguna vez a la península, el tal Segundo no salió nunca de Almería ¿qué pinta en Ávila? El error en la lectura de las fuentes es evidente: leyeron Abula, interpretaron que se refería a la ciudad castellana y se le imaginaron paseando por las orillas del Adaja. ¿Por qué? Como sucede con Santiago, la “invención” de San Segundo responde a motivos políticos y económicos. Por un lado, engrandecer la historia de la ciudad, como por otra parte hacían todas las ciudades y particulares en aquella época. Ser una de las primeras ciudades cristianizadas vestía un montón y todavía no tenían a La Santa para presumir ante el resto del mundo cristiano. Además, el descubrimiento se realiza poco antes de la efervescencia del movimiento comunero, en un barrio fuera del nucleo amurallado, posiblemente dedicado a actividades artesanas, por una cofradía formada por miembros de la pequeña burguesía manufacturera y comercial (los restos arqueológicos de las tenerías cercanas dan fe de la actividad de la zona). A los miembros de esta cofradía, contar con los restos del primer obispo les supondría una inyección de poder frente al Obispado que, desde el primer momento, lucha por llevar los restos del Santo a la Catedral.

En resumen, la historia de la invención de San Segundo tiene los mismos ingredientes que la de Santiago: poder, dinero y fe. ¿Diferencias? Bueno, en Compostela abrazan al santo y nosotros metemos un pañuelo blanco en su tumba. Quizá el gallego sea un poco más famoso… pero solo un poco.

PS.- Si alguien siente la perdida de San Segundo como referente cristiano o moral de la ciudad, le propongo un consuelo: quizá el que esté enterrado en Santiago sea Prisciliano, obispo de Ávila. Sí, era un hereje y le condenaron por ello, pero era nuestro hereje.

¡Más madera!

Como honrado ciudadano de occidente procuro reciclar siempre que puedo. El plástico por aquí, el cartón por allá, llévate de aquí estos vidrios…cada cosa a su sitio, que si contenedor verde, azul y amarillo. Correcto. Pero bueno, más allá de eso no es que servidor sea un tipo excelente: Gasto más luz de la que necesito, dejo el grifo abierto cuando me lavo los dientes, cojo el coche por vagancia mil veces y no recogí la bombilla que regalaba Miguel Sebastián. ¿Ecologista concienciado? Pues hombre…digamos que no soy demasiado hijoputa con el planeta, pero tampoco una cosa bárbara de simpático.

Y sin embargo hay cosas que no aguanto y hoy les voy a hablar de una de ellas. No sé bien si esto pasa también en Ávila o si pasa con la misma gravedad que en Valladolid. Hace un tiempo que no trabajo por la muralla y no podría asegurarlo. Pero donde sí pasa es en Pucela, como les decía. La capital, uuh, los malos, los centralistas. No me abandonen por hablar de Valladolid porque al fin y al cabo como abulenses financian desde su bolsillo el tema del que les voy a hablar.

Las notas de prensa interminables. Me explico. Uno agradece cuando llega a una presentación el recibir un pequeño dossier con el tema del que se trata. Pensemos en un fichaje de fútbol: Zutanito, 24 años. Ha jugado en el Duruelo FC donde destacó como extremo derecho. Internacional sub 14 con la selección de El Fresno. Altura, peso, teléfono de contacto para entrevistas. Extraordinario. Un folio con datos básicos y todos contentos. Un jefe de prensa majete, eficiente y fantástico.

El problema es que eso no es tan común como parece. Lo normal – y voy a dejar de hablar de fútbol para ir a lo que me interesa – es que llegues a una presentación de la Consejería de Insalubridad y te tengan preparado una fantástica presentación en Power Point, lo cual no estaría mal como tal si es para explicarse mejor. El problema es que además te lo reparten impreso en una carpetita fantástica a todo color, con los gráficos con sus barras correspondientes, Impact o similar tamaño 36, por supuesto a una sola cara y con subrayados y negritas por doquier por si el juntaletras resultara ser cortito sobre qué es lo importante que debes destacar en tu medio como noticia positiva para esta nuestra Comunidad.

Aunque la mayoría de los lectores seguramente no trabajen en una redacción, ya imaginarán que esos maravillosos dossieres interminables acaban antes del mediodía habitando en la papelera. Afortunadamente la tenemos de reciclaje.

No es que tenga mucho que ver la escena siguiente con todo lo que les he contado… pero seguro que esta pandilla sacaría buenos ratos fílmicos si se pasaran por Fuensaldaña. Bueno, por el edificio nuevo coqueto… ya me entienden.

Austeridad, recortes, etc. Ya conocen cuál es el eslogan de la temporada. El axioma de los nuevos tiempos. Paparruchas. Sí que es verdad que los dos centros neurálgicos más gastadores de papel han cambiado de manos en la última remodelación de gobierno. Les daremos un voto de confianza…y si no que alguien les quite la impresora o les prohiba comprar tinta. Ya saben que la tinta es sangre de unicornio. Cara no, lo siguiente.

De todos modos, y por si sirviera de algo, recuerdo que cualquier medio de comunicación tiene un correo electrónico. Para powerpoints, docs de más de 10 folios, gráficos de excel y garambainas varias, pueden usar el email.

Sobre todo si el informe lo remite la consejería del ramo. Del ramo del ramo propiamente.

Milinde

by_Illo

____

Nota de “Los 4 Palos”:

Incorporamos a Illo como viñetista de esta página y quinto palo ocasional cuando la ocasión lo requiera …aunque conociendo su heterodoxía seguramente solo aceptaría ser el 4´75 o el 5´22. Esperamos que os guste esta nueva propuesta.

En Ávila hay música: Llamalo X

Javier (guitarra y voz), Víctor (guitarra), Adrián (bajo) y Miguel (batería) son los componentes de Llamalo X (así, sin tilde). El martes tuve la oportunidad de tomar una cerveza con ellos y debo reconocer desde ya que me sorprendieron mucho. Son jóvenes, rondan los 20 años y ninguno los supera pero esa juventud no está reñida, ni mucho menos, con el buen hacer y es que, estos cuatro chicos, tienen las cosas muy claras.

Juntos desde 2005, excepto Víctor que fue el último en unirse a la formación, no han parado de evolucionar y hacer lo que más les gusta, Rock’n’Roll. Se confiesan seguidores de Platero y Tú, La Fuga, Extremoduro y otros grupos nacionales del palo, incluso los famosos Ñu fueron nombrados en algunos momentos de la conversación. Dos maquetas autoproducidas con muy pocos medios y mucho esfuerzo e ilusión. Me regalan una, suenan muy bien pero lo primero que escucho, y esto es en youtube, es una versión del tema ‘Al cantar’ de la banda bilbaína Platero y Tú. Debo decir que me tiembla el pulso al darle al play. No me fío. Platero es uno de los grupos que históricamente han sonado acompañando mi vida y tengo miedo no sea que destrocen la canción. A medida que el tema va avanzando se me va dibujando en la cara una sonrisa. Son muy buenos. Muy, muy buenos. Cuidan los detalles del tema, bordan las bases y los punteos, me sorprenden… y mucho. Si no fuese por la diferencia entre la voz de Javier y la de Fito habría creído estar escuchando a la banda original. Por supuesto, su maqueta no es menos y una vez escuchada debo reiterar que son muy buenos.

Tienen un sistema de trabajo consolidado, durante el invierno dedican su tiempo a la composición y preparación de canciones. En esta época el tiempo escasea más y los quehaceres de la vida personal, estudios, trabajos… no les permiten mucho más. En verano hacen todo lo posible por tocar y dar conciertos. Siete son los que tienen cerrados para este año y no descartan encontrar alguno más. Tienen claro que nadie regala nada dentro del mundo de la música y más claro aún que “no van a venir a nuestra puerta a ofrecernos el concierto de nuestra vida” por lo que no dudaron en moverse y contactar con los responsables municipales para obtener un hueco en las fiestas de La Santa de 2009 y telonear a Pig Noise, primer escenario ‘serio’ que reconocen haber pisado. El año pasado compartieron con Revancha (otro grupo local del que ya hablaremos) la víspera del concierto de Mark Knopfler en el mismo recinto en que actuaría el escocés en Hoyos del Espino para el certamen 2010 de Músicos en la Naturaleza y este año no han dudado en volver a solicitar al Ayuntamiento la oportunidad de caldear el ambiente antes de Rulo y la Contrabanda. Les ha salido bien. Anoche y durante una intensa hora deleitaron al público con sus temas y las versiones de Extremoduro, Platero, Barricada y una que me gustó especialmente por lo bien hecha que estaba y me refiero con esto al tema ‘Princesa’ de Joaquín Sabina que han sabido llevar al terreno del Rock’n’Roll con mucho estilo. Se les intuía entre el escaso público un ya surtido club de fans que no dejaron de corear las letras de cualquier cosa que cantasen aunque me dio algo de pena la falta de más gente que sí acudió hora y media más tarde a ver a Rulo.

No les pierdan la pista si les gusta el Rock’n’Roll, su juventud y su impecable trayectoria hasta el momento hacen pensar que tienen futuro y sinceramente espero que así sea.

Para contactar con el grupo existen varias vías. A su página en MySpace hay que añadir su página en facebook, tuenti, cuenta en twitter y canal propio en youtube. Por si acaso os dejo su correo electrónico llamaloxavila@hotmail.com.

En Ávila hay música y hoy Llamalo X pero más adelante le pondremos otros nombres.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.222 seguidores

%d personas les gusta esto: